Santos del Día

Santos del Día
Abr - 2021
DomLunMarMieJueVieSáb
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930

S. VICENTE FERRER, SACERDOTE DOMINICO

En los escritos de San Vicente Ferrer hallamos estas exhortaciones: «Con respecto al prójimo, ejercítate en otras siete disposiciones: compasión tierna, alegría gozosa, tolerancia paciente y perdón de los insultos, bondad llena de benevolencia, respeto humilde, armonía perfecta, entrega de tu vida por ejemplo de Jesús. Como Él estarás dispuesto a dar salud a tus hermanos y hermanas».
Hijo de un notario público en Valencia, su madre tuvo un sueño sobre su futura grandeza aún antes de que naciera. A los 17 años se dio cuenta de su vocación e ingresó en la Orden Dominicana. Después de su formación, enseñó lógica, filosofía y teología en la universidad y comenzó a colaborar con el cardenal aragonés Pedro de Luna, (brazo derecho del primer antipapa de Aviñón, Clemente VII). Pedro de Luna será también un antipapa de Aviñón con el nombre de Benedicto XIII. No confundir este antipapa Benedicto XIII con Pietro Francesco Orsini que, (algunos siglos despues), en 1724, fue elegido como romano pontífice con el nombre de Benedicto XIII.

El gran Cisma de Occidente

En 1378 murió Gregorio XI, quien después de 70 años había regresado a Roma la sede papal de Aviñón. El siguiente cónclave se vio influido por el creciente alboroto popular y eligió (legítimamente) al arzobispo de Bari que se convirtió en Urbano VI, pero pronto se mostró hostil a muchos cardenales (franceses), algunos de los cuales lo abandonaron y eligieron (al cardenal Roberto di Ginevra) como el antipapa Clemente VII, quien volvió a establecerse en Aviñón.
Fue el cisma. Se crearon dos campos políticos en torno a los dos Papas, los Estados se dividieron y Europa se sumergió en un período de profunda crisis e incertidumbre que duraría casi 40 años.
En 1409, para superar los contrastes entre los Estados, se celebra en Pisa un Concilio (ilegítimo) el que se elige un tercer (antipapa), Alejandro V. Es el punto más doloroso de la historia. Sólo hasta el Concilio de Constanza, convocado en 1417, y la intervención del Emperador Segismundo, se restableció la unidad con la elección del Papa Martín V.

En el camino hacia Europa

En 1398 Vincenzo era el confesor de Benedicto XIII de Aviñón, cuando en un sueño recibió del Señor la misión de predicar y evangelizar por toda Europa durante 20 años, desde Provenza a Piamonte y Lombardía, para luego volver de nuevo a Francia y España. Vicente se movía en un burro y, bajo la lluvia o el sol, en el calor del verano y los rigores del invierno, sólo el largo hábito dominicano lo protegía y cubría sus pies desnudos. Comienzan a siguirlo clérigos y campesinos, nobles y teólogos, hombres, mujeres y niños a los que impone una regla y un hábito blanco y negro. Lo que les atrae es la pasión, el fuego con el que Vincenzo predica, alternando chistes ingeniosos y sermones, invectivas y anécdotas de sus viajes.

«El Ángel del Apocalipsis»

Cuando la situación de la Iglesia empeora, sus palabras se vuelven proféticas, tanto que merece el apodo del «Ãngel del Apocalipsis». Vicente, de hecho, acostumbrado a las visitas del diablo, habla del inminente fin del mundo y de los prodigiosos acontecimientos que lo preceden, el regreso de Elías y la necesidad de convertirse para salvar el alma. Lo que dice es aterrador. Tampoco pasa por alto su propia mortificación corporal a través del ayuno continuo y la privación del sueño para dedicar más tiempo a la oración. Morirá como vivió, en el camino, y sin demora será venerado como un santo. La Orden Dominicana lo recuerda en una fecha diferente, el 5 de mayo.

S. IRENE, VIRGEN Y MÁRTIR

Paz, caridad y pureza: así se hicieron bautizar las tres hermanas mártires en Tesalónica en el 304 bajo el gobernador Dulcecio, durante las persecuciones de Diocleciano. Irene es la última, culpable de haber escondido las Sagradas Escrituras y de no haber comido la comida ofrecida a los dioses.

Central telefónica
(511)2037700