Actividades

Mons. Guillermo Elías: “Abrirnos a la revelación de Dios en medio de la dificultad”

Refiriéndose al Evangelio de San Juan (Jn 9, 1-41) de este IV Domingo de Cuaresma, Monseñor Elías explicó que la sanación de un hombre ciego manifiesta la gloria de Dios y elimina toda idea de un Dios castigador y vengativo: “Este episodio de la curación del ciego, nos ofrece en este tiempo tan especial para nuestro mundo, algunas reflexiones que convendría tenerlas presentes hoy más que nunca” – agregó.

Al sanar al ciego, Jesús deja claro que no hay relación entre el pecado y la enfermedad, o cualquier desgracia física o espiritual que podríamos estar viviendo

Guillermo Elías también señaló que el ciego de nacimiento “fue capaz de hacer ese camino hacia la profesión de una fe profunda en Jesús”, que a lo largo de la historia nos revela su identidad, su querer, el querer de nuestro Padre Dios.

Tenemos que abrirnos a la revelación de ese Dios que es amor y se manifiesta en la dificultad, especialmente en este tiempo de incertidumbre y dolor

El Obispo Auxiliar de Lima indicó que las realidades complejas que vivimos son las que más nos cuesta entender y ver: “la mayor ceguera no es la ceguera física, sino esa ceguera espiritual que no nos deja mirar más allá de lo evidente, una ceguera que me impide reconocer el actuar de Dios aun cuando está patente en medio de nosotros, en nuestra realidad” – acotó.

Esta cuaresma nos habla de la ceguera ¿Estoy viendo lo que realmente es esencial? Cuántos ahora, en este momento de tribulación, recién entendemos el sentido de las cosas, el sentido de la vida, el sentido del tiempo, el sentido del amor, el sentido de la familia, ésa es la peor ceguera en la que muchos de nosotros estuvimos.

Finalmente, Monseñor Elías hizo un llamado a respetar este tiempo de cuarentena con prudencia, meditación y oración: “Desde tu casa, con tu familia alrededor, quizás sola o solo, en el hospital, te recuerdo que este camino a la pascua es diferente al de otros años, pero es también un tiempo que nos invita a guardar silencio para encontrar la luz de Dios en medio de las dificultades que vive nuestro país. Que el Señor nos guíe y que todos logremos recobrar la luz”.