Santos del Día

Santos del Día
Mar - 2023
DomLunMarMieJueVieS√°b
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031

 

S. JUAN CL√ćMACO, ABAD DEL SINAI

Vivi√≥ en el siglo VII, de quien se saben pocas noticias, pero su ejemplo de vida y sus escritos son bien conocidos en la Tradici√≥n Cristiana. La fecha de su nacimiento est√° atestiguada en Siria en torno al 575. Con tan s√≥lo diecis√©is a√Īos, Juan ingresa al monasterio del Monte Sina√≠ y se convierte en disc√≠pulo del Abad Martirio. Cumplidos los veinte a√Īos decide vivir como un ermita√Īo en una cueva. Aqu√≠, durante 40 a√Īos, estudia, medita las Escrituras y se dedica a la oraci√≥n.

En las monta√Īas de Dios

Los monjes del Monte Sinaí le piden que asuma el cargo de abad (guía) de su monasterio, por lo que Juan vuelve a la vida cenobítica. En este cargo, demuestra tanta sabiduría en asuntos de fe hasta el punto que su fama se extiende más allá de las paredes del monasterio e incluso en Roma.
Incluso el Papa Gregorio Magno, en una carta, se encomienda a sus oraciones y otorga ayuda a los religiosos. Habiendo, entre otras cosas, ocupado el cargo de vicario del Papa en Constantinopla durante los a√Īos 579-585/6, ten√≠a relaciones amistosas con muchos padres del Sina√≠, con quienes mantuvo correspondencia. Juan deja el monasterio unos a√Īos despu√©s; nost√°lgico de la vida erem√≠tica, decide retirarse en soledad. Muere despu√©s del 650.

La Escala del Paraíso

La obra, en griego, que lo ha dado a conocer en la cristiandad, Klimax tou Paradeisou (Escalera del para√≠so), lo dio a conocer a la posteridad como Juan Cl√≠maco. Se puede definir como un tratado de vida espiritual que explica c√≥mo alcanzar el amor perfecto. Juan desarrolla un camino hecho de treinta pasos (tantos como los a√Īos de la vida privada de Cristo) que se divide en tres fases. La primera fase es la de romper con el mundo y regresar a la infancia evang√©lica, haci√©ndose ni√Īos en un sentido espiritual con inocencia, ayuno y castidad. La segunda fase es la de la lucha espiritual contra las pasiones: Cl√≠maco enlaza cada paso con una pasi√≥n, indica la terapia y propone la virtud correspondiente, pero aclara que las pasiones no son malas en s√≠ mismas, sino que se vuelven malas por el mal uso que hace la libertad del hombre. ‚ÄúSi se las purifica, las pasiones abren al hombre el camino hacia Dios con energ√≠as unificadas por la asc√©tica y la gracia‚ÄĚ indica. La tercera fase del camino hacia el «para√≠so» es la perfecci√≥n cristiana, que se desarrolla en los √ļltimos siete pasos de La Escala, las etapas m√°s elevadas de la vida espiritual, experimentadas por aquellos que alcanzan la tranquilidad y la paz interior. De los √ļltimos siete pasos, los tres primeros son la simplicidad, la humildad y el discernimiento. En esta √ļltima Juan precisa: «Como gu√≠a y regla de todo, despu√©s de Dios, debemos seguir nuestra conciencia». El √ļltimo paso de la Escala es la sobriedad del esp√≠ritu, alimentada por las virtudes de la fe, la esperanza y la caridad. Esta √ļltima fase tambi√©n se presenta como eros (amor humano) y, por lo tanto, uni√≥n matrimonial del alma con Dios, ya que el poder del amor humano puede reorientarse hacia Dios, y una experiencia intensa de √©l puede hacer avanzar el alma hacia el amor perfecto m√°s que la dura lucha contra las pasiones. «La primera me parece como un rayo, la segunda luz, la tercera c√≠rculo», escribe Juan Cl√≠maco en las √ļltimas p√°ginas de la Escalera del Para√≠so y concluye ensalzando la caridad como «madre de la paz, fuente de sabidur√≠a y ra√≠z de inmortalidad y de gloria… estado de los √°ngeles y beneficio del siglo».

B. AMADEO IX DE SABOYA

Por «razones de Estado» su matrimonio fue concertado desde su ni√Īez con Yolanda de Valois. Pero ese matrimonio ser√° especial pues ella, llena de fe, lo apoyar√° en sus tareas de gobierno realizadas atinadamente. Acoger√°n en su mesa a los pobres, que ser√°n tratados siempre con bondad. Muri√≥ en 1472.

Central telefónica
(511)2037700