Santos del Día

Santos del Día
May - 2021
DomLunMarMieJueVieS√°b
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031

SS. TIMOTEO Y TITO, OBISPOS, DISC√ćPULOS DE S. PABLO

La vida de Timoteo

Timoteo nace en Listra (a cerca de¬† 2000 km a Noroeste de Tarso) de madre jud√≠a y padre pagano. Cuando Pablo pasa por aquellas tierras al inicio del¬† segundo viaje misionero, elige a Timoteo como compa√Īero porque ‚Äúgozaba de buena fama entre los hermanos de Listra y de Iconio‚Ä̬†(Hechos 16,2)¬†pero lo hizo circuncidar ‚Äúen consideraci√≥n a los jud√≠os que hab√≠a all√≠‚Ä̬†(Hechos 16,3).¬†Con el Ap√≥stol de las Gentes, Timoteo atraviesa Asia menor y llega a Macedonia. ¬†Acompa√Īa luego a Pablo a Atenas y de all√≠ es enviado a Tesal√≥nica. Entonces, prosigue hacia Corinto y colabora con la evangelizaci√≥n de la ciudad sobre el istmo. La figura de Timoteo resalta como la de un pastor de gran importancia. Seg√ļn la posterior¬†Historia eclesi√°stica¬†de Eusebio, Timoteo fue el primer Obispo de √Čfeso. Algunas reliquias suyas se encuentran desde 1239 en Italia en la catedral de Termoli en Molise, provenientes de Constantinopla.

La vida de Tito

Tito es de familia griega, aun pagana, y es convertido por san Pablo en uno de sus viajes apost√≥licos para luego volverse colaborador suyo, compa√Īero y hermano en el apostolado. El Ap√≥stol de las Gentes lo lleva consigo a Jerusal√©n, para el as√≠ llamado Concilio apost√≥lico, justo en el momento crucial de la controversia en relaci√≥n al bautismo de los gentiles. El Ap√≥stol se opone resolutamente a la circuncisi√≥n del cristiano de Antioqu√≠a, y Tito se convierte en el s√≠mbolo viviente del valor universal del cristianismo sin distinciones de nacionalidad de raza y de cultura. Tras la partida de Timoteo de Corinto, Pablo invita a Tito con la tarea de reconducir aquella ind√≥cil comunidad a la obediencia, y √©l logra llevar la paz entre la Iglesia de Corinto y el Ap√≥stol. En Corinto Tito es enviado nuevamente por Pablo ‚Äď que lo califica como ‚Äúmi compa√Īero y colaborador‚Ä̬†(2 Cor 8,23)¬†‚Äď para organizar la conclusi√≥n de las colectas en favor de los cristianos de Jerusal√©n. Ulteriores noticias provenientes de las¬†Cartas Pastorales¬†lo califican como Obispo de Creta.

Dos fieles siervos del Evangelio

Pablo circuncida al disc√≠pulo Timoteo y no circuncida a Tito, que lleva tambi√©n consigo a Jerusal√©n ante el¬†Concilio¬†de los ap√≥stoles. As√≠ en sus dos colaboradores, Pablo re√ļne a los hombres de la circuncisi√≥n,¬† y a los hombres de la no circuncisi√≥n; los hombres de la ley y los hombres de la fe.

Seg√ļn la tradici√≥n, Pablo escribe dos cartas a Timoteo y una a Tito. Son las √ļnicas dos cartas del Nuevo Testamento dirigidas no a comunidades, sino a personas. El Ap√≥stol, ya anciano, se deja llevar a anotaciones ricas de afecto hacia sus dos disc√≠pulos, satisfecho por haber puesto en sus manos el anuncio del Evangelio. Seg√ļn Benedicto XVI, Timoteo y Tito, ‚Äúnos ense√Īan a servir el Evangelio con generosidad, sabiendo que eso comporta tambi√©n un servicio a la Iglesia misma‚ÄĚ.

S. PAOLA, MATRONA ROMANA

Noble romana

 

Paula naci√≥ en el a√Īo 347 d.C. en el seno de una ilustre familia romana emparentada con la gens Cornelia. Se cas√≥ a los 16 a√Īos con el senador Toxocio, con quien tuvo cinco hijos, cuatro mujeres y un var√≥n.

Hasta los 32 a√Īos vivi√≥ rodeada de lujo y¬† comodidades. Pero al morir su esposo, Paula se acerc√≥ al grupo de viudas guiadas por Santa Marcela, dedic√°ndose con ellas a la oraci√≥n y a la penitencia, y acogiendo esta orden semi-mon√°stica en su gran casa romana en el Aventino.

Fue Marcela quien le present√≥, en el a√Īo 382, a san Jer√≥nimo, quien hab√≠a llegado a Roma con los obispos Epifanio de Salamina y Pablo de Antioqu√≠a. Paula qued√≥ profundamente impresionada y hosped√≥ a los tres peregrinos en su casa. Jer√≥nimo tuvo una gran influencia sobre Paula e hizo nacer en ella el deseo de abrazar la vida mon√°stica en Oriente.

En Tierra Santa

En septiembre del a√Īo 385, tras la muerte de su hija Blesilla, Paula decidi√≥ partir hacia Tierra Santa, acompa√Īada por su hija Eustoquio, para seguir la vida mon√°stica. Jer√≥nimo, que hab√≠a partido precedentemente, las alcanz√≥ en Antioqu√≠a, y juntos cumplieron la peregrinaci√≥n a los lugares santos en Palestina; luego se dirigieron a Egipto para seguir las lecciones de los eremitas y de los cenobitas, y por √ļltimo se establecieron en Bel√©n.

Allí fundaron dos monasterios, uno masculino y otro femenino. Cada día las monjas cantaban todo el Salterio, que debían conocer a memoria. Paula seguía particularmente el ayuno y las obras de caridad, donando a los pobres todo lo que fuera necesario para su subsistencia.

Paula y Eustoquio colaboraron en forma activa en las predicaciones de Jerónimo, con un fervor cada vez más profundo, siguiendo su dirección espiritual. Paula ayudó a Jerónimo a calmar su temperamento irascible, y logró que tuviera una actitud humilde y paciente, especialmente a la hora de confrontarse con los seguidores de Orígenes.

La traducción de la Biblia en Latín

Entre las contribuciones más significativas de Paula a la predicación de Jerónimo está la traducción de la Biblia del griego y del hebreo al latín. Ella misma sugirió la necesidad de esta traducción, y se dedicó, con la hija Eustoquio, a copiar la obra para que fuera difundida.

La muerte

En el 406, a los 59 a√Īos, Paula comprende que su muerte se acerca: le pareci√≥ escuchar la voz de Jes√ļs que se dirig√≠a a ella con las palabras del Cantar de los Cantares: ‚ÄúLev√°ntate, oh amiga m√≠a, hermosa m√≠a, y ven. Porque he aqu√≠ ha pasado el invierno, se ha mudado, la lluvia se fue; mu√©strame tu rostro, hazme o√≠r tu voz;

Porque dulce es la voz tuya, y hermoso tu aspecto.‚ÄĚ

Y ella le respondi√≥ con las palabras del Salmo 27: ‚ÄúEl Se√Īor es mi luz y mi salvaci√≥n; ¬Ņa qui√©n temer√©? El Se√Īor es la fortaleza de mi vida; ¬Ņa qui√©n he de temer? He de ver la bondad del Se√Īor en la tierra de los vivientes‚ÄĚ; y se abandon√≥ en la muerte.

Asistieron a sus funerales no solamente los monjes y monjas de los dos monasterios que fund√≥, sino tambi√©n muchos pobres que ella hab√≠a ayudado durante a√Īos y que la consideraban su madre y benefactora. Fue sepultada en Bel√©n, en la iglesia de la Natividad. Jer√≥nimo le dedic√≥ el¬†Epitaphium sanctae Paulae¬†y cuando muri√≥, en el 419, fue sepultado cerca de la tumba de Paula y Eustoquio.

 

Central telefónica
(511)2037700