Lima, 07 de setiembre de 2009

 
   
 

Bendición de Capilla del Arzobispado de Lima

“Que el Señor bendiga este oratorio con todas las bendiciones del cielo para que nos mantenga a todos los que trabajamos en esta curia arzobispal siempre unidos a Él, para que este lugar de oración y meditación nos ayude a trabajar mejor, a santificar nuestro trabajo y a ser también elementos de comunión y de fraternidad con todas las personas que nos visitan”, expresó el Cardenal Juan Luis Cipriani a los obispos, sacerdotes y trabajadores que participaron en la bendición de la Capilla de la sede del Arzobispado de Lima, el lunes 7 de setiembre.

El Arzobispo de Lima afirmó que hay una diferencia muy grande desde el momento en que está Cristo vivo en el Sagrario con su cuerpo, sangre, alma y divinidad. Esta verdad misteriosa es el centro de toda la vida del cristiano.

“A partir de ahora que tendremos a Jesús en nuestra casa de trabajo, les pido a todos unos instantes al empezar su labores, a lo largo del día o antes de retirarse para que el Señor  presida todo el esfuerzo que hacemos aquí para ayudar a la Iglesia en Lima; y, ofrezcamos el trabajo, purifiquemos la intención y siempre sepamos que aquí está el dueño de casa, el Señor”, exhortó.

El Cardenal Cipriani manifestó que la presencia real de Cristo tiene que ser un esfuerzo diario para recordar que nuestro Dios vive, es persona y salva uno a uno. “Por eso, todo lo que trabajamos y organizamos se apoya en esa experiencia personal de amor con Dios”.

Señaló que siempre donde está Jesús, María está a su lado, y al respecto, añadió que hoy hay un buen grupo trabajando por esa Cruzada de Oración del Rosario en el mundo entero. Lo que nos da mucha paz es que estamos siguiendo la indicación que María ha hecho al mundo, porque siempre que Ella ha venido a la tierra nos ha puesto el Rosario y nos ha recordado que es el camino para ir a su Hijo.

“Por eso, no nos confundamos en este mundo lleno de ruido, pero con poco fundamento. Hay muchas ideas, planes y programas, pero falta la convicción de creer o no creer. Porque si creemos que está aquí Jesús, debemos visitarlo y estar muy contentos de dejar a Jesús aquí entre nosotros”, dijo el Pastor de Lima.

Finalmente, el Arzobispo de Lima agradeció a todos lo que han colaborado en preparar esta capilla y “a partir de hoy nuestra casa es diferente”, añadió.

Participaron en la ceremonia de bendición de la Capilla los tres obispos auxiliares de Lima, Monseñor Adriano Tomasi; Monseñor Guillermo Abanto y Monseñor Raúl Chau; el Vicario General de la Arquidiócesis, Monseñor Octavio Casaverde; el canciller del Arzobispado de Lima, Monseñor Alberto Maraví y sacerdotes de la Curia Arzobispal, así como el Director del Apostolado del Rosario en Familia a nivel internacional, Padre Jaime Phalan, CSC., quien estuvo acompañado de otros 17 directores de otros países quienes se encuentran en nuestra capital.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]