Santos del Día

Santos del Día
Jun - 2021
DomLunMarMieJueVieS√°b
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930

S. NICOL√ĀS DE BARI, OBISPO DE MIRA

Una vida obediente

Nicol√°s nace en Patara, una peque√Īa ciudad mar√≠tima de Licia, en la Turqu√≠a meridional, en el siglo III despu√©s de Cristo, y en el seno de una familia acomodada que lo educ√≥ en el cristianismo. Su vida, desde su primera juventud, estuvo fundamentada en la obediencia. Qued√≥ hu√©rfano muy joven de ambos progenitores y √©l, en memoria de la p√°gina evang√©lica del joven rico, us√≥ toda la fortuna paterna para atender a necesitados, enfermos y pobres. Fue elegido obispo de Myra y bajo el reinado del emperador Diocleciano fue exiliado y encarcelado. Despu√©s de ser liberado, en el 325, particip√≥ en el Concilio de Nicea y muri√≥ en Myra el 6 de diciembre del 343. Son muchos los episodios que nos han llegado a cerca de Nicol√°s, y todos testimonian una vida al servicio de los m√°s d√©biles, los peque√Īos y los indefensos.

Defensor de los débiles

Una de las historias m√°s antiguas sobre San Nicol√°s, tiene que ver con un vecino de casa que ten√≠a tres hijas en edad de casarse, pero no ten√≠a suficiente dinero para asegurarles una dote. Para salvarlas de un destino de prostituci√≥n, Nicol√°s una noche, provisto de dinero envuelto en un pa√Īo, lo lanz√≥ a trav√©s de la ventana de la casa del vecino y huy√≥ inmediatamente para que no lo reconocieran. Gracias a esa donaci√≥n, el vecino consigui√≥ casar a la primog√©nita. Nicol√°s repiti√≥ su gesto generoso otras dos veces, pero la tercera noche, el padre de las j√≥venes sali√≥ a tiempo de reconocer al misterioso benefactor, que sin embargo implor√≥, no se dijera nada a nadie. Otra historia cuenta sobre tres j√≥venes estudiantes de teolog√≠a en viaje hacia Atenas. El patr√≥n de la posada donde se hab√≠an detenido por la noche, los asalt√≥ y los mat√≥, escondiendo sus cuerpos en una barrica. El obispo Nicol√°s, tambi√©n en camino hacia Atenas, se detuvo en la misma posada y tuvo en sue√Īos la visi√≥n del delito cometido por el posadero. Recogido en oraci√≥n, San Nicol√°s obtuvo el milagro del regreso a la vida de los tres muchachos y de la conversi√≥n del posadero malvado. Este episodio como el de la milagrosa liberaci√≥n de Basilio, un muchacho raptado por los piratas y vendido como copero a un emir¬† (la leyenda cuenta que reapareci√≥ misteriosamente en casa de sus padres, y todav√≠a ten√≠a entre las manos la copa de oro del soberano extranjero), contribuyeron a difundir su imagen de patrono de ni√Īos y j√≥venes.

Protector de navegantes

Durante los a√Īos de su juventud, Nicol√°s se embarc√≥ para acercarse en peregrinaci√≥n a Tierra Santa. Caminando por los mismos caminos que recorri√≥ Jes√ļs, Nicol√°s rog√≥ poder hacer una experiencia todav√≠a m√°s profunda de cercan√≠a a la vida y a los sufrimientos¬† de Jes√ļs. En el viaje de vuelta, se desencaden√≥ una tremenda tempestad, y la nave corri√≥ el riesgo de hundimiento. Nicol√°s se recogi√≥ en la oraci√≥n, y el viento y las olas repentinamente se calmaron, ante la sorpresa de los marineros, que ya tem√≠an el naufragio.

San Nicol√°s de Bari

Despu√©s de la muerte de San Nicol√°s, su tumba en Myra se convirti√≥ pronto en meta de peregrinaciones y sus reliquias fueron r√°pidamente consideradas milagrosas a causa de un misterioso l√≠quido, llamado el ‚Äúman√°‚ÄĚ de San Nicol√°s, que sal√≠a de ellas. Cuando Licia, en el siglo XI fue ocupada por los turcos, los venecianos intentaron hacerse con ellas, pero fueron precedidos por los bareses, que llevaron las reliquias a Apulia en el 1087. Dos a√Īos despu√©s fue terminada la cripta de la nueva Iglesia, deseada por el pueblo de Bari, sobre el lugar en donde se erig√≠a el palacio del gobernador bizantino, y el Papa Urbano II, escoltado por caballeros normandos se√Īores de Apulia, pos√≥ las reliquias del santo sobre el altar, en donde se encuentran todav√≠a hoy. El traslado de las reliquias de San Nicol√°s tuvo un eco extraordinario en toda Europa y en el Medievo, el santuario pull√©s se convirti√≥ en una importante meta de peregrinaciones, con el resultado de la difusi√≥n del culto a San Nicol√°s de Bari (y no de Myra).

Santa Klaus

En los Paises Bajos y en general en los territorios germ√°nicos, la fiesta invernal de San Nicol√°s (en holand√©s ‚ÄúSint Nikolaas‚ÄĚ y despu√©s ‚ÄúSinteklaas‚ÄĚ), que tiene en particular bajo su protecci√≥n a los m√°s j√≥venes, ha dado origen a la tradici√≥n infantil de la espera de los regalos: la vigilia de la fiesta del santo, los ni√Īos dejan zapatos o calcetines sobre una silla o junto a la chimenea, y se van a dormir confiados en que a la ma√Īana siguiente, los encontrar√°n llenos de dulces y regalos.

S. ASELLA, VIRGEN ROMANA

Central telefónica
(511)2037700