Actividades

Gran Serenata de Juan Diego Flórez en la Plaza Mayor de Lima

Juan Diego Flórez llevó cultura musical con ‘Serenata al Perú’. En el marco de las celebraciones por Fiestas Patrias y la creación de un nuevo proyecto educativo musical, el tenor peruano se presentó la noche del domingo en la Plaza de Armas en un concierto gratuito que convocó a multitudes.

El concierto contó con la participación de la Orquesta Sinfónica y Coro Juvenil de Sinfonía por el Perú, organización creada por el reconocido tenor peruano con el objetivo de brindar a niños y jóvenes a formarse musicalmente.

Minutos antes de iniciar el recital, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Mons. Carlos Castillo, expresó que la Iglesia está para abrir las puertas a los grandes proyectos sociales:

«La Iglesia debe estar ahí, acompañando a nuestros jóvenes y promoviendo sus talentos. Cuando hacemos las cosas con generosidad, gratuitas, con alegría, entusiasmo y amor, nuestro país mejora y estamos contentos. Quería decirles que la Iglesia va a apoyar la obra de Juan Diego, por ahí me dicen que no tienen terreno, y en el Arzobispado de Lima estamos dispuestos a apoyar y a encontrar ese terreno para que pueda entregarse en cesión en uso», comentó.

Por su parte, el tenor peruano anunció la próxima creación del Centro Internacional de Excelencia Musical Sinfonía por el Perú, una escuela superior de música para jóvenes en edad universitaria que contará con el apoyo del Arzobispado de Lima:

“Queremos ser un centro de la excelencia musical, un centro que contará con los mejores profesores, la mejor infraestructura y tecnología al servicio de los niños y jóvenes que menos tienen. No solo quería contarles este maravilloso sueño, sino también que estamos haciendo realidad este sueño del Centro Internacional de Excelencia Musical con voluntad, con ahínco y perseverancia por los niños”, expresó.

Serenata al Perú

El concierto inició con la presentación de la Orquesta Sinfónica y Coro Juvenil de Sinfonía por el Perú bajo la dirección de Hugo Carrio. Tras la obertura de «El Murciélago» de Strauss, Juan Diego Flórez apareció en escena y entonó «Nessun dorma». Luego de su magnífica interpretación de la ópera de Giacomo Puccini, Flórez continuó con el clásico «La donna é mobile», y «Granada» de Agustín Lara.

El tenor peruano saludó al presidente de la República, Martín Vizcarra; al alcalde de Lima, Jorge Muñoz; a la primera dama, Maribel Díaz Cabello, a la vice presidente, Mercedes Aráoz; y a Monseñor Nicola Girasoli, Nuncio apostólico en el Perú.

Después de un breve descanso, Flórez interpretó un popurrí criollo: «Cuando llora mi guitarra», «Odiame» y «José Antonio», seguidos por las marineras «La Veguera» y «Zaña». El coro y orquesta juvenil, vestidos todos de elegante tono negro, tocaron «Amanecer Andino» de Daniel Alomía Robles y entonaron en idioma quechua «Hanaq Pachap», un himno a la virgen María creado en 1621, según anotó Flórez.

La «Serenata al Perú» no podía estar completa sin incluir los famosos huaynos del Cusco, «Ojos Azules» y «Valicha», así como el «Cóndor Pasa», los «Mambos» y finalmente «El Alcatraz» de la música afroperuana.