Lima, 30 de octubre de 2009

 
   
 

Misa en las Nazarenas del Arzobispado de Lima

Trabajadores y colaboradores del Arzobispado de Lima participaron de una Santa Misa el viernes 30 de octubre, que fue celebrada por Monseñor Raúl Chau, Obispo Auxiliar de Lima en el Santuario de las Nazarenas.

En su homilía, Monseñor Chau recordó la importancia de la conversión personal a través del arrepentimiento de los pecados y de ser mejores personas para ganarnos un lugar en el cielo, donde no habrá mayor felicidad que contemplar a Dios.

“El Señor de los Milagros no ha venido a condenarnos sino a darnos su perdón y misericordia. El ha venido a dar su vida por nosotros y a decirnos que aunque seas el único, ha muerto por ti”, señaló.

En la Eucaristía se pidió especialmente por la salud de Paola Querevalú, de la oficina de Logística del Arzobispado de Lima. También por las intenciones de los colaboradores y trabajadores del Arzobispado de Lima.

Concelebraron junto a Monseñor Raúl Chau; el Padre Jaime Calvo, de la Oficina de Pastoral del Arzobispado; el Padre Jorge López, promotor de Justicia del Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis de Lima y el Padre Alfonso Gibu, OFM. Vicario de Religiosos de la Arquidiócesis.
   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]