Lima, 21 de junio de 2009

 
   
 

Cardenal Cipriani invoca a vivir una cruzada por la verdad

El Cardenal Juan Luis Cipriani presidió la celebración del Corpus Christi Andino, con una Santa Misa en la Basílica Catedral, a la que acudieron miles de fieles de la comunidad quechua hablante residente en Lima y cerca de medio centenar de hermandades que llevaron a sus santos patronos hasta la Iglesia Primada para acompañar al “Taita” Jesucristo en la Eucaristía, el domingo 21 de junio.

Durante su homilía, el Cardenal Juan Luis Cipriani invitó a los hermanos quechua hablantes a reconocer, estar orgullosos y difundir la fe que heredaron de sus ancestros, continuando la devoción de cada uno por su Santo Patrón.

“Es un momento para que cada uno haga un poco de memoria, porque toda esta piedad y amor se ve reflejado en las imágenes, en la devoción que viene de sus pueblos de los Andes. Piensen un poquito para que reciban el tesoro de la fe que han heredado y lo pasen a sus hijos”, exhortó.

Amar y vivir en la verdad

El Pastor de Lima animó a buscar y apreciar la verdad en la vida cotidiana, porque una vida honesta es la que quiere Jesucristo. “¿Cuántas veces discutes en tu casa, en el trabajo, en las calles porque mientes? Te animo, puedes tener errores, problemas, cometer pecados, pero ¡no seas mentiroso! Cuida, aprecia y premia la verdad, la verdad cuesta, no es fácil”, mencionó.

“¡No seamos cobardes! Decir la verdad cuesta, pero da mucha paz. Uno de los grandes problemas en el mundo de hoy es que no se dice la verdad y la gente se siente maltratada. Colabora con Jesús, procurando siempre decir la verdad, vivir en la verdad y exigir la verdad. Esa vida honesta es la que quiere Cristo”, prosiguió el Arzobispo de Lima.

El Cardenal Cipriani exhortó a los fieles a orar mucho por los sacerdotes y obispos en el Año Sacerdotal que la Iglesia Católica acaba de empezar a iniciativa del Papa Benedicto XVI; y a seguir de manera especial las enseñanzas del recordado Padre Juan Serpa Meneses, Vicario Episcopal de los Quechua hablantes, que murió en diciembre del año pasado.

“Él, (P. Serpa) escuchará cómo estamos reunidos para rezar por él y también para seguir sus enseñanzas, él les enseñaba a portarse bien, sigamos esa huella”, animó.

“Acudan a la mamacha María”

Finalmente, el Pastor de Lima, invocó a las mujeres quechua hablantes a ser fuertes con sus esposos y mantener la firmeza del hogar, acudiendo a María. “La mujer es la que cuida a los hijos, la que mantiene la fe de los pueblos, acudan a la Virgen María, la mamacha, ella les dará fuerza, cariño, comprensión, para quererse cada día más”, culminó.

Concelebraron con el Cardenal Cipriani; el Padre Luis Ayala, Vicario Episcopal de los Quechua hablantes, y el Padre César Colque, vicario parroquial de Nuestra Señora de Montserrat y San Sebastián.
   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]