Papa Francisco

Ante la pandemia del virus, unamos nuestras voces al cielo

Al finalizar la oración mariana, el Papa Francisco invitó, en este tiempo de prueba por el coronavirus, a recitar juntos el Padre Nuestro el próximo miércoles 25 de marzo al mediodía y con la misma intención, convocó a un momento de oración, por él presidido, el próximo viernes 27 de marzo, a las 18 horas, en el atrio de la Basílica de San Pedro.

“Invito a todos los Jefes de las Iglesias y a los líderes de todas las Comunidades Cristianas, junto con todos los cristianos de las distintas confesiones, a invocar al Altísimo y Dios Omnipotente, recitando contemporáneamente la oración que nos enseñó Jesús Nuestro Señor”: fueron las palabras del Papa este domingo 22 de marzo después de la oración mariana del Ángelus, en un “momento de prueba en que la humanidad tiembla por la amenaza de la pandemia”.

Francisco invita a dos momentos de oración ante esta emergencia mundial: el primero, es el miércoles 25 de marzo al mediodía, para recitar juntos el Padre Nuestro, día en que muchos cristianos recuerdan el anuncio a la Virgen María de la Encarnación del Verbo.

Que el Señor escuche la oración unánime de todos sus discípulos que se preparan a celebrar la victoria de Cristo resucitado.

Con la misma intención, el Papa anuncia también que presidirá un momento de oración en el Sagrato de la Basílica de San Pedro, con la plaza vacía,  el próximo viernes 27 de marzo, a las 18 horas. “Desde ahora – dice –  invito a todos a participar espiritualmente a través de los medios de comunicación”.

Escucharemos la Palabra de Dios, elevaremos nuestra súplica, adoraremos al Santísimo Sacramento, con el que al final daré la Bendición Urbi et Orbi, a la cual se adjuntará la posibilidad de recibir la indulgencia plenaria. Queremos responder a la pandemia del virus con la universalidad de la oración,  de la compasión, de la ternura. Permanezcamos unidos. Hagamos sentir nuestra cercanía con las personas más solas y exhaustas. 

Universalidad de la oración y cercanía a todos

Francisco insta además a permanecer “unidos” y a hacer sentir nuestra “cercanía” a todos los que se están debatiendo en primera línea para ayudarnos y protegernos en esta emergencia:

“Nuestra cercanía a los médicos, a los agentes sanitarios, enfermeras y enfermeros, voluntarios… Nuestra cercanía a las autoridades que deben tomar medidas duras, pero por nuestro bien. Nuestra cercanía a los policías, a los soldados en la calle que siempre tratan de mantener el orden, que se cumplan las cosas que el gobierno nos pide que hagamos por el bien de todos. Cercanía a todos.”

Indulgencia plenaria en la oración del 27 de marzo

Poco después del término del Ángelus, la Oficina de Prensa de la Santa Sede emitió un comunicado para reiterar algunas particularidades del evento del 27 de marzo, para el cual Francisco, “en este tiempo de emergencia para la humanidad” invita a “los católicos de todo el mundo a unirse espiritualmente en oración con él”.

El comunicado precisa que “la oración del Santo Padre podrá ser seguida en directo a través de los medios y se concluirá con la Bendición eucarística que será impartida ‘Urbi et Orbi’ a través de los medios de comunicación”.

“A todos aquellos que se unirán espiritualmente a este momento de oración a través de los medios de comunicación será concedida la indulgencia plenaria según las condiciones previstas por el reciente decreto de la Penitenciaría Apostólica”.