Santos del Día

Santos del Día
Feb - 2022
DomLunMarMieJueVieSáb
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728

S. BONIFACIO IV, PAPA

Monje benedictino originario de la Marsica que, después de 9 meses de Sede vacante en 608, fue elegido Papa como Bonifacio IV. Se le recuerda por haber consagrado el antiguo Panteón – que había recibido del Emperador Foca – a Nuestra Señora y a todos los Santos el 1° de noviembre de un año incierto.

S. VÍCTOR, MÁRTIR DE MILÁN

Víctor viene de Mauritania y como él también sus compañeros: Narbore y Félix. Moros, fueron llamados al ejército imperial de Maximiano que los destinó a Milán. Estamos en el pasaje del siglo III al IV. Sigue, sin embargo, una gran purga dentro del ejército: los cristianos no son bien vistos, y los tres son convertidos de la primera hora. Son fieles al emperador, le obedecen en su vida civil y militar, pero no quieren tener que elegir entre él y Dios.

Dios está por encima de la orden del emperador

Víctor es arrestado por su objeción de conciencia. Durante diversos días es recluído en una celda sin comer ni beber, hasta que lo llevan al hipódromo del circo – la actual Porta Ticinese – delante del propio emperador y de su consejero Anulino. Pero también delante de ellos se mantiene firme en su negativa a hacer sacrificios a los ídolos. Llevado de nuevo a la prisión de Porta Romana, sufre terribles torturas, que el Señor le ayuda a soportar privándole del dolor. Narbore y Félix, también son encarcelados por negarse a abjurar y fueron llevados a Lodi para ser martirizados.

La corona del martirio

Un día, aprovechando la distracción de su carcelero, Víctor consigue escapar y refugiarse en un establo cerca de lo que ahora es Porta Vercellina. Pero su huida no dura mucho: una vez descubierto, es llevado por los soldados a un bosque y decapitado. Según la tradición, su cuerpo insepulto e incorrupto, vigilado por dos nobles bestias, fue recuperado por el obispo San Materno que le dio un digno entierro.

La veneración de San Víctor en Milán

Sabemos muchas cosas sobre la vida de este Santo gracias a los escritos que nos ha transmitido San Ambrosio: se comprende, por lo tanto, la gran veneración en la iglesia ambrosiana por esta figura originaria de África. Fue el Santo Obispo de Milán quien le dedicó una suntuosa tumba, incluso con mosaicos dorados, incorporada más tarde a la Basílica de San Ambrosio. En 1576 San Carlos Borromeo hizo un solemne reconocimiento de las reliquias del Santo, hasta entonces dispersas en varias partes de la ciudad, y las reunió. Sabemos que ya desde aquel entonces era venerado como el santo patrono de los exiliados y prisioneros.

S. BENITO II, PAPA

Benedicto II fue estimado por Constantino IV, Emperador de Oriente. Bajo su pontificado se interrumpió la costumbre según la cual la elección del nuevo Papa debía ser ratificada por Constantinopla. Por eso, desde entonces bastó solo la aprobación del gobernador bizantino de Ravena. Murió en el 685.

S. ARSENIO, DIÁCONO ROMANO, ANACORETA EN EGIPTO

En la época del emperador Teodosio, entre los siglos IV y V, la Iglesia de Roma tenía entre sus diáconos a un tal Arsenio, que en cierto momento de su vida se retiró a Egipto, al monte Escete, y se convirtió en un anacoreta, un ermitaño dedicado a la contemplación y a las prácticas ascéticas.

Central telefónica
(511)2037700