Lima, 13 de junio de 2009

 
   
 

“Madre Teresa de la Cruz Candamo, enamorada de la Eucaristía”

El sábado 13 de junio, vísperas de la Solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo, el Arzobispo de Lima presidió la Santa Misa de Acción de Gracias a Dios por Madre Teresa de la Cruz Candamo Álvarez Calderón (1875 – 1953), fundadora de la Congregación Canonesas de la Cruz y recientemente declarada venerable, paso previo para ser declarada beata.

Durante su homilía, el Cardenal Cipriani reconoció la virtud de Madre Teresa de la Cruz Candamo de tener un amor predilecto a Jesús en la Eucaristía.

“Madre Teresa de la Cruz Candamo fue una profunda enamorada de la Eucaristía, siempre vio la cruz en medio de la Eucaristía. Por eso, puso especial empeño en cuidar la liturgia que es la belleza a través de la cual se expresa la fe. Por eso, pienso que ella nos dice: amen a Jesús en la Eucaristía, cuiden la Eucaristía, pongan más amor en esos momentos de adoración al Santísimo, vuelvan a dedicar horas a la contemplación y así verán abundadísimos frutos”, mencionó.

En otro momento, el Cardenal Cipriani dijo que el testimonio de Madre Teresa de la Cruz Candamo es un buen ejemplo que todos los fieles debemos seguir.

“Esa llamada universal a la santidad se nos vuelve a poner delante de nuestra alma. ¿Buscas la santidad en ese amor a Dios? No está de ninguna manera en contra de esa santidad las circunstancias en que uno vive, la santidad también tiene su dimensión humana”, señaló.

Finalmente, exhortó a la familia de las Canonesas de la Cruz a estudiar más las obras de su fundadora.

“Por eso, esta congregación religiosa tiene un tesoro en sus manos, el amor a la cruz, a la Eucaristía, el cuidado de la liturgia y volver una y mil veces sobre las obras escritas por la madre. No hay nada que refundar, el carisma se lo da Dios a los fundadores, hay que conocerlos, obedecerlos y venerarlos, ahí está el tesoro de la gracia”, culminó.

Concelebraron con el Cardenal Cipriani, los tres obispos Auxiliares de Lima; así como obispos de la Conferencia Episcopal Peruana, y sacerdotes de la Arquidiócesis de Lima.

Como se recuerda, el último 3 de abril, el Papa Benedicto XVI autorizó a la Congregación para las Causas de los Santos, la promulgación de los decretos del reconocimiento de las virtudes heroicas, primer paso hacia la beatificación de Teresa de la Cruz Candamo.

Ahora, el paso a seguir para que Teresa de la Cruz sea beatificada es el reconocimiento de que Dios realice un milagro por su intercesión y que no pueda ser explicable desde el punto de vista científico; y quien recibe el milagro debe quedar totalmente restablecido de la enfermedad en cuestión; y, el efecto del milagro debe ser definitivo.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]