Actividades

Mons. Cabrejos a Obispos del Perú: “Sean animadores del Evangelio y acompañen al pueblo”

En el inicio de la 115ª Asamblea Plenaria del Episcopado Peruano, Monseñor Miguel Cabrejos OFM, Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), presidió la Celebración Eucarística en compañía de los obispos del Perú, en la Parroquia San Antonio de Padua, en el distrito de Jesús María.

También se hicieron presentes el Cardenal Pedro Barreto, Arzobispo de Huancayo y Primer Vice Presidente de la CEP; Mons. Carlos Castillo, Arzobispo de Lima y Primado del Perú; Mons. Nicola Girasoli, Nuncio Apostólico en el Perú; los obispos Auxiliares de Lima, Mons. Rodríguez y Mons. Elías; Mons. Robert Prevost, Obispo de Chiclayo y Segundo Vice Presidente de la CEP; Mons. Norberto Strotmann, Obispo de Chosica y Secretario General de la CEP;

Durante su homilía, Mons. Cabrejos destacó la importancia de “vivir el Evangelio en el orden social, cultural, económico, político y en el mundo de las comunicaciones”.

También resaltó las “características indispensables en el ser y en el actuar de cada Obispo” empezando por ser “animador del Evangelio”, porque un obispo debe  “acompañar al pueblo de Dios en sus desafíos y angustias”, pero teniendo en cuenta que el acompañamiento “no debe ser impersonal, sino al estilo de Jesús, con compasión y sanando heridas”.

“La tercera característica es servir”– expresó el Presidente del CELAM – “ejercer el ministerio con el corazón propio y siendo humilde es un reto, pero es una forma de gobierno verdaderamente única en el mundo”.

Otra característica mencionada por el Obispo es el discernimiento: “discernir requiere tiempo, paciencia y la ayuda incesante del Espíritu Santo, ante la complejidad de los asuntos que se nos presentan diariamente” – y agregó que el discernimiento es necesario para “conocer la voluntad de Dios”.

Para finalizar, el Arzobispo de Trujillo hizo énfasis en que la única forma que tienen los Obispos de mostrar su gran amor a Dios es “amando inmensamente a sus ovejas, a su pueblo, no hay otra forma”.

Al concluir la Celebración Eucarística, los 52 Obispos de las 46 jurisdicciones eclesiásticas del Perú se dirigieron a la sede de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), para dar inicio a las sesiones de la 115ª Asamblea Plenaria donde los Obispos trabajarán sobre diversos temas, en espíritu de comunión y sinodalidad, por el bien de la Iglesia, y analizarán, también, los últimos acontecimientos que vive el país.