Vaticano

María nos invita a levantar la mirada – Papa Francisco

“La fiesta de la Asunción de María es una llamada para todos, especialmente para cuantos están afligidos por dudas y tristezas, y viven con la mirada dirigida hacia abajo”, comentó el Papa Francisco en la Solemnidad de la Beata Virgen.

Ante los afligidos que viven con la mirada dirigida hacia abajo, “persiguiendo cosas de poca importancia: prejuicios, rencores, rivalidades, envidias, bienes materiales superfluos”, el Papa recuerda que María invita a levantar la mirada a las «grandes cosas» que el Señor ha realizado en ella:

“Cada vez que tomamos el Rosario en nuestras manos y le rezamos, damos un paso adelante, hacia la gran meta de la vida”. Dejémonos atraer por la verdadera belleza, no nos dejemos absorber por las pequeñas cosas de la vida, sino escojamos la grandeza del cielo. Que la Santa Virgen, Puerta al cielo, nos ayude a mirar cada día con confianza y alegría allá, donde está nuestra verdadera casa”.

María pequeña y humilde es asunta al cielo

En otro momento, el Sumo Pontífice recordó que “María es asunta al cielo: pequeña y humilde, es la primera en recibir la más alta gloria. Ella, que es una criatura humana, una de nosotros, alcanza la eternidad en alma y cuerpo”.

Allí (en el cielo) nos espera como una madre espera que sus hijos vuelvan a casa

“Nosotros estamos en camino, peregrinos a la casa de allá arriba. Hoy miramos a María y vemos la meta. Vemos que una criatura ha sido asumida a la gloria de Jesucristo resucitado, y esa criatura sólo podía ser ella, la Madre del Redentor”, concluyó.