Mundo

Papa Franciso recibe a Monseñor Miguel Cabrejos en Roma

Esta mañana, el Santo Padre recibió en audiencia privada en el Palacio Apostólico del Vaticano.al Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte.

La reunión con el Santo Padre, que fue calificada por Monseñor Cabrejos como muy cordial y muy positiva, se produce a un mes de la elección del Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), organismo de comunión, reflexión, colaboración y servicio a las 22 Conferencias Episcopales que se sitúan desde México hasta el Cabo de Hornos, incluyendo el Caribe y las Antillas.

Mons. Cabrejos afirmó que el CELAM está empeñado en un proceso de reestructuración no sólo administrativa, sino que se trata de una puesta en consonancia con el pensamiento del Papa Francisco. Reconoció los aportes que la Iglesia Latinoamericana ha dado a la Iglesia universal, a lo largo de las últimas décadas con las asambleas de Río de Janeiro, Medellín, Puebla, Santo Domingo y Aparecida y que continúa dando en la preparación del Sínodo Especial para la Amazonía.

Problemas de las sociedades de América Latina

Para el Arzobispo de Trujillo, el primer problema es el migratorio, que afecta a la población venezolana, que busca futuro en países de Sudamérica. También están los problemas sociopolíticos que afectan a Nicaragua y Haití, y en tercer lugar, la corrupción.

El prelado insistió en la falta de coherencia de católicos que están en cargos públicos, quienes se dejan corromper.

Protagonismo a mujeres y jóvenes en la Iglesia

Mons. Cabrejos afirmó que en la asamblea del CELAM se abordó el tema de la mujer y de cómo crear mecanismos de protección eficaces. Recordó la importancia de la mujer en la vida eclesial. Hizo memoria sobre la presencia de las mujeres en la Biblia y de cómo ellas participan en la vida de sus sociedades. “Hay que incrementar el apoyo que el genio femenino hace y puede hacer en la Iglesia”, insistió.

También consideró que “es necesaria una mayor creatividad de los pastores y de los laicos para potenciar una participación mayor de los jóvenes. Hoy no se puede pensar una Iglesia sin laicos, sin jóvenes y sin mujeres”, subrayó.

Como se recuerda, esta es la primera vez que un peruano asume la presidencia del CELAM desde su creación en el año 1955.