Lima, 22 de setiembre de 2009

 
   
 

Jesús constantemente te dice, “sígueme”

“En los tiempos actuales, Jesús está dando muchas vueltas por las calles, y nos dice “sígueme” al invitarnos a vivir bien en tu familia, a estudiar y trabajar con honradez”, exhortó el Cardenal Juan Luís Cipriani en la Santa Misa que presidió en la parroquia San Juan Macías, celebrando la fiesta del Santo Patrón de la comunidad parroquial, el último lunes 21 de septiembre.

Durante su homilía, el Pastor de Lima animó a los fieles de la comunidad a seguir el ejemplo de su santo patrón, San Juan Macías, de enamorarse y responder a ese “sígueme” de Jesús con obras concretas.

“San Juan Macías buscaba a Jesús entre los pobres, los niños, los enfermos, los que estaban con problemas. Los santos fueron hombres como nosotros, pero cuando había que levantarse temprano, madrugaban; cuando estaban cansados, iban a visitar al amigo; cuando no tenían nada, lo poco que tenían se lo daban al que lo necesitaba”, reflexionó.

Del mismo modo, recordó que ese “sígueme” es principalmente un llamado para los pecadores y quienes están más alejados de Dios. “El sígueme es especialmente fuerte para los pecadores. ¿Quién nos ha dicho que en la Iglesia solo están los santos?, ¡mentira!”, mencionó.

Congreso Eucarístico Mariano en el 2010

En otro momento, el Pastor de Lima anunció la realización del Congreso Eucarístico Mariano a celebrarse el próximo año, en el marco de la Gran Misión de Lima. “El año que viene vamos a llevar a cabo un Congreso Eucarístico Mariano muy grande, con mucha gente porque queremos que en Lima, Ciudad Eucarística, una multitud le diga a Jesús cuánto le quiere, le respeta y le ama; y como Jesús siempre está junto a María, será un Congreso Eucarístico y Mariano”, resaltó.

Concelebraron con el Arzobispo de Lima, el párroco Padre Raúl Pereyra; y el Padre Braulio Espinoza, vicario parroquial. Participó en la celebración litúrgica el Alcalde del distrito de San Luis, Dr. Fernando Durand.

Tras los pasos de San Juan Macías

San Juan Macías nació el 2 de marzo de 1585 en Ribera del Fresno, villa de Extremadura en la diócesis de Plasencia, España. Recibe el nombre de “Macías”, porque así se les conocía en España a los pastores.

Viajó a América del Sur, repartió todo lo que tenía entre los pobres y se preparó para entrar a la Orden de Predicadores en el convento de dominicos de Santa María Magdalena. Tomó los hábitos el 23 de enero de 1622.

Su vida en el convento estuvo marcada por la profunda oración, la penitencia y la caridad. Ocupó el cargo de portero y este fue el lugar de su santificación. Partió a la Casa del Padre el 16 de septiembre de 1645 y fue canonizado el 28 de septiembre de 1975 por el Santo Padre Pablo VI.
   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]