Lima, 31 de mayo de 2009

 
   
 

“El Espíritu Santo es el alma que le da vida a la Iglesia”

El Cardenal Juan Luis Cipriani presidió el domingo 31 de mayo la Santa Misa en la Solemnidad de Pentecostés en la Basílica Catedral, conmemorando la venida del Espíritu Santo sobre la Virgen María y los Apóstoles.

En su homilía, el Arzobispo de Lima recordó que “el Espíritu Santo es el alma que le da vida a la Iglesia”.

Mencionó la importancia que tiene para un cristiano morir cada día a los pecados personales, caprichos y rebeldías para que el Señor habite en nuestras almas, para ser otro Cristo con nuestras palabras, en el trabajo, en la familia, en los estudios o con la enfermedad.

“Que sea otro Cristo porque el Espíritu Santo es quien habla y piensa por mí”, añadió.

El Cardenal Cipriani señaló que el Espíritu Santo está con nosotros cuando oramos, meditamos, nos acercamos a la confesión y a la comunión.

“Esa voz, consejo y recuerdo es el Espíritu Santo que habla, pero la gran pregunta es: ¿Crees en el Espíritu Santo?”.

Invitó a los fieles a conocer más a la Tercera Persona de la Santísima Trinidad, “en nuestros momentos de oración dile: “Espíritu Santo ilumina mi pensamiento, quita de mí esos malos deseos, dame esa fuerza, riega ese corazón que a veces está árido, fortalece ese cuerpo que a veces se doblega ante la enfermedad, dame paz”; y, verás como el Espíritu Santo cumple con su deber.

“El Espíritu Santo nos enseña una manera de vivir que para el cristiano no es de este mundo, aunque viva en el mundo, va camino hacia la vida eterna, al cielo”, dijo el Pastor de Lima.

Manifestó que el Espíritu Santo quiere que despertemos y busquemos la amistad con él, quiere que recordemos que toda nuestra vida arranca en la cruz de Cristo, en la presencia de Jesús en la Eucaristía y que Él ha venido para salvarnos.

Bendición Apostólica del Santo Padre al Perú

El Cardenal Juan Luis Cipriani comentó que tras participar en la visita “Ad Limina Apostolorum” en Roma, el Santo Padre envió la bendición a todos los peruanos y nos tiene muy cerca con su oración y cariño.

“También nosotros seamos obedientes, amemos en la oración y con obras al Vicario de Cristo, Benedicto XVI”, concluyó.

Concelebró con el Cardenal Juan Luis Cipriani; Monseñor Adriano Tomasi Travaglia, uno de los obispos auxiliares de Lima.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]