homilías

Misa Crismal: «Jesús funda nuestro sacerdocio»

Acompañado de sacerdotes, párrocos, seminaristas y una multitud de fieles, el Arzobispo de Lima Carlos Castillo presidió la Santa Misa Crismal en la Basílica Catedral de Lima. En esta celebración se renuevan lo votos sacerdotales, se consagra el santo crisma, el óleo de los enfermos y el óleo de los catecúmenos.

«Hermanos y hermanas, especialmente hermanos en el sacerdocio. En este pueblo sacerdotal que formamos, venimos a iniciar nuestro triduo pascual, pidiéndole al Señor que nos suscite dentro de esta semana todas esas cualidades profundas de Jesús, que caminó haciendo el bien y, que en esta semana decisiva, fundó para nosotros el corazón de nuestra fe«.

Dios quiere vivir y morar en nosotros

Durante la homilía, Monseñor Castillo se dirigió a todo el presbiterio para recordar que “Jesús funda nuestro sacerdocio y hace posible que toda la capacidad de ungir se deposite en nosotros para transparentarla y darla, no para reservarla como si fuera una caja de ahorros, un tesoro que no se puede compartir con nadie. No somos negociantes de la unción, somos transmisores fieles de la unción del Señor y de su espíritu”.

«Yahvé es el Dios de Israel que vino a entregarse por nosotros gratuita y generosamente. Ese Dios quiere vivir y morar en nosotros. Por esa razón cuando el Señor dice que el ‘Espíritu de Dios está sobre mi porque me ha ungido’, no solamente ha estado sobre él, sino que ha penetrado y se ha realizado una maravilla«, añadió.

Ungidos para ungir

Monseñor Castillo manifestó que “el día de hoy el Papa Francisco al decir que somos ungidos para ungir. Ha dicho que los sacerdotes tenemos tres gracias: la gracia del seguimiento del pueblo, la gracia de la maravilla del pueblo y la gracia del discernimiento del pueblo”.

“Dios permanece en la persona y siempre es fuente de esperanza para ella, es el Dios que nunca se separa de nosotros. Si no acompañamos a nuestro pueblo, entonces no somos verdaderos sacerdotes. Por eso les pido que juntos nos ayudemos a superar el clericalismo que el Papa Francisco viene denunciando«, agregó.

Seguir y amar al pastor

Por su parte, Monseñor Nicola Girasoli, Nuncio Apostólico del Perú, señaló que “seguir y amar al pastor, es seguir y amar a Jesús, por eso el Papa hoy en la Basílica de San Pedro nos ha dicho que amemos y sigamos a nuestros pastores, y estamos felices porque hoy por primera vez Monseñor Castillo ha presidido la Misa Crismal, y todos nos comprometemos a seguirlo, pero sobretodo a quererlo y amarlo”.

Finalmente, Mons. Girasoli presentó a los dos Obispos Auxiliares Electos de Lima, Mons. Guillermo Elías y Mons. Ricardo Rodríguez: «Estamos agradecidos con el Papa Francisco porque acaba de nombrar a nuestros dos Obispos Auxiliares. Son sacerdotes del clero diocesano, son sacerdotes hermanos entre hermanos, y ayudarán a nuestro Arzobispo».

«Hoy el Papa nos ha dicho que el pueblo sacerdotal, el pueblo de reyes, es un pueblo que sigue y ama al pastor, y nosotros nos comprometemos delante de Dios a seguir a nuestro arzobispo Carlos. Seguir y amar al pastor es seguir y amar a Jesús«, agregó.