Lima, 14 de junio de 2009

 
   
 

Miles de fieles piden por un “Perú Eucarístico” en Corpus Christi

“Que la devoción al Santísimo Sacramento se plasme en la vida del país, para que cada uno de nosotros seamos sembradores de la paz, de la alegría y así haremos de nuestro país un “Perú Eucarístico”, pidió el Cardenal Juan Luis Cipriani en la Santa Misa que celebró por la Solemnidad del Corpus Christi, en el Atrio de la Basílica Catedral el domingo 14 de junio.

Al término de la Santa Misa, el Pastor de Lima presidió una multitudinaria procesión donde impartió la bendición con el Santísimo Sacramento alrededor de la Plaza de Armas, donde pidió por la Patria, por todos los peruanos, por las víctimas de la violencia en la Selva peruana y en la Selva ayacuchana así como por la Iglesia y los sacerdotes, a pocos días del inicio del Año sacerdotal que empezará el próximo viernes 19, en la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús.

El Arzobispo de Lima manifestó que “en el interior de cada persona hay una lucha diaria entre ese bien de la vida de Cristo y el mal de la vida del pecado. De esa lucha, brota la alegría, la paz, la justicia, la unidad, el cariño, la familia y los hijos; o, brota la violencia, la mentira, el odio, el abuso y esa primera fractura va en contra de la Eucaristía”.

En ese sentido, afirmó que “la persona eucarística es sembradora de paz, de gozo, de alegría, de unidad, de amor a la familia y de amor a la vida, es un sembrador de Cristo”.

La Eucaristía nos ayuda a ser sembradores de paz, veracidad y reconciliación

Mencionó también que “cuando pensamos en nuestros hermanos de las alturas del sur andino que pasan esta terrible época del friaje o cuando contemplamos esa variedad infinita de peruanos de la selva, de la sierra y de la costa ¿Qué quiere decir Eucaristía para todos ellos? Quiere decir sacramento de unión en Cristo; y, ese Cristo nos pide a todos que seamos sembradores de paz, de veracidad y de reconciliación”.

Con motivo del Año Sacerdotal, a iniciarse el próximo 19 de junio, el Cardenal Cipriani pidió a los sacerdotes de la Arquidiócesis de Lima “ser sacerdotes eucarísticos, porque ahí está todo el contenido de la identidad sacerdotal”.

La Iglesia debe predicar la verdad de Cristo

El Cardenal Cipriani señaló que la Gran Misión de Lima (que lleva a cabo la Misión Continental de Aparecida, convocada por el Papa Benedicto XVI) va caminando con mucho amor de Dios con diferentes iniciativas en las parroquias, en las hermandades, en los diferentes movimientos, en las casas religiosas y en los colegios y “Jesús sembrador maravilloso va poniendo en las almas alegría, entrega y bondad”.

“No dejemos que esa nube pesimista llena de mentira y de violencia nos impida ver la alegría del amor hermoso”, expresó el Arzobispo de Lima.

El Pastor de Lima afirmó que la Iglesia debe dedicarse a predicar la verdad de Cristo y no las alternativas de una u otra persona. “Llevemos a Cristo, llevemos los sacramentos a la vida de cada hombre y mujer del Perú y dejemos a esa libertad en lo opinable para que los laicos, asumiendo sus responsabilidades, puedan escoger diversos caminos; pero, ninguno de violencia, ni de mentiras, sino caminos de progreso”.

“¡Quédate con nosotros, Jesús!, entrégate a nosotros y danos el pan que nos alimenta para la vida eterna. Libera a este mundo del veneno del mal, de la violencia y el odio que contaminan las conciencias”, concluyó el Cardenal Juan Luis Cipriani.

Concelebraron con el Primado de la Iglesia en el Perú; los tres Obispos Auxiliares de Lima, los obispos eméritos de Juli y Chachapoyas así como numerosos sacerdotes de la Arquidiócesis de Lima.

Finalizada la Misa, la Custodia con el Santísimo partió en procesión desde la Catedral de Lima en un anda rodante, siguiendo su recorrido por la Plaza de Armas, que estuvo adornada con coloridas alfombras de flores confeccionadas por las hermandades y parroquias de Lima, quienes participaron por tercer año consecutivo del Concurso Arquidiocesano de Alfombras Florales; y, en la que ocupó el primer puesto la Orden de los Mercedarios, mientras que la Hermandad del Señor de los Milagros de Miraflores quedó en segundo lugar.
   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]