Lima, 20 de febrero de 2009

 
   
 

Capilla “de la Antigua” de Catedral de Lima luce restaurada

En la actualidad, se puede apreciar en todo su esplendor y en su versión original el altar de la Capilla de “Nuestra Señora de la Antigua” de la Basílica Catedral de Lima, gracias a los trabajos de restauración y conservación, tanto de la estructura como las imágenes, por parte del taller de profesionales de la Iglesia Primada a cargo del ingeniero y restaurador, Manuel Palma Oquendo.

Los trabajos de restauración de la Capilla de “Nuestra Señora de la Antigua” tomaron un año, de abril de 2007 a abril de 2008. El taller de restauración de la Catedral de Lima está conformado por los profesionales: Ing. Manuel Palma, Lourdes Herrera, Raúl Palma, Lucero Herrera, Alfonso Márquez, Jorge Gallardo, José Carlos Palma, Carmen Delgado, Guadalupe Herrera y Freddy Pinedo.

En esta obra se ha invertido unos 50 mil dólares, que han sido financiados con los ingresos de la Catedral de Lima, gracias a la iniciativa del entonces secretario del Cardenal y actual Obispo Auxiliar de Lima Monseñor Raúl Chau Quispe. Anteriormente se hicieron otras restauraciones pero a través del aporte del Banco de Crédito del Perú.

Con la capilla “de la Antigua” ya son cinco las capillas de la Basílica Catedral que han sido restauradas, faltando por recuperar seis capillas más.

Capilla “de la Antigua” en Catedral de Lima

El retablo de “Nuestra Señora de la Antigua” de la Basílica Catedral de Lima de estilo neoclásico fue construido en 1796 y es atribuido al Pbro. Matías Maestro y Alegría.

En él se puede apreciar el lienzo “de la Antigua” de estilo barroco que data del siglo XVI. La pintura muestra a La Virgen en pie y posición frontal, vistiendo túnica y un manto que le cubre completamente la cabeza. Su rostro, de mirada al frente, aunque levemente girada hacia el Niño Jesús en una amable actitud. Además, sostiene delicadamente en su mano derecha una rosa, mientras carga en su brazo izquierdo al Niño, que juega con el jilguero. Sobre la cabeza, dos ángeles se disponen a coronarla, en tanto otro ángel, más arriba, extiende una cartela en la que se lee una frase evangélica.

En esta capilla se encuentran también dos estatuas de regular tamaño dedicadas a San Marcos y Santo Tomás.

En sus inicios el lienzo “de la Antigua” estuvo al lado derecho de la puerta del perdón (puerta principal), pero después fue reubicada a la capilla en la que se encuentra en la actualidad. “El cuadro de “Nuestra Señora de la Antigua” tuvieron que adecuarlo al retablo, por eso las características de ambas son diferentes, el altar es de estilo neoclásico y el lienzo es de estilo barroco”, señaló el Ing. Manuel Palma.

Condiciones en que estaba el retablo

La tradición cuenta que “Nuestra Señora de la Antigua” es la patrona de la Universidad Mayor de San Marcos.

Desde 1796 hasta la fecha hubo muchas intervenciones en el retablo “de la Antigua”, muchas de ellas han sido tan deficientes que han malogrado prácticamente el retablo. En todas estas etapas ha habido cuatro o cinco repintes, incluyendo el altar, las columnas y otros partes.

“El último repinte de 1951 dejó las columnas de diferentes colores (amarillo, rojo, etc.). Cada columna tenía un color que según los de la Universidad Mayor de San Marcos significaba una facultad determinada. Ellos pensaron que el retablo fue construido de esa manera, pero no, eso fue un repinte muy grosero”, comentó el ingeniero y restaurador.

La estructura es lo primero por restaurar

El Ing. Manuel Palma indicó que antes de liberar toda la pintura del retablo se tuvo que hacer un sistema de sostenimiento, porque la parte estructural estaba totalmente apolillada, es decir, no sostenía nada. Entonces, “los únicos que sostenían eran las columnas y el armazón, y como no eran soportes empezaron a crearse aberturas y estaba próxima a colapsar”.

En las intervenciones que hubo anteriormente no tocaron la parte estructural y eso es la parte más álgida para que permanezca el retablo. Varios de estos retablos han desaparecido porque no se ha trabajado en la parte de la estructura.

“Es por ello que es importante contar con un ingeniero en el equipo de restauración porque es él quien tiene que diseñar un sistema de sostenimiento de la parte estructural, de estabilización del retablo, para que después se pueda trabajar en la parte estética”, añadió.

Trabajo estético en el retablo

Al liberar todas las capas de repintes y barnices se pudo comprobar que gran parte del dorado también fue repintado. “Hemos encontrado hasta cuatro capas de pintura encima de los baños en pan de oro y de la pintura original, pero se mantienen algunos añadidos de la época barroca que no se pueden retirar”, explicó el profesional.

Comentó que hubo alguien que se le ocurrió pintar todos los dorados, marmoleados y columnas con unos colores que no iban con el retablo. “Por eso decían, que este retablo construido por Matías Maestro había desparecido, porque no había indicios de las características que tiene el neoclásico: el marmoleado”.

Por tal motivo, se ha liberado todos los repintes y se ha encontrado hermosas columnas marmoleadas, que son de madera pintadas con las características del mármol. “Con todo el trabajo que  ha realizado el equipo de restauración se ha llegado al original del retablo de Nuestra Señora de la Antigua. Todo lo que se observa en el retablo es original, todo el dorado que estaba repintado se puede ahora apreciar tal como estuvo en sus inicios”.

En definitiva, el trabajo de restauración del altar de “Nuestra Señora de la Antigua”  ha consistido en liberar, encontrar los originales y reintegrar los colores que había en el retablo.

Importancia de la restauración

La importancia de la restauración radica en recuperar lo hermoso que han construido los imaginarios como el Pbro. Matías Maestro y Alegría quien fue un gran retablista, arquitecto y  pintor.

Para el Ing. Manuel Palma con estos trabajos de restauración de las capillas se puede apreciar lo que es el arte en los retablos y conllevará a que los turistas o las personas que visiten la Catedral se sientan contentos de saber que están contribuyendo con recuperar y conservar el arte religioso de la Iglesia Primada.

Historia “de la Antigua”

La imagen matriz de “Nuestra Señora de la Antigua”, de la que son copia todas las demás entronizadas en iglesias de medio mundo, es una pintura mural de la Virgen María de pie y con Jesús Niño en sus brazos sobre fondo dorado, de influencia bizantina y autor desconocido. La plasmó en una pared de la antigua mezquita mayor almohade de Sevilla.

Abierta al culto cristiano por el rey Fernando III “el Santo” en 1248 tan pronto reconquistó la ciudad y convertida en catedral, siglo y medio más tarde acordó el cabildo derribarla y levantar sobre su solar la actual; pero conservando el muro pintado con la Virgen para reconstruirlo en el nuevo templo mayor. Otro siglo de obras y al fin pudo disponer la imagen de una digna capilla, cobrando desde entonces el nombre “de la Antigua” por su procedencia de la antigua mezquita-catedral.

A Lima llegó en 1544 la primera copia de la pintura, enviada por el canónigo arcediano de la catedral sevillana, Juan Federegui.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]