Evangelio del Día

Evangelio del Día
Jun - 2021
DomLunMarMieJueVieS√°b
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930

Primera lectura

Lectura del libro del Génesis (Gn 13, 2. 5-18)

Abr√°n era muy rico en ganado, plata y oro. Tambi√©n Lot, que acompa√Īaba a Abr√°n, pose√≠a ovejas, vacas y tiendas; de modo que ya no pod√≠an vivir juntos en el pa√≠s, porque sus posesiones eran inmensas y ya no cab√≠an juntos. Por ello surgieron disputas entre los pastores de Abr√°n y los de Lot. En aquel tiempo cananeos y fereceos ocupaban el pa√≠s. Abr√°n dijo a Lot: No haya disputas entre nosotros dos, ni entre nuestros pastores, pues somos hermanos. Tienes delante todo el pa√≠s, sep√°rate de m√≠: si vas a la izquierda, yo ir√© a la derecha; si vas a la derecha, yo ir√© a la izquierda. Lot ech√≥ una mirada y vio que toda la vega del Jord√°n, hasta la entrada de Zear, era de regad√≠o esto era antes de que el Se√Īor destruyera a Sodoma y Gomorra; parec√≠a un jard√≠n del Se√Īor, o como Egipto. Lot se escogi√≥ la vega del Jord√°n y march√≥ hacia levante; y as√≠ se separaron los dos hermanos. Abr√°n habit√≥ en Cana√°n; Lot en las ciudades de la vega, plantando las tiendas hasta Sodoma. Los habitantes de Sodoma eran malvados y pecaban gravemente contra el Se√Īor. El Se√Īor habl√≥ a Abr√°n, despu√©s que Lot se hab√≠a separado de √©l: Desde tu puesto dirige la mirada hacia el norte, mediod√≠a, levante y poniente. Toda la tierra que abarques te la dar√© a ti y a tus descendientes para siempre. Har√© a tus descendientes como el polvo: el que pueda contar el polvo podr√° contar a tus descendientes. Anda, pasea el pa√≠s a lo largo y a lo ancho, pues te lo voy a dar. Abr√°n alz√≥ la tienda y fue a establecerse junto a la encina de Mambr√©, en Hebr√≥n, donde construy√≥ un altar en honor del Se√Īor.

EVANGELIO DEL D√ćA

Evangelio seg√ļn San Mateo (Mt 7, 6. 12-14)

No tiren las cosas santas a los perros, ni arrojen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen y después se vuelvan contra ustedes para destrozarlos. 

Traten a los demás como quieren que los demás los traten. En esto consiste la ley y los profetas. Entren por la puerta estrecha; porque es ancha la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella. ¡Qué estrecha es la puerta!, ¡qué angosto el camino que lleva a la vida!, y son pocos los que lo encuentran. 

Central telefónica
(511)2037700