Lima, 19 de setiembre de 2009

 
   
 

Misa por el Aniversario de la Independencia de Chile

Con motivo del 199º Aniversario de la Independencia de la República de Chile, el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne celebró el sábado 19 de setiembre una Misa de Acción de Gracias en la Parroquia Nuestra Señora del Pilar, en San Isidro, a la cual asistieron el Embajador de Chile en nuestro país, Fabio Vío, autoridades diplomáticas y residentes de la colonia chilena en Lima.

El Pastor de Lima señaló que las relaciones humanas, la cercanía, la amistad, la solidaridad entre nuestras comunidades y pueblos son muy intensas; y, no se deben reducir nunca a posibles intereses coyunturales que innecesariamente enrarecen las relaciones entre Perú y Chile.

“Pienso que una palabra de cordura, una reflexión sincera nos debe llevar a observar un mayor silencio y avanzar por los caminos de madurez para que haya un verdadero proceso de integración”, expresó.

El Cardenal Cipriani también  manifestó que no es fácil entender que esa promoción de la integración regional, que es un deber de nuestros pueblos, este planteamiento tan positivo y esperanzador se vea empañado por una innecesaria tendencia a la compra de armas de un país y de otro.

“¿Serán los ideales respetables que todo país tiene lo que motiva esto? ¿Serán los intereses de los comerciantes de armas? ¿Será una geopolítica que sigue sin respetar a Latinoamérica desde otras grandes potencias?”, preguntó el Arzobispo de Lima.

El Pastor de Lima mencionó que siguiendo lo que nos enseña la Doctrina Social de Iglesia vale la pena reflexionar con profundidad y serenidad estos temas, porque nuestros pueblos merecen una esperanza y un futuro, no solo en lo material sino en lo espiritual.

“Recordemos ese llamado que nos hizo años atrás el recordado Juan Pablo II, de esforzarnos en pacificar los ánimos, moderar las tensiones, superar las divisiones y sanar las heridas que se hayan podido abrir entre hermanos cuando se agudiza el contraste de las soluciones en el campo de lo opinable, buscando, por el contrario, estar unidos en lo que es esencial, la paz entre nuestros pueblos”, concluyó el Cardenal Cipriani.

La Misa de Acción de Gracias también contó con la presencia del alcalde de San Isidro, Antonio Meier, quien estuvo acompañado de su esposa, Gladys Zender.
   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]