Lima, 29 de noviembre de 2009

 
   
 

Cardenal Cipriani invita a prepararse bien para navidad

El Cardenal Juan Luis Cipriani invitó a los fieles a comprometerse a hacer un buen examen de conciencia para estar bien preparados espiritualmente para la Navidad. Esta exhortación la dirigió durante la Santa Misa que presidió el I Domingo de Adviento, en la Basílica Catedral de Lima, el 29 de noviembre.

“La Iglesia quiere que en estas cuatro semanas, en medio del trabajo cotidiano de cada uno, se piense más en esa esperanza del nacimiento de Jesús, el Redentor y quien perdona los pecados. En la Navidad viene la Verdad, el Príncipe de la Paz, el autor de la Vida. El Nacimiento de Jesús inaugura muchos ambientes de nuestra vida”, señaló.

Como se recuerda, la Iglesia Católica inicia el Año Litúrgico con el Tiempo de Adviento, que consta de cuatro semanas. En ese sentido, el Pastor de Lima bendijo la Corona de Adviento, la cual contiene cuatro velas, cada una de ellas se encenderá cada domingo. Las velas representan la esperanza del pueblo cristiano de cara al nacimiento de Jesús.

Obsequios más austeros

El Pastor de Lima mencionó que en esta Navidad la familia cobra un lugar muy importante. Por ello, animó a los padres de familia a educar a los hijos en la austeridad, para que no pidan regalos excesivamente costosos, sino que prioricen en obsequios que sean útiles en la vida cotidiana.

“No dejen que los niños y jóvenes quieran regalos cada vez más caros, es una escuela mala. Pidan ropa, o algo que necesitan para la vida diaria. Eduquen a sus hijos en la austeridad”, señaló.

Finalmente, instó a las parroquias, colegios, universidades y medios de comunicación a establecer cruzadas de ayuda por Navidad. De tal manera que todas las personas, especialmente los niños más pobres del país, tengan un regalo por Navidad, y vean que a través de estas iniciativas el Niño Jesús verdaderamente se hace presente en el Perú.

“El camino para llegar a Jesús son los sacramentos: la confesión, la comunión, acompañar a Santa María con el rezo del Santo Rosario, compartir con otros hogares, enfermos, ancianos, niños. Que en cada hogar, parroquia, colegio, universidad, medios de comunicación haya un gesto de amor con el que no tiene”, culminó.

Participaron en la Santa Misa un numeroso grupo de fieles de la Vicaría Episcopal II de la Arquidiócesis de Lima, quienes peregrinaron a la Iglesia Primada para ganar indulgencias en el marco del Año Sacerdotal.
   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]