Lima, 26 de julio de 2009

 
   
 

“Hay que morir al pecado, cada día”

El Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne presidió la Santa Eucaristía por la Fiesta del apóstol Santiago, en la parroquia del mismo nombre en Surco, el último sábado 25 de julio.

El Pastor de Lima, durante su homilía, exhortó a los fieles de esta tradicional parroquia de Santiago de Surco cuyo santo patrono es Santiago apóstol a descubrir el amor de Jesús en el martirio, muriendo cada día un poquito al pecado.

“Morir a esa comodidad, flojera, sensualidad, soberbia, egoísmo, cólera, pecado. Hay que morir un poquito a esos placeres de la carne día a día, con la virtud. No hay que tener miedo al amor de Jesús que viene en el martirio, aquel sacrificio por el cual Dios te puede pedir hasta la vida”, reflexionó.

Finalmente, el Arzobispo de Lima invitó a la comunidad de Santiago Apóstol a continuar ilusionándose con la propuesta de vida cristiana que nos ofrece Jesús, a ejemplo del Apóstol Santiago.

“Todos quisiéramos tener el privilegio de ser escogidos por Jesús para estar más cercanos. Todos tenemos esa ilusión: Jesús ojalá que pudiéramos ser escogidos por ti y acercarnos más a tus pensamientos y deseos”.

“Jesús, que esté yo más cerca de ti. Y para estar más cerca, llevemos en el cuerpo la muerte de Jesús. Que la valentía de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo”, culminó.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]