Actividades

Un camino sinodal con los jóvenes – Vicaría de la Pastoral Juvenil

El Padre Jesús Mendoza, Vicario Episcopal de la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Lima, y el Padre César Oré, asesor diocesano de la Pastoral Juvenil de Lima, participaron en la reciente edición del programa Diálogo de Fe para abordar el tema de la presencia de los jóvenes en la Iglesia.

Dios se acerca a la realidad para mostrarnos su amor

“Cristo  ha venido con un propósito, a salvar a sus hermanos, y para eso tendrá que pasar la cruz, morir y resucitar – comentó Jesús Mendoza – esa es la fuerza del espíritu de Cristo que hace patente el amor misericordioso del Padre de los cielos a nosotros sus hijos, que pasaremos siempre un momento de cruz, nuestra muerte, pero lo grato es que cuando resucitemos estemos con él, frente a él y con él”

Por su parte, el Padre César Oré explicó que la mejor manera de comprender el amor de Dios es “cuando uno lo experimenta, porque Dios en sí es amor, y cuando nosotros nos encontramos con el Señor vamos comprendiendo cómo es ese amor que envuelve a la persona humana, que transforma. Dios se acerca a cada realidad en la cual nosotros estamos para mostrar su cercanía”.

Dios nos levanta y nos da esperanza

Jesús nos entrega de manera generosa “el amor de Dios para darlo también a la otra persona, entonces ahí se hace misericordia con el otro, cuando uno no anda por la vida buscando juzgar a los demás, sino cuando se descubre que Dios viene a levantarte y te abre una esperanza, mira más allá, ve hacia adelante.”

“Siempre hay algo que tenemos nosotros, que es el Espíritu de Dios que nos anima, que es la fe, la fuerza de la fe y la fuerza del amor en las cosas que tenemos que hacer porque nuestra última meta realmente es la patria celestial”.

La fe católica implica una dimensión personal y comunitaria

“El cristiano en este mundo tiene una razón para existir, ayudar al hermano en la caridad y al servicio y en la entrega, si es hasta dar la propia vida para que este viva, hay que hacerlo, y el cristiano tiene que curar las heridas de sus hermanos como también aprender a curarse las suyas, darse al otro porque se ha quedado sin fuerzas”, comentó el Vicario de la pastoral juvenil.

Seamos cada día protagonistas de Dios, ayudando al caído, levantándolo y caminando y acompañándolo, es parte de nuestra vida cristiana.

P. Jesús Mendoza

En esa misma línea, el padre Oré añadió que “la fe católica implica una dimensión personal pero también comunitaria, el hacerse con los demás hermanos, sentirse hermano de los demás, mirar hacia los otros, porque el amor es amar al otro como Cristo nos ha amado, un amor sin medida.”

La presencia de jóvenes en el mundo

Para el Padre Jesús “el joven el día de hoy tiene que ser constructor de su destino, pero tiene que hacerlo con el espíritu de fe, de amor que lo llama. Habrá muchas tentaciones, muchas pruebas en este mundo, pero el joven y cada uno de nosotros tenemos que siempre tomarnos de la fe. A pesar del dolor, de la persecución, del martirio y de las pruebas, de la presión del mundo, es posible levantarnos y caminar hacia el Padre”.

«En los jóvenes siempre hay un despertar de alegría que no se debe quedar solo en entusiasmo sino que va ayudando en esa profundidad de entendimiento de la realidad de otros que también van acercándose a Jesús y que ayudan a transformar a la sociedad, porque una presencia de jóvenes en el mundo nos ayuda a todos a tratar siempre de renovarnos», expresó César Oré.

«Se trata de un camino Sinodal – agregó – caminamos juntos hacia el Señor, vamos discerniendo, y vamos nosotros dentro de la vida juvenil, creativamente, dando expresiones de ese encuentro con el Señor en cada realidad, el deporte es una de ellas, la cultura, la danza, diferentes expresiones pero en la que los jóvenes son protagonistas».

Encuentro Latinoamericano de Pastoral Juvenil en Lima

En otro momento, los representantes de la Vicaría de la Pastoral Juvenil se refirieron a la próxima asamblea juvenil que se celebrará en nuestro país en el mes de noviembre y reunirá a obispos, asesores y jóvenes de las comisiones nacionales de Pastoral Juvenil de toda América Latina y el Caribe:

«Vienen alrededor de 200 jóvenes que pertenecen a las pastorales juveniles de sus diócesis, vienen asesores de pastoral juvenil para ayudarnos a descubrir cómo el joven tiene que ser protagonista dentro de la Iglesia», comentó César Oré.