Lima, 18 de mayo de 2009

 
   
 

Benedicto XVI recibe a obispos peruanos en “Visita Ad Limina”

Tras recibir a los obispos del Perú, hoy lunes 18 de mayo en El Vaticano en el marco de la “Visita Ad Limina Apostolorum”, el Papa Benedicto XVI los animó a mirar con esperanza e ilusión el porvenir; a trabajar unidos para mostrar el verdadero rostro de la Iglesia y a socorrer a los peruanos más desfavorecidos.

“Pienso ahora, sobre todo, en los peruanos que carecen de trabajo y de adecuadas prestaciones educativas y sanitarias, o en los que viven en los suburbios de las grandes ciudades y en zonas recónditas. Pienso, asimismo, en aquellos que han caído en manos de la drogadicción o la violencia. No podemos desentendernos de estos hermanos nuestros más débiles y queridos por Dios, teniendo siempre presente que la caridad de Cristo nos apremia”, expresó el Papa.

Al referirse al impulso dado a la Misión Continental de Aparecida, el Santo Padre expresó “Se trata de relanzar el espíritu misionero, no por temor al futuro, sino porque la Iglesia es una realidad dinámica y el verdadero discípulo de Jesucristo goza transmitiendo gratuitamente a otros su divina Palabra y compartiendo con ellos el amor que brota de su costado abierto en la cruz”.

“Os exhorto a convocar a todas las fuerzas vivas de vuestras Diócesis, para que caminen desde Cristo irradiando siempre la luz de su rostro, en particular a los hermanos que, tal vez por sentirse poco valorados o no suficientemente atendidos en sus necesidades espirituales y materiales, buscan en otras experiencias religiosas respuestas a sus inquietudes”, dijo.

El Santo Padre animó a trabajar unidos a los obispos, conscientes que esa unidad se  “debe construir y perfeccionar incesantemente, sin rendirse ante las dificultades objetivas y subjetivas, con el propósito de mostrar el verdadero rostro de la Iglesia católica, una y única”.

“La unidad auténtica en la Iglesia es siempre fuente inagotable de espíritu evangelizador”, comentó.

La “Visita Ad Limina Apostolorum” la realizan los obispos de cada país cada cinco años; y, en ella, cada obispo da cuenta al Vicario de Cristo del trabajo desarrollado en su diócesis. La última visita Ad Limina de obispos peruanos se efectuó en junio de 2002 ante Juan Pablo II.

Misa en Basílica de San Pablo de Extramuros en el marco del Año Paulino

Hoy lunes 18 de mayo a las 5:00 pm hora de Roma (10:00 am hora de Perú) el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne presidirá una Misa en la Basílica de San Pablo Extramuros, donde según la tradición cristiana fue enterrado el apóstol San Pablo y la cual será concelebrada por todos los obispos peruanos que participan en la “Visita Ad Limina Apostolorum”.

Esta Misa tiene un significado especial pues la Iglesia católica celebra en el 2009, el Año Jubilar Paulino, al conmemorar los dos mil años del nacimiento del Apóstol San Pablo. A la celebración litúrgica han sido invitados los peruanos residentes en Roma así como los sacerdotes, religiosos y religiosas que estudian o trabajan en las universidades pontificias y en el Vaticano. La Basílica de San Pablo Extramuros es la segunda Basílica más grande de Roma, después de San Pedro.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]