Lima, 25 de noviembre de 2009

 
   
 

Entrevista al Padre Ricardo Fernández: “Dios nos pide más, a todos”

El Padre Ricardo Fernández Sanabria es uno de los siete nuevos sacerdotes de la Arquidiócesis de Lima, que se ordenaron el último domingo junto a seis diáconos. Antes de ingresar al Seminario, estudió y se graduó como Licenciado en Obstetricia.

En esta entrevista, el Padre Ricardo, nacido en Huancayo y el menor de tres hermanos, da un mensaje alentador a los muchachos que sienten el llamado a seguir a Jesús, los anima a no ser cómodos y nos cuenta por qué vale la pena seguir la vocación sacerdotal.

Hoy miércoles 25 de noviembre a las 7 de la noche, en la Parroquia “San Norberto”, de la Urbanización Santa Catalina, distrito de La Victoria, celebrará su primera misa.

Teniendo una carrera profesional y un futuro por delante, ¿por qué dejarlo todo para ser sacerdote?

Creo que la respuesta es el Amor, cuando uno ama lo deja todo, y a todos. Si encuentras el amor de tu vida, el único amor, te entregas totalmente con todo tu ser, ya no importa que dejas atrás: una carrera, unos proyectos... Es difícil mantener encendido ese amor, pero sólo se explica porque nuestro amor se une al Amor de Cristo por nosotros, es en ese Amor que nos entregamos.

Siempre me encantó mi carrera de obstetra: participar en la alegría de la madre que da a luz una vida, es maravilloso. Pero Dios nos pide más, a todos. Sólo si amas comprendes el porqué, aunque nunca del todo, pues siempre permanece el ¿porqué a mi? Pero si Dios lo da, Él lo sostendrá.

¿Qué significa para ti ser sacerdote?

Significa un don inmerecido, significa prestar mi ser, dar mi ser al mismo Cristo para que Él, y no yo, siga actuando y derramando su gracia en nuestro mundo. Y considero que es un gran regalo de Dios haber recibido el sacramento del orden sacerdotal en este Año Sacerdotal convocado por nuestro querido Papa Benedicto XVI. Sólo se explica desde Dios, que nunca se deja ganar en generosidad.

¿Qué recomendarías a los jóvenes que sienten ese llamado de Dios y no se atreven a entregarse a Dios? 

Que no tengan miedo de amar de verdad, de enfrentarse a esta sociedad “comodona”. El amor y la verdad deben ir juntos, no un amor lleno de emociones superficiales sino un amor verdadero, por el que te entregas, y ese Amor sí existe.

Lo que también les puedo decir es que no se enreden en tratar de saber con seguridad si están llamados o no, eso lo sabe sólo Dios, y lo manifestará a través de sus medios (sacerdotes). Que no se enreden, y se lancen “ya” a dejarse amar por Dios.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]