Lima, 05 de octubre de 2009

 
   
 

Arzobispo de Lima ordena tres nuevos diáconos redentoristas

El Cardenal Juan Luis Cipriani ordenó tres nuevos diáconos de la congregación Santísimo Redentor (Padres Misioneros Redentoristas) en la solemne Eucaristía que presidió en el Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en el Rímac, el domingo 04 de octubre.

Durante su homilía, el Arzobispo de Lima recordó a los tres nuevos diáconos: Nel Carrera, Donato Díaz y Erick Luján que la Iglesia les pide en primer lugar comprometerse fervientemente con esa llamada a la santidad, procurando tener orden en sus obligaciones como clérigos.

“La santidad requiere la virtud del orden, para tener disciplina en el horario, la asistencia a los actos de la comunidad. Requiere orden también en los sentimientos y pensamientos. Cada día tendrán que esforzarse para que Jesús vaya tomando sus almas, los vaya limpiando y adornando”, mencionó.

Vivir la castidad sacerdotal

El Pastor de Lima también pidió a los tres nuevos diáconos y a todos los sacerdotes redentoristas ser fieles a la castidad, para preservar el cuerpo para Dios.
 
“Más mortificación para que el pecado vaya muriendo en la vida de cada uno de ustedes. Dios nos pide todo a nosotros sacerdotes y diáconos, somos especialmente preparados para el amor, un amor apasionado a Jesús, a su madre bendita, a la Iglesia, y a las almas por Cristo. No se dejen dominar por ese mundo del consumo, placer y comodidad; sean sinceros, siempre es tiempo para volver a empezar, para encontrar el perdón de Dios, ¡ayúdense!”, recomendó.

Asimismo, pidió a todos los fieles que participaron de la Eucaristía, cuidar a los sacerdotes redentoristas, para que continúen su trabajo en las zonas más pobres de la arquidiócesis, anunciando el Evangelio a los pobres, según su carisma.

Cuidar la Santa Eucaristía

El Cardenal Cipriani también pidió a todos los miembros de la familia redentorista un especial cuidado a la Santa Eucaristía, a los ornamentos y manteles litúrgicos.

“Quiero encomendarles la Eucaristía, que la gente vea que creen y lo verán por sus actos: si saben arrodillarse delante del Santísimo, si saben exponerlo con respeto. Cuiden el Sagrario, los ornamentos y manteles, no tiene nada que ver la pobreza con la suciedad, se puede ser muy pobre y limpio, que el culto al Señor sea limpio”, señaló.

Finalmente, exhortó a todos los religiosos, diáconos y sacerdotes redentoristas a usar su hábito que es conocido en toda la sierra peruana, como signo del amor que el pueblo peruano le tiene a las misiones redentoristas.

Concelebraron con el Arzobispo de Lima; el Superior Viceprovincial Redentorista. Padre Francisco Arias, CSSR.; el Rector del Seminario San Alfonso, Padre Marcelino Yangali CSSR; así como sacerdotes de la familia redentorista.
   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]