Lima, 04 de marzo de 2009

 
   
 

La Hermandad del Señor de los Milagros en la Gran Misión de Lima

Conversamos con Monseñor Pedro Hidalgo, Director Espiritual de la Hermandad del Señor de los Milagros, quien reflexionó sobre la preparación que están llevando los miembros de la hermandad con ocasión de la Gran Misión de Lima, la cual “despierta el sentido de compromiso que ser miembro de la Hermandad del Señor de los Milagros, no solo es cargar la imagen del Señor, sino de poder dar un mayor testimonio de la fe”.

¿Cuál es labor que viene efectuando como director espiritual de la Hermandad del Señor de los Milagros de cara a la Gran Misión de Lima?

Desde la segunda semana de junio hasta agosto de 2008, tuvimos en la Hermandad del Señor de los Milagros, la Escuela de Misioneros, en ella participaron 240 hermanos, aproximadamente. Ellos fueron formados para ser luego los agentes de misión en la hermandad.

Ese ha sido el primer momento, la creación de esa Escuela de Misioneros en la Hermandad y seguirla personalmente todos los jueves de esos meses. Ha sido muy interesante ver la perseverancia de tantos hermanos y hermanas y su preocupación por conocer más su fe.

El siguiente paso ha sido el efecto de multiplicación que estos hermanos y hermanas tendrían que producir en sus respectivas cuadrillas y grupos. La Hermandad del Señor de los Milagros está formada por veinte cuadrillas; dos grupos: el de sahumadoras y el de cantoras; y la rama de hermanos honorarios. Hay, pues, 23 estamentos dentro de la hermandad.

Estos 23 grupos humanos se reúnen mensualmente. Con los Capataces de Cuadrillas y Jefas de Grupo acordamos que en esa reunión mensual -que en el lenguaje de la Hermandad es llamada Asamblea de Cuadrilla o Grupo- algunos de los que han seguido la Escuela de Misioneros transmitieran los temas que se explicaron en la Escuela de Misioneros. Así, el primer momento es esta formación hacia dentro de la Hermandad; aquellos que han sido formados van a intentar ir formando a los demás, al menos en la Asamblea mensual. Además, algunos han asumido el compromiso de usar otros momentos para compartir el conocimiento de la fe católica adquirido en la Escuela de Misioneros.

Cabe señalar que se dejó a la iniciativa libre de cada cuadrilla o grupo lo que ellos podían plantear para multiplicar las enseñanzas recibidas. Se les sugirió cosas, algunos dijeron que antes de la misa de los sábados, y además, antes de la asamblea, y en algún otro momento se juntaron para ir formándose y consolidando su fe en base a los temas que ofrece la Guía de animación de la Gran Misión. Ese ha sido otro nivel formativo en la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas.

Algunas cuadrillas pidieron la presencia directa del director espiritual en el encuentro, en la misma cuadrilla. Esto no es posible porque hay que pensar que son 23 estamentos en la hermandad y esto supone 23 noches, por ende, significa que casi un mes se abandonaría todos los días la parroquia Santiago Apóstol, en la cual soy párroco. Pero sí, se ha acudido a algunas cuadrillas, en la medida que el tiempo lo ha permitido, a tener un encuentro con los hermanos. Estos encuentros han sido siempre momentos gratos de compartir la fe.

¿Qué actos de piedad han realizado como Hermandad del Señor de los Milagros en la Gran Misión de Lima?

También, secundando el esfuerzo de la Gran Misión se intentó que en las festividades del mes de octubre algunas cuadrillas tuvieran algunos gestos de difusión de la fe. Por ejemplo, dos cuadrillas hicieron una gran distribución de más de cinco mil rosarios con una guía para poder rezarlo. Este fue el compromiso de estas cuadrillas, ofrecer algo de sí para permitir que gratuitamente los fieles puedan tener un acceso a saber cómo se reza el Santo Rosario y dispongan de un rosario.

Otros escogieron la visita a enfermos durante el mes de octubre. Como sabemos, muchos enfermos valoran el tener una imagen, una estampa del Señor de los Milagros o las flores de las andas del Cristo Moreno. Un par de cuadrillas, después de que ellos llevaron en sus hombros las andas del Señor, fueron algunos a hospitales a tener este gesto de caridad con los enfermos.

Otros cambiaron el estilo de homenajes al Señor de los Milagros. Normalmente, cada cuadrilla busca durante alguno de los días de la procesión realizar lo que se llama “homenaje”, en el cual se coloca un estrado, asisten los familiares y amigos de los hermanos, conjuntos de música criolla para cantarle al Señor. El año pasado se buscó un nuevo formato de homenaje que algunas cuadrillas asumieron. En vez de ser solo la música criolla y las flores que se entregan, fue hacer un momento oracional, es decir, mientras llegaban las andas del Señor, alguien iba dirigiendo una oración, se iba haciendo un momento de reflexión; no sonó ya tanto la música criolla, sino música de reflexión y de la liturgia, como para que ese momento se configurase como momento de oración y reflexión.
 
Se ha intentado crear en la Hermandad una mística que permita que el hermano se sienta no solo como alguien que carga la imagen del Señor en la procesión, sino que fuera o dentro del contexto de procesión siente la necesidad de difundir algo y ser testigo de la fe.

¿Qué actos de solidaridad y de voluntariado ha realizado la Hermandad del Señor de los Milagros dentro de la Gran Misión de Lima?

En la época de Navidad la mayor parte de cuadrillas tuvieron un acto solidario. Dentro de este marco de la Gran Misión se ubicó lugares en donde se hizo un momento de compartir, de entrega de regalos y una chocolatada, pero también se llevó el mensaje cristiano a través de algún medio que cada quien va buscando.

Esta formación para la Gran Misión despertó el sentido, presente en algunos, mas necesitado de avivarse, de que su compromiso de ser miembro de la Hermandad del Señor de los Milagros, no solo es un compromiso de cargar la imagen del Señor, sino de poder dar un mayor testimonio de la fe.

Para este 2009, estamos pensando tener antes de octubre un momento más masivo en que toda la Hermandad se comprometa en la difusión de la fe y el amor al Señor. Posiblemente se visite diversos lugares y se haga un momento de oración en diversos puntos de Lima y junto con ello una distribución de imágenes del Señor de los Milagros a las familias. Esto probablemente será en el mes de agosto.

En conclusión, estamos terminando de afinar un plan que permita que los hermanos se sientan más comprometidos en la difusión de su fe.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]