Tag

coronavirus

Browsing

Desde el inicio de la epidemia de Covid-19, miles de personas infectadas lograron el alta tras superar la enfermedad, pero eso no significa que dichos pacientes puedan hacer una vida normal, sino que deben seguir tomando precauciones porque aún no se conoce con certeza el comportamiento del nuevo coronavirus.

El epidemiólogo del Ministerio de Salud, Luis Loyola, recomendó que una persona dada de alta debe mantener el aislamiento. “Cuando damos de alta, se trata de un alta epidemiológica porque ya pasaron los 14 días y se pasó la cuarentena. Pero aún no sabemos si esa persona podría volver a infectarse”, explicó.

Añade que en teoría no debería haber reinfección, pero no es seguro, puesto que el virus tiene poco tiempo en el mundo. “En el mundo se está investigando si el virus produce inmunidad”, remarcó.

Más aún en el caso que la persona se haya recuperado tras haber estado con ventilación asistida, pues ese tratamiento salva vidas, pero maltrata bastante el sistema respiratorio. “Tienen que seguir reposando y tener los cuidados médicos domiciliarios adecuados. Su recuperación total puede tomar meses”, sostuvo.

En el caso de las personas que tuvieron síntomas leves o que no requirieron ventilación asistida, de todas formas tienen que seguir en aislamiento.

En ese sentido, Loyola sostuvo que el Covid-19 cambiará los hábitos de vida tal como los conocemos, actualmente, pues debemos continuar por mucho tiempo con el distanciamiento social para reducir el contagio, el lavado de manos frecuente y el uso de mascarillas.

Las personas mayores de 60 años son consideradas las más vulnerables frente al coronavirus (COVID-19), sobre todo aquellas que sufren enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión arterial, cáncer, enfermedades cardiovasculares, entre otras). Es por ello que se deben tomar las medidas para evitar la enfermedad.

Evita que acudan a sitios concurridos

Impide que los adultos mayores de tu entorno vayan a centros comerciales, mercados, plazas, conciertos y otros lugares donde se concentre un alto número de personas. Es recomendable que otro familiar realice las compras de los productos de primera necesidad para evitar que se expongan a un posible contagio.

Recuerda: deben lavarse las manos

Enséñales que se deben lavar las manos con agua y jabón por un mínimo de 20 segundos o usar un desinfectante a base de alcohol. Si es necesario, ayúdalos. Cabe recalcar que debes lavarte las manos antes de ayudarlos para evitar contagiarlos.

Limpia y desinfecta las superficies de la casa

A veces, las personas estornudan o tosen sobre sus manos y, luego, tocan distintas superficies que, por diversos motivos, el adulto mayor puede tocar (como al momento de apoyarse para caminar). Por ello, debes realizar la limpieza y desinfección de tu casa de manera periódica y promover que se cubran con el antebrazo al toser o estornudar. Si utilizas pañuelos desechables elimínalos rápidamente en un tacho cerrado. Estas medidas evitarán ponerlos en riesgo.

Evita la visita personas con síntomas respiratorios

Si presentas síntomas respiratorios o tienes un familiar que haya contraído el coronavirus, es necesario evitar que tenga contacto con un adulto mayor. Recuerda que ellos son los más vulnerables frente a esta enfermedad.

Vacúnalos contra el neumococo

Si bien esta vacuna no evita el coronavirus, es conveniente vacunar al adulto mayor a partir de los 60 años para prevenir que contraigan otras enfermedades respiratorias agudas. Es importante acudir al establecimiento de salud más cercano con el DNI del adulto mayor para que verifiquen que no haya sido vacunado anteriormente.

La vacuna del Neumococo se aplica una sola vez en la vida.

Si tienes mascotas (perros, gatos u otro animal doméstico), revisa estas recomendaciones del Ministerio del Ambiente (Minam) para atender sus necesidades diarias y urgencias por motivos de salud, durante el periodo de aislamiento social obligatorio:

-Por higiene, puedes sacar a tu perro para que haga sus necesidades. Asegúrate de llevarlo a sitios muy cercanos a tu casa, ser breve, usar mascarilla y mantener tu distancia social. Recuerda recoger sus heces antes de irte. No utilices esta salida como una excusa para incumplir la cuarentena.

-Si tu perro no hace sus necesidades en el breve tiempo que lo sacaste, vuelve a intentarlo al día siguiente. Si las hace dentro de casa, limpia sin regañarlo. Él no sabe lo que está pasando; entiéndelo y no lo hagas sentir culpable.

-Durante la restricción de salida de los domingos por la inmovilización social obligatoria, puedes sacar a tu perro a hacer sus necesidades lo más rápido posible como excepción, según el ministro del Interior, Carlos Morán. Toma en cuenta que no es un paseo, solo puedes salir cerca a la puerta de tu vivienda.

-Aprovecha los domingos para bañar a tu mascota y enseñarle nuevos trucos. Pasar más tiempo con ellos los ayudará a relajarse.

-Los centros veterinarios solo atenderán casos de emergencia, en los que la vida o la salud de las mascotas corra riesgo. Consulta con tu veterinario sobre sus servicios.

Podrás adquirir alimentos para mascotas en los centros de abastecimiento como supermercados o bodegas. Si tu mascota tiene una necesidad muy específica para su alimentación por temas de salud, también podrás comprar sus productos, como una de las excepciones del estado de emergencia.

-Los importadores y distribuidores de arena sanitaria para gatos y alimentos para aves pueden seguir brindando el servicio esencial, pero hay que procurar parar de ser posible.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto a disposición del público, una serie de consejos sobre el uso adecuado de las mascarillas. ¡Presta mucha atención!

Cuándo usar mascarilla

Si está usted sano, solo necesita llevar mascarilla si atiende a alguien en quien se sospeche la infección por el 2019-nCoV.

Lleve también mascarilla si tiene tos o estornudos.

Las mascarillas solo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón.

Si necesita llevar una mascarilla, aprenda a usarla y eliminarla correctamente.

Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar una mascarilla

Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.

Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso. 

Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado un artículo donde aclara una serie de rumores que se vienen difundiendo en torno a la pandemia del coronavirus:

DEMOSTRADO: Beber alcohol no lo protegerá de la COVID19 y podría ser peligroso

El consumo frecuente o excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de sufrir problemas de salud.

DEMOSTRADO: Exponerse al sol o a temperaturas superiores a los 25 oC NO previene la enfermedad por coronavirus (COVID-19)

Puede contraer la COVID-19, por muy soleado o cálido que sea el clima. Se han notificado casos de COVID-19 en países cálidos. Para protegerse, lávese las manos con frecuencia y a fondo y evite tocarse los ojos, la boca y la nariz.

DEMOSTRADO: El hecho de poder contener la respiración durante diez segundos o más sin toser o sentir molestias NO significa que no tenga la enfermedad por coronavirus (COVID-19) o cualquier otra enfermedad pulmonar.

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son la tos seca, el cansancio y la fiebre. Algunas personas pueden desarrollar formas más graves de la enfermedad, como la neumonía. La mejor manera de saber si tiene el virus que produce la enfermedad de la COVID-19 es someterse a una prueba de laboratorio. No podrá salir de dudas llevando a cabo este ejercicio de respiración, que incluso podría resultar peligroso.

DEMOSTRADO: Puede recuperarse de la enfermedad por coronavirus (COVID-19). Contraer el nuevo coronavirus NO significa que vaya a conservarlo de por vida.

La mayoría de las personas que contraen la COVID-19 pueden recuperarse y eliminar el virus de sus cuerpos. Si contrae la enfermedad, asegúrese de tratar sus síntomas. Si tiene tos, fiebre y dificultad para respirar, busque rápidamente atención médica, pero antes llame por teléfono a su centro de salud. La mayoría de los pacientes se recuperan gracias a los cuidados de apoyo.

El virus COVID-19 puede transmitirse en zonas con climas cálidos y húmedos

Las pruebas científicas obtenidas hasta ahora indican que el virus de la COVID-19 puede transmitirse en CUALQUIER ZONA, incluidas las de clima cálido y húmedo. Con independencia de las condiciones climáticas, hay que adoptar medidas de protección si se vive en una zona donde se hayan notificado casos de COVID-19 o si se viaja a ella. La mejor manera de protegerse contra la COVID-19 es lavarse las manos con frecuencia. De esta manera se eliminan los virus que puedan estar en las manos y se evita la infección que podría producirse al tocarse los ojos, la boca y la nariz. 

El frío y la nieve NO PUEDEN matar el nuevo coronavirus (2019-nCoV)

La temperatura normal del cuerpo humano se mantiene en torno a 36,5° y 37°, con independencia de la temperatura exterior o de las condiciones meteorológicas. Por lo tanto, no hay razón para creer que el frío pueda matar el nuevo coronavirus o acabar con otras enfermedades. La forma más eficaz de protegerse contra el 2019-nCoV es limpiarse las manos frecuentemente con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Bañarse en agua caliente no previene la infección por el nuevo coronavirus 

Bañarse en agua caliente no proporciona ninguna protección contra la COVID-19. Con independencia de la temperatura del agua de la bañera o la ducha, la temperatura corporal continuará siendo de 36,5 °C a 37 °C. De hecho, si el agua está muy caliente puede uno quemarse. Lo mejor que se puede hacer para protegerse de la COVID-19 es lavarse las manos con frecuencia para eliminar los virus que pueda haber en su superficie y no contagiarnos al tocarnos los ojos, la boca y la nariz. 

El nuevo coronavirus NO PUEDE transmitirse a través de picaduras de mosquitos

El nuevo coronavirus es un virus respiratorio que se propaga principalmente por contacto con una persona infectada a través de las gotículas respiratorias que se generan cuando esta persona tose o estornuda, por ejemplo, o a través de gotículas de saliva o secreciones de la nariz. Hasta la fecha no hay información ni pruebas que indiquen que el 2019-nCoV pueda transmitirse por medio de mosquitos. Para protegerse, evite el contacto cercano con cualquier persona que tenga fiebre y tos, y practique una buena higiene de las manos y de las vías respiratorias.

¿Se puede matar el nuevo coronavirus con un secador de manos?

No. Los secadores de manos no matan el 2019-nCoV. Para protegerse contra el nuevo coronavirus (2019-nCoV), lávese las manos frecuentemente con un gel hidroalcohólico o con agua y jabón. Una vez limpias, séqueselas bien con toallitas de papel o con un secador de aire caliente.

¿Se puede matar el 2019-nCoV con una lámpara ultravioleta para desinfección?

No se deben utilizar lámparas ultravioletas para esterilizar las manos u otras partes del cuerpo, ya que la radiación ultravioleta puede causar eritemas (irritación de la piel). 

Para protegerse contra el nuevo coronavirus, infórmese de todas las medidas que puede tomar, que se pueden consultar en el sitio web de la OMS: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public.

¿Se puede matar el nuevo coronavirus rociando el cuerpo con alcohol o con cloro?

No. Rociar todo el cuerpo con alcohol o cloro no sirve para matar los virus que ya han entrado en el organismo. Pulverizar estas sustancias puede dañar la ropa y las mucosas (es decir, los ojos, la boca, etc.). Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes. 

Hay varias medidas que se pueden aplicar para protegerse del nuevo coronavirus. Empiece por limpiarse las manos con frecuencia con un gel hidroalcohólico o con agua y jabón. Puede consultar otras medidas de protección recomendadas por la OMS en la página: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public.

Las vacunas contra la neumonía, ¿protegen contra el nuevo coronavirus?

No. Las vacunas contra la neumonía, como la neumocócica y la vacuna contra Haemophilus influenzae de tipo B (Hib), no protegen contra el nuevo coronavirus.El 2019-nCoV es tan nuevo y diferente que es necesario desarrollar una vacuna específica, en la que ya se está trabajando con el apoyo de la OMS.

Aunque las vacunas contra la neumonía no son eficaces contra el 2019‑nCoV, es muy conveniente vacunarse contra las enfermedades respiratorias para mantener una buena salud.

¿Conviene enjuagarse regularmente la nariz con una solución salina para prevenir la infección por el nuevo coronavirus?

No. No hay pruebas que indiquen que esta práctica proteja de la infección por el nuevo coronavirus.

Aunque algunas pruebas indican que enjuagarse la nariz regularmente con solución salina puede acelerar la recuperación tras un resfriado común, no se ha demostrado que prevenga las infecciones respiratorias.

¿Comer ajo puede ayudar a prevenir la infección por el nuevo coronavirus?

El ajo es un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas. Sin embargo, no se han obtenido pruebas de que comerlo proteja contra el virus que causa el brote actual.

El nuevo coronavirus, ¿afecta solo a las personas de edad o también puede afectar a las más jóvenes?

El nuevo coronavirus (2019-nCoV) puede infectar a personas de todas las edades, si bien se ha observado que las personas mayores y las que padecen algunas enfermedades (como el asma, la diabetes o las cardiopatías) tienen más probabilidades de enfermarse gravemente cuando adquieren la infección.

La OMS aconseja a las personas de todas las edades que tomen medidas para protegerse del virus, por ejemplo, mediante una buena higiene de manos y respiratoria.

¿Son eficaces los antibióticos para prevenir y tratar la infección por el nuevo coronavirus?

No. Los antibióticos son eficaces contra las bacterias, pero no contra los virus.Puesto que el nuevo coronavirus (2019-nCoV) es un virus, no deben utilizarse antibióticos ni para prevenir ni para tratar la infección.

Sin embargo, si resulta usted infectado por este virus y le hospitalizan, es posible que le administren antibióticos para que no contraiga infecciones bacterianas.

¿Hay algún medicamento para prevenir o tratar la infección por el nuevo coronavirus?

Por el momento, no se recomienda ningún medicamento específico para prevenir o tratar la infección por el nuevo coronavirus (2019-nCoV).

Sin embargo, es necesario atender adecuadamente a las personas infectadas por este virus para aliviar y tratar los síntomas y procurar medidas de apoyo optimizadas a los que presenten síntomas graves. Se están estudiando algunos tratamientos específicos que se probarán en ensayos clínicos. La OMS está ayudando a agilizar las labores de investigación y desarrollo con una serie de asociados.

En esta Semana Santa 2020, y en medio de esta situación de incertidumbre y dolor, compartimos la oración del Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Monseñor Carlos Castillo, por todos los enfermos a causa del coronavirus en nuestro país.

Oración en tiempo de pandemia

Señor, tú estás siempre con nosotros y no nos abandonas,
permítenos no abandonarte a ti en el momento del sufrimiento,
y más bien, saber entenderte y sentirte como Aquel que murió por nosotros
para que resucitemos a una vida nueva.

Te pido perdón de mis pecados y confío plenamente en ti,
yo sé que tú me salvas en esta situación
porque me conviertes en un ser amoroso como tú lo eres.

Por eso Padre Santo, acompaña junto a mí, a todos los que están sufriendo,
especialmente a las familias pobres, y acompaña, sobre todo,
a las personas que están sufriendo el Coronavirus,
para que, si es posible, puedan salvarse,
y si no se salvan de esta vida, por medio de la muerte,
participen plenamente del amor glorioso de tu resurrección
y nos reencontremos cuando tú nos levantes a todos de la muerte.

Bendícenos Señor y acompaña a todos, especialmente a los enfermos,
para que se sientan y reconozcan, perdonados y amados.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.
Amén.

Una dosis de esta vacuna basta para proteger a adultos mayores de esta y otras enfermedades respiratorias y aminora la gravedad y mortalidad de las personas enfermas con Covid-19.

El Ministerio de Salud (Minsa) vacunará a cerca de dos millones de adultos mayores contra el neumococo durante este año, con la finalidad de protegerlos de esta enfermedad y aminorar los daños ante un posible contagio por Covid-19, informaron especialistas.

La directora de la Dirección de Inmunizaciones del Minsa, María Elena Martínez, señaló que el Minsa busca fortalecer el sistema inmunitario de este grupo vulnerable que son los adultos mayores de 60 años y las personas con alguna comorbilidad (hipertensos, personas diabéticas, con obesidad mórbida o asmáticos).

Agregó que este grupo poblacional solo necesita una dosis de la vacuna neumocócica para estar protegida de por vida contra la neumonía y otras enfermedades respiratorias agudas como la meningitis.

“Pido a nuestros adultos mayores y a las personas con alguna comorbilidad que mantengan la calma y a todos aquellos que no se vacunaron en el 2019, ahora tienen la oportunidad de hacerlo. Solo acérquense con su documento de identidad al establecimiento de salud más cercano y serán inmunizado de manera gratuita.

Precisó que en 2019 se incluyó, por primera vez, la vacuna neumocócica en el Esquema Nacional de Vacunación para proteger a este grupo más vulnerable a contraer alguna enfermedad infecciosa respiratoria. En ese sentido, a la fecha, se han vacunado 680 mil adultos mayores.

Las vacunas son gratuitas, seguras y de calidad. “Los ocho mil establecimientos de salud a nivel nacional están abastecidos con la vacuna contra el neumococo para este grupo de edad vulnerable que muchas veces termina con infecciones respiratorias agudas como la neumonía, meningitis, entre otras”, resaltó.

Recordó que la neumonía es una infección de los pulmones que puede causar una enfermedad de leve a grave en personas más propensas, entre ellas, las y los adultos mayores. Los signos más comunes de la neumonía pueden incluir tos, fiebre y dificultad para respirar.

Para evitar esta y otras enfermedades respiratorias, se deben seguir medidas saludables como cubrirse la nariz y la boca antes de estornudar o toser en el dorso del antebrazo, lavarse las manos frecuentemente (mínimo durante 20 segundos), ventilar e iluminar con luz natural los ambientes de los domicilios, oficinas o medios de transporte y evitar los cambios bruscos de temperatura.

“Si usted tose, presenta fiebre y malestar general intenso, no se automedique y acuda de inmediato al establecimiento de salud más cercano y, para mayor información, comuníquese previamente con la Línea 113 Salud”, puntualizó.

Los pacientes con hipertensión, diabetes o VIH son personas con mayor riesgo de infección, por lo que deben salvaguardar su salud frente al nuevo coronavirus.

En medio del estado de Emergencia Nacional por coronavirus, el Ministerio de Salud viene propiciando que los pacientes que sufren hipertensión, diabetes o VIH solo acudan a los hospitales para el recojo de sus medicamentos, y no para sus consultas ambulatorias habituales, esto con la finalidad de salvaguardar su salud, así lo informó el médico infectólogo Eduardo Gotuzzo.

El especialista en enfermedades infecciosas señaló, en entrevista con el doctor Elmer Huerta, a través de RPP TV, que los hospitales tienen la obligación de seguir atendiendo todos los días, dado que hay muchas enfermedades en el Perú y estos establecimientos no pueden dejar de funcionar por el Covid-19. No obstante, es importante cuidar a estas poblaciones porque se trata de las que presentan el mayor riesgo de infección.

También precisó que el virus no es una amenaza para todos, sino principalmente para los adultos mayores ya que, según detalló, solo hay una persona de 49 años entre los ocho pacientes hospitalizados.

“La mayoría de las personas que han hecho formas severas de coronavirus se encuentran entre los 60 y 80 años. Es decir, se cumple con el parámetro de que son los adultos mayores los más propensos a contraer esta nueva cepa”, remarcó.

Debido a esta estadística, insistió en pedir a la población a quedarse en sus domicilios y solo salir para lo indispensable. “Hago un llamado, en especial, a los jóvenes y adultos para que actúen con responsabilidad, dado que pueden transportar el virus e infectar a los adultos mayores y hacer que se extienda por todo el país”, sentenció.

También manifestó que el 86% de los casos positivos en nuestro país no presenta síntomas, o si lo tienen, son muy ligeros, lo que a su vez concuerda con los datos de China, país donde surgió este virus con una tasa alta de sintomatología leve o muy leve. No obstante, señaló que será relevante averiguar la velocidad de transmisión para evaluar prontamente todos los contactos cercanos a un caso. “Hacer ese trazado, en esta fase, es importante”, indicó.

Por esta misma razón, precisó que no todas las personas deben hacerse la prueba médica para descartar Covid-19. “Solamente deben hacerse el examen las personas sintomáticas con riesgo epidemiológico”, insistió.

Asimismo, las personas con alta sospecha deben quedarse en casa, llamar a la Línea 113 y esperar a que los especialistas acudan a su domicilio. “Lamentablemente, en esta línea se presentaron algunas fallas debido a llamadas falsas e inoportunas, lo que se está tratando de resolver. Este es un sistema de aprendizaje porque es la primera vez que ocurre en el Perú”, precisó.

Enfatizó que es la primera vez que el Perú adopta esta disposición sanitaria y si bien puede presentarse algún defecto a nivel administrativo en la ejecución de esta medida, no se puede esperar a tener cuatro o cinco mil infectados para recién actuar, ya que ello significaría una catástrofe para nuestro sistema de salud.

Señaló que aún no nos encontramos en una fase comunitaria explosiva, pero es importante ser diligentes con las medidas establecidas para bloquear a tiempo la propagación del nuevo coronavirus, por lo que exhortó a respetar el aislamiento domiciliario y el distanciamiento social.

Por su parte, el doctor Elmer Huerta despidió su programa calificando el Estado de Emergencia Nacional como una medida de muy buen criterio de salud pública.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado una lista de preguntas frecuentes sobre la enfermedad por coronavirus que viene expandiéndose a nivel mundial. Tómese el tiempo de leer las siguientes respuestas y recomendaciones.

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

¿Qué es la COVID-19?

La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial.

Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro (3 pies) de distancia de una persona que se encuentre enferma.

La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.

¿Puede transmitirse a través del aire el virus causante de la COVID-19?

Los estudios realizados hasta la fecha apuntan a que el virus causante de la COVID-19 se transmite principalmente por contacto con gotículas respiratorias, más que por el aire. Véase la respuesta anterior a la pregunta «¿Cómo se propaga la COVID-19?»

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?

La principal forma de propagación de la enfermedad es a través de las gotículas respiratorias expelidas por alguien al toser. El riesgo de contraer la COVID-19 de alguien que no presente ningún síntoma es muy bajo. Sin embargo, muchas personas que contraen la COVID-19 solo presentan síntomas leves. Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que, por ejemplo, solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre el periodo de transmisión de la COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con las heces de una persona que padezca la enfermedad?

El riesgo de contraer la COVID-19 por contacto con las heces de una persona infectada parece ser bajo. Aunque las investigaciones iniciales apuntan a que el virus puede estar presente en algunos casos en las heces, la propagación por esta vía no es uno de los rasgos característicos del brote. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID-19 y seguirá informando sobre los nuevos resultados. No obstante, se trata de un riesgo y por lo tanto es una razón más para lavarse las manos con frecuencia, después de ir al baño y antes de comer.

¿Qué probabilidades hay de que contraiga la COVID-19?

El riesgo depende del lugar donde se encuentre usted y, más concretamente, de si se está produciendo un brote de COVID-19 en dicho lugar.

Para la mayoría de las personas que se encuentran en la mayor parte de los lugares, el riesgo de contraer esta enfermedad continúa siendo bajo. Sin embargo, sabemos que hay algunos lugares (ciudades o zonas) donde se está propagando y donde el riesgo de contraerla es más elevado, tanto para las personas que viven en ellas como para las que las visitan. Los gobiernos y las autoridades sanitarias están actuando con determinación cada vez que se detecta un nuevo caso de COVID-19. Es importante que todos respetemos las restricciones relativas a los viajes, los desplazamientos y las concentraciones multitudinarias de personas aplicables a cada lugar en concreto. Si cooperamos con las medidas de lucha contra la enfermedad, reduciremos el riesgo que corremos cada uno de nosotros de contraerla o de propagarla.

Como se ha comprobado en China y en otros países, es posible detener los brotes de COVID-19 y poner fin a su transmisión. No obstante, la gran rapidez con que pueden aparecer nuevos brotes nos obliga a ser conscientes de la situación en los lugares donde nos encontramos o donde tengamos intención de ir. La OMS publica cada día actualizaciones sobre la situación de la COVID-19 en el mundo, que se pueden consultar, en inglés, en la página https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/situation-reports/.

¿Debo preocuparme por la COVID-19?

Por lo general, los síntomas de la COVID-19 son leves, sobre todo en los niños y los adultos jóvenes. No obstante, también pueden ser graves y obligan a hospitalizar a alrededor de uno de cada cinco infectados. Por consiguiente, es bastante normal preocuparse por los efectos que el brote de COVID-19 puede tener en nosotros y en nuestros seres queridos.

Esta preocupación debe servirnos para adoptar medidas de protección para nosotros, nuestros seres queridos y las comunidades donde vivimos. La medida principal y más importante es la higiene regular y completa de las manos y de las vías respiratorias. En segundo lugar, es importante mantenerse informado y seguir los consejos de las autoridades sanitarias locales, como los relativos a los viajes, los desplazamientos y los eventos donde se pueda concentrar un gran número de personas. Puede consultar los consejos sobre protección en la página https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public.

¿Quién corre riesgo de desarrollar una enfermedad grave?

Todavía tenemos mucho por aprender sobre la forma en que la COVID-2019 afecta a los humanos, pero parece que las personas mayores y las que padecen afecciones médicas preexistentes (como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes) desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Son eficaces los antibióticos para prevenir o tratar la COVID-19?

No. Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo contra las infecciones bacterianas. La COVID-19 está causada por un virus, de modo que los antibióticos no sirven frente a ella. No se deben usar antibióticos como medio de prevención o tratamiento de la COVID-19. Solo deben usarse para tratar una infección bacteriana siguiendo las indicaciones de un médico.

¿Existen medicamentos o terapias que permitan prevenir o curar la COVID-19?

Aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas de la COVID-19, no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad. La OMS no recomienda la automedicación, en particular con antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19. Hay varios ensayos clínicos en curso con medicamentos occidentales y tradicionales. La OMS facilitará información actualizada tan pronto como los resultados de los ensayos clínicos estén disponibles.

¿Existe alguna vacuna, medicamento o tratamiento para la COVID-19?

Todavía no. Hasta la fecha, no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar la COVID-2019. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas. Las personas que presentan casos graves de la enfermedad deben ser hospitalizadas. La mayoría de los pacientes se recuperan con la ayuda de medidas de apoyo.

Se están investigando posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba. La OMS está coordinando los esfuerzos dirigidos a desarrollar vacunas y medicamentos para prevenir y tratar la COVID-19.

Las formas más eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás frente a la COVID-19 son: lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con el codo o con un pañuelo de papel al toser y mantener una distancia de al menos 1 metro (3 pies) con las personas que tosen o estornudan. (Véase ¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?).

¿Son lo mismo la COVID-19 y el SRAS?

No. El genoma del virus que causa la COVID-19 y el del responsable del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) son similares, pero no iguales. El SRAS es más letal pero mucho menos infeccioso que la COVID-19. Desde 2003, no se han registrado brotes de SRAS en ningún lugar del mundo.

¿Debo llevar mascarilla para protegerme?

Si no se presentan los síntomas respiratorios característicos de la COVID-19 (sobre todo, tos) o no se cuida de una persona que pueda haber contraído esta enfermedad, no es necesario llevar puesta una mascarilla clínica. Recuerde que las mascarillas desechables solo se pueden utilizar una vez y tenga en cuenta también que, si no está usted enfermo o no cuida de una persona que lo esté, está malgastando una mascarilla. Las existencias de mascarillas en el mundo se están agotando, y la OMS insta a utilizarlas de forma sensata.

La OMS aconseja hacer un uso racional de las mascarillas clínicas para no derrochar innecesariamente ni usar indebidamente unos utensilios que son valiosos (véase el apartado Cuándo y cómo usar mascarilla). 

Las medidas frente a la COVID-19 más eficaces para protegerse a uno mismo y a los demás son: lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con el codo o con un pañuelo de papel al toser y mantener una distancia de, al menos, 1 metro (3 pies) con las personas que tosen o estornudan. Para más información a este respecto, pueden consultarse las medidas básicas de protección frente al nuevo coronavirus.

¿Cuánto dura el periodo de incubación de la COVID-19?

El «período de incubación» es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de la COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días. Estas estimaciones se irán actualizando a medida que se tengan más datos.

¿Pueden los humanos contraer el virus de la COVID-19 por contacto con un animal?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que son comunes entre los murciélagos y otros animales. En raras ocasiones las personas se infectan por estos virus, que luego pueden propagarse a otras personas. Por ejemplo, el SRAS-CoV iba asociado a las civetas y el MERS-CoV se transmite a través de los dromedarios. Todavía no se ha confirmado el posible origen animal de la COVID-19. 

Como medida de protección al visitar mercados de animales vivos o en otras situaciones parecidas, evite el contacto directo con los animales y las superficies que estén en contacto con ellos. Asegúrese de que en todo momento se observen prácticas adecuadas de higiene de los alimentos. Manipule con cuidado la carne, la leche o los órganos de animales crudos para evitar la contaminación de alimentos no cocinados y evite el consumo de productos animales crudos o poco cocinados.

¿Mi mascota me puede contagiar la COVID-19?

Aunque ha habido un caso de un perro infectado en Hong Kong, hasta la fecha no hay pruebas de que un perro, un gato o cualquier mascota pueda transmitir la COVID-19. La COVID-19 se propaga principalmente a través de las gotículas producidas por una persona infectada al toser, estornudar o hablar. Para protegerse a sí mismo, lávese las manos a fondo frecuentemente.

La OMS se mantiene al tanto de las últimas investigaciones a este respecto y otras cuestiones relacionadas con la COVID-19 y proporcionará información actualizada de las conclusiones que se vayan obteniendo. 

¿Cuánto tiempo sobrevive el virus en una superficie?

No se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus causante de la COVID-19 en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus. Los estudios realizados (incluida la información preliminar disponible sobre el virus de la COVID-19) indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

Si cree que una superficie puede estar infectada, límpiela con un desinfectante común para matar el virus y protegerse de este modo a usted mismo y a los demás. Lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Evite tocarse los ojos, la boca o la nariz.

¿Es seguro recibir un paquete de una zona en la que se hayan notificado casos de COVID-19?

Sí. La probabilidad de que una persona infectada contamine artículos comerciales es baja, y el riesgo de contraer el virus causante de la COVID-19 por contacto con un paquete que haya sido manipulado, transportado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas también es bajo.

Frente a la ola de rumores que se difunden por canales no oficiales sobre el coronavirus, el Ministerio de Salud (Minsa) precisó que la opinión pública solo debe atender las versiones oficiales y no aquellas que carecen de sustento científico para no generar alarma innecesariamente. Reiteró que, a la fecha, no se ha registrado ningún caso confirmado de Covid-19 en el país

El ministerio precisó que continuará informando sobre las medidas preventivas frente al riesgo de que el virus ingrese al país como lavarse las manos y cubrirse la nariz y la boca con el antebrazo, porque constituye la mejor arma contra el virus.

El médico infectólogo del Instituto Nacional de Salud del Ministerio de Salud (INS), Manuel Espinoza, recomendó no compartir cualquier información sin verificar la fuente y, a la vez, aclaró algunos datos que se han difundido sobre este virus que ha generado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) eleve la alerta a “nivel muy alto” en todo el mundo.

En ese sentido, el doctor Espinoza señaló que, si bien el árbol de la quina posee un alcaloide denominado ‘quinina’ y este salvó a miles de personas de la malaria en el siglo XVII, decir que es un medicamento eficaz para este nuevo coronavirus no tiene asidero científico.

“Se sabe que la quinina se sigue utilizando para tratar la malaria e, incluso, que es un buen antiparasitario, pero para convertirse en un medicamento frente al Covid-19, se tendría que pasar por ensayos preclínicos, clínicos y ser aprobado por un Comité de Ética que debe señalar si tiene el grado de eficacia y seguridad correspondientes. Todo esto antes de ser comercializado”, puntualizó.

Otros mitos

También descartó que exista riesgo de contagio si se recibe paquetes enviados desde China. Al respecto, indicó que la OMS ha ratificado que el nuevo coronavirus no sobrevive mucho tiempo en objetos, como paquetes y que los envíos desde ese país demoran 45 días en llegar al Perú, tiempo suficiente para que el virus se extinga.

“El virus sobre una superficie, a temperatura ambiente, se extingue de 4 a 8 horas. Si, aun así, se desea ser muy escrupuloso con el aseo, se puede limpiar el paquete con alcohol y eso será suficiente”, anotó.

Otro de los mitos desmentidos es el referido a que el nuevo coronavirus puede llegar hasta ocho metros de distancia con un estornudo. Sobre el tema, señaló que si bien el virus se transmite directamente a través de secreciones respiratorias (estornudos y toses), estas pueden llegar, como máximo, hasta tres metros de distancia.

Por ello, los expertos recomiendan evitar el contacto cercano con cualquier persona que tenga fiebre o tos. También es preciso tener cuidado con la transmisión indirecta, es decir, la que se transmite por mesas, barandas, pasamanos contaminados. De ahí, la importancia de lavarse las manos de forma constante.

También desmintió que las picaduras de mosquito transmitan el coronavirus, reiterando que este este virus respiratorio se propaga, principalmente, por contacto con una persona infectada a través de sus secreciones respiratorias.

Finalmente, negó que los animales de compañía propaguen la enfermedad. Agregó que las mascotas pueden ser portadoras si algún paciente con Covid-19 estornuda sobre su pelaje. Solo en ese caso, el animal podría transportar el virus. Por eso, sigue siendo conveniente lavarse las manos con agua y jabón tras tocar a animales para protegerse no solo del nuevo coronavirus, sino también de bacterias habituales.