Arquidiócesis

Mons. Castillo en el Día del Maestro: evangelizar con vocación de servicio

En el marco de las celebraciones por el Día del Maestro, Monseñor Carlos Castillo presidió una Eucaristía en Catedral de Lima junto al Movimiento Equipo Docentes del Perú (EDOP). Nuestro arzobispo recordó que enseñar no es lo mismo que transmitir conocimientos, sino que es un acto de amor que hacemos con vocación de servicio.

Monseñor Castillo hizo hincapié en los problemas más apremiantes que debemos superar como sociedad, entre ellos, los prejuicios y la incapacidad de reconocer el valor que tiene cada persona. En ese sentido, la experiencia de los maestros es de vital importancia porque, a través de la pedagogía, acompañan a sus alumnos en un camino paciente y progresivo hacia el descubrimiento de sus capacidades y destrezas.

Este camino de la pedagogía también lo encontramos en Jesús, que nos manifestó que Dios está escondido en la historia y se va revelando progresivamente, acompañando a la humanidad en las situaciones de crisis y educándola desde la realidad. Por lo tanto, la mejor manera de redescubrir a Dios es prestando atención a lo que sucede en nuestro alrededor.

«Mientras que la mayoría de religiones nos dicen que para encontrar a Dios hay que mirar al cielo, la fe cristiana nos dice que podemos rastrear a Dios en la historia, en los acontecimientos, en los problemas y en el sufrimiento de la gente», manifestó el Prelado.

Diálogo y capacidad crítica para recuperar el norte

En otro momento, el arzobispo de Lima recordó que los maestros tienen la misión de promover espacios de diálogo y reflexión que nos ayuden a profundizar las cosas, superando la idea de una educación bancaria y fomentando la capacidad crítica.

«Hemos creado un mundo basado en una racionalidad aparentemente estable y perfecta, pero la racionalidad matemática o científica no es suficiente para resolver la enorme crisis de valores que estamos viviendo. Necesitamos ir al fondo de las cosas para recuperar el norte y volver al fundamento de nuestra humanidad», acotó.

En ese sentido, la Iglesita también se encuentra en ese proceso de renovación para continuar su misión evangelizadora desde la sinodalidad, teniendo en cuenta el aporte de todos.

Vivamos el compromiso de una educación liberadora que propicie una sociedad democrática, inclusiva y fraterna.

Movimiento Equipo Docentes del Perú (EDOP)

La Misa por el Día del Maestro fue concelebrada por el Padre Ernesto Cavassa, el Padre Humberto Boulangé, el Padre Santiago Vallebuona y el Padre Alexander Espitia.

Central telefónica
(511)2037700