Tag

arquiactividades

Browsing

El mes de julio en el Arzobispado de Lima ha sido uno de los más gratificantes en lo que va del año. No solo tuvimos la tradicional Misa y Te Deum por el 198° Aniversario Patrio, también fuimos testigos de la Ordenación Episcopal de los nuevos Obispos Auxiliares de Lima, y la visita pastoral a muchas comunidades parroquiales de la arquidiócesis.

A continuación compartimos el resumen de actividades del mes de julio en la Arquidiócesis de Lima:

Papa Francisco recibe en audiencia a Mons. Castillo

A inicios de julio, el Papa Francisco recibió en audiencia al Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Monseñor Carlos Castillo Mattasoglio, quien acudió para agradecerle su nombramiento como Arzobispo de Lima (ver noticia)

“Ha sido un encuentro profundo, amistoso, alegre, y muy paternal, una fuerza espiritual para que sigamos saliendo hacia los más débiles y frágiles, predilectos de Dios”, comentó el Primado del Perú.

Gran Serenata de Juan Diego Flórez en la Plaza Mayor de Lima

Juan Diego Flórez llevó cultura musical con ‘Serenata al Perú’. En el marco de las celebraciones por Fiestas Patrias y la creación de un nuevo proyecto educativo musical, el tenor peruano se presentó en la Plaza de Armas en un concierto gratuito que convocó a multitudes. (ver noticia)

Santa Misa y Te Deum – Catedral de Lima

Este 28 de julio, Monseñor Carlos Castillo presidió por primera vez como Arzobispo de Lima la tradicional Misa y Te Deum por el 198° Aniversario Patrio. La homilía del pastor de Lima fue un llamado a todos los peruanos para que juntos nos dispongamos a convertir nuestra libertad en más responsable, madura y socialmente eficaz. (ver homilía completa)

Cardenal Versaldi visita Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima

Su Eminencia Reverendísima Cardenal Giuseppe Versaldi, Prefecto de la Congregación para la Educación Católica, visitó la sede de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima y sostuvo una reunión con el Gran Canciller de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima, Monseñor Carlos Castillo, el Rector p. Pedro Hidalgo, algunas autoridades y colaboradores de la institución. Fue una visita inspiradora y alentadora para la institución (ver noticia).

Ordenación Episcopal de Obispos Auxiliares de Lima

El pasado 06 de julio, la Iglesia de Lima fue testigo de la Ordenación Episcopal de los Obispos Auxiliares de Lima: Mons. Ricardo Rodríguez y Mons. Guillermo Elías, en la Basílica de la Catedral de Lima (ver noticia)

“Nosotros somos pueblo como ustedes hermanos y hermanas, somos pecadores como ustedes, y son nuestros hijos, son de nuestro pueblo peruano, de nuestra Lima, que parece resquebrajarse con tantos problemas, pero que es asistida por la fuerza del amor del Señor y por la fe que aquellos que el Papa llamó ‘los santos profetas del Perú”, señaló Mons. Carlos Castillo

Exposición fotográfica «Gestos y Palabras: Jorge Mario Bergoglio»

En julio también se inauguró la muestra fotográfica “Gestos y palabras: Jorge Bergoglio, una presencia original”, que estuvo disponible de forma gratuita para el público en general del 6 al 20 de julio (ver noticia).

«Tengo el honor de conocer esta tierra, y a este gran hombre (Francisco) que está velando por el cuidado de nuestra Iglesia. Espero que todos tengamos una mayor conciencia de la persona, del carisma, del magisterio del Papa», expresó el Cardenal Giuseppe Versaldi.

70 años de la presencia carmelita en el Perú

El Arzobispo de Lima Carlos Castillo presidió la misa de acción de gracias por los 70 años de la presencia Carmelita en el Perú en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen en Miraflores. (ver noticia)

80 Años de la presencia Marianista en el Perú

Este mes la Iglesia de Lima celebró con gran alegría los 80 años de la presencia Marianista en el Perú en una misa de Acción de Gracias presidida por Monseñor Castillo en la Parroquia Santa María Reina en el distrito de San Isidro. (ver noticia)

Ordenación de sacerdotes Agustinos

Otro momento de gran relevancia tuvo lugar en la Capilla de Nuestra Señora de la Consolación, en el distrito de San Isidro, donde fueron ordenados tres nuevos pastores de la Iglesia: Fr. Paulo Saavedra López, OSA, Fr. Santiago Huamán de la Cruz, OSA, Fr. Miguel Oblitas Guerrero, OSA. (ver noticia)

111 aniversario de la provincia misionera de San Francisco Solano

“Nosotros tenemos que ser los nuevos santos de la era global, especialmente los jóvenes, santos del nuevo milenio. No se puede ser santo sin ser profeta, y el profeta es el que da testimonio con su vida, del anuncio de Dios, de Dios que es amor, de Dios que es justicia y paz.” Mons. Carlos Castillo

Toma de posesión del Presbítero Luis Ayala

Con motivo de la celebración de la fiesta de San Francisco Solano, el Arzobispo de Lima presidió la Santa Misa con toda la comunidad de la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles, en el Convento Franciscano de los Descalzos. (ver noticia)

Solemnidad de la Virgen del Carmen

Comunidades parroquiales de distintas partes de la capital celebraron la Solemnidad de la Virgen del Carme con saetas, procesiones, ofrendas y rezos a la «Reina de los mares«, pidiéndole protección y amparo en momentos de angustia y dificultad. (ver noticia)

Fiesta de María Magdalena: primera mensajera de Jesús resucitado

La parroquia Santa María Magdalena del distrito de Pueblo Libre festejó la fiesta de María Magdalena en presencia de toda la comunidad parroquial y nuestro Arzobispo de Lima. (ver noticia)

Fiesta de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

Un emotivo reencuentro se produjo el pasado domingo 21 de julio en el marco de la fiesta de la Virgen del Perpetuo Socorro. Monseñor Carlos Castillo, se reencontró con la comunidad de la Virgen Medianera en el Cercado de Lima, parroquia de la que fue pastor del 2002 al 2009. (ver noticia)

Ayuda humanitaria a familias afectadas por incendio en el Callao

La Vicaría de la Pastoral Social y Dignidad Humana del Arzobispado de Lima, conjuntamente con Cáritas Callao y el Ministerio de la Mujer, a través del INABIF, se unieron para atender de manera inmediata a los damnificados del incendio AA HH. San Juan Bosco, ubicado en el Callao. Se trasladaron 500 raciones de alimentos para hacer entrega a las personas afectadas por el siniestro. (ver noticia)

Entrevista a Mons. Nicola Girasoli

Conocido por su gran entusiasmo y espíritu juvenil, tuvimos la oportunidad de conversar con Monseñor Nicola Girasoli, Nuncio Apostólico en el Perú, para hablar sobre diferentes temas de interés para la Iglesia universal. (ver entrevista)

Este fin de semana, dos nuevos párrocos tomaron posesión de sus parroquias en la Arquidiócesis de Lima: el padre Jaime Jesús Calvo Zárate asumió como párroco de San Judas Tadeo, en San Miguel; y el padre Isaías Peña Vinces asumió como párroco de Sagrado Corazón de Jesús, en Barranco. Ambas ceremonias fueron presididas por Mons. Ricardo Rodríguez, Obispo Auxiliar de Lima.

“Hoy venimos de una manera particular por encargo del señor Arzobispo de Lima, Mons. Carlos Castillo, para hacer la entrega de la parroquia, la toma de posesión del párroco en una comunidad de fe”, fueron las palabras de Monseñor Rodríguez.

El párroco vive en medio de la comunidad

Parroquia San Judas Tadeo en Toma de posesión del párroco Jaime Jesús Calvo Zárate

“Hoy es un día muy interesante para la comunidad parroquial de San Judas Tadeo, porque recibe a un pastor, a un hermano. La Iglesia propone a un sacerdote que ejerza el ministerio del amor, del culto, de la palabra, en medio de una comunidad parroquial», añadió.

«Â¿Qué es una parroquia? – pregunta Monseñor Rodríguez – La palabra parroquia viene de dos términos que evolucionaron en el tiempo pero que hoy se podrían interpretar como estar en la casa, vivir en la casa, por eso se dice que es el párroco, porque es el que vive en medio de la casa, ahí en la comunidad.”

“Los sacerdotes a veces nos hemos dedicado sin darnos cuenta en construir templos, pero no hemos construido parroquias, hemos olvidado que el Señor nos manda fundamentalmente a edificar parroquia, comunidad de fe, ésa es la misión fundamental, y el párroco está llamado a edificar esta comunidad, una comunidad donde habrá diversidad”.

La comunidad es el arte de armonizar lo diverso

Padre Jaime Jesús Calvo Zárate y Monseñor Ricardo Rodríguez

“Una de las cosas que a mí me gusta en el concepto de Iglesia es ¿Cómo podemos vivir la unidad tan profunda y tan bella en la diversidad? Siendo diversos, teniendo diversos carismas, dones, gracias que Dios nos da, podemos vivir en la unidad”, acotó.

“Cada uno reconoce el don que Dios le ha dado entonces dice: “ese don, eso que sé hacer bien, lo voy a poner al servicio de mis hermanos”, y la comunidad viene a construirse en las diversidades. No todos sabemos ni debemos hacer lo mismo, hay cosas que le toca al sacerdote y hay cosas que le tocan al laico. La comunidad es eso, es el arte de armonizar lo diverso.»

Palabras del nuevo párroco Jaime Jesús Calvo Zárate

Padre Jaime Jesús Calvo Zárate

«Hoy es día para dar gracias a Dios, gracias a Dios por este regalo al haber sido nombrado como párroco de esta comunidad parroquial. Gracias a Monseñor Ricardo Rodríguez por su gentileza de haber aceptado venir a hacerme la entrega de la parroquia», comentó el padre Calvo Zárate.

«Con Monseñor Ricardo nos conocemos de hace muchos años, en la comunidad de San Ricardo, cuando él llegaba como nuevo párroco y yo era un laico comprometido con la parroquia. Luego viví como seminarista un año en la parroquia San Ricardo y pude compartir con Monseñor su amistad, su apoyo, sus orientaciones», indicó.

Una comunidad de fe en la diversidad de tareas

Parroquia Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en Toma de posesión del párroco Isaías Peña Vinces

Por otro lado, durante su visita a la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, el Obispo Auxiliar de Lima pidió a la comunidad parroquial acoger al padre Isaías Peña Vinces como nuevo pastor:

“Este llamado que yo les hago es precisamente a valorar la unidad que debe tener una comunidad de fe pero en la diversidad. Creo que es importante descubrir la diversidad de tareas que tenemos, al párroco le tocan cosas que él tiene que hacer, como al obispo, como al Papa, a cada uno le toca algo», expresó.

Refiriéndose al evangelio de Lucas 12,13-21, Monseñor Rodríguez exhortó a tener cuidado con «la avaricia, con el poder, cuidado con ese deseo desmesurado de tener, de figurar, de aparecer”

La Iglesia está llamada a ser más humana

Monseñor Ricardo Rodríguez entrega las llaves de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús

“Un sacerdote que llega a una parroquia no vive en una nube, vive en este mundo y tiene que ser párroco en una comunidad donde hay todo lo que he mencionado hoy. Párroco es el que vive en medio de la comunidad, el que sirve a la comunidad, el sacerdote es hermano.»

“La Iglesia de hoy está llamada a ser urgentemente más humana, si nosotros perdemos humanidad la Iglesia está perdiendo humanidad, si nosotros nos volvemos egoístas, avaros, soberbios, la Iglesia caerá en eso», insistió.

«La Iglesia no es el párroco o el obispo, la Iglesia somos todos y si algo, un virus entra en nuestras comunidades, está entrando en la Iglesia, por eso hay que hacer un antivirus, y no hay mejor antivirus que el evangelio” finalizó.

Palabras del nuevo párroco Isaías Peña Vinces

Padre Isaías Peña Vinces

«Querida comunidad que me ha recibido con una muy buena acogida, queridos hermanos y amigos que vienen de otra parroquia. Agradezco primero a Dios por la oportunidad de estar en esta comunidad y agradezco a Monseñor Carlos Castillo por haberme confiado esta gran responsabilidad», expresó el padre Isaías Peña.

«Al mismo tiempo, asumo este hermoso encargo y responsabilidad con mucha gratitud y con deseo de entrega generosa para ustedes. Me han pedido que los pastoree y lo voy a hacer con gusto», comentó emocionado.

El Coro de Niños de la Catedral de Trujillo (CNCTP) viajó hasta Lima para participar de la misa dominical presidida por el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Mons. Carlos Castillo en la Basílica Catedral de Lima.

«Queremos agradecer al coro niños de la catedral de nuestro hermano pueblo de Trujillo. Yo quiero agradecerle también a Monseñor Miguel Cabrejos, presidente de la Conferencia Episcopal y presidente del CELAM, que nos ha enviado este hermoso regalo después de fiestas patrias, para que todos podamos gozar de las bellezas que hacen en Trujillo y así estar unidos como Iglesia en todo el Perú», comentó Monseñor Castillo.

Bajo la dirección del maestro Manuel Loyaga Bartra, el elenco conformado por niños de 7 a 15 años interpretó una lista de cánticos:

  • Reunidos en el nombre del Señor
  • Señor ten piedad (Palazon)
  • Gloria (De niños)
  • Aleluya Handel (Version corta)
  • Nuestras Vidas Señor (Ofertorio)
  • Santo (Luna)
  • Cordero de Dios (Palazon)
  • Panis Angelicus (Comunión)
  • Junto a ti María (Salida)

Al término de la celebración eucarística, el Coro de Niños de la Catedral de Trujillo ofreció un recital gratuito al público asistente. Este fue el repertorio musical:

  • Pueri Concinite (Von Herbeck)
  • El Cascabel (Lorenzo Barcelata)
  • Dubula (Stephen Hatfield)
  • Así baila mi Trujillana (Juan Benites)

Sobre el Coro de Niños de la Catedral de Trujillo

Fundado en Junio del 2006, este elenco de niños y niñas de 7 a 15 años decidieron unirse para realizar actividades de práctica de canto coral basados en el amor a Dios, la disciplina personal, perseverancia, los sentimientos de respeto y cooperación mutua bajo la acertada dirección del fundador y director Manuel Loyaga Bartra.

El Coro ha tenido participación en un sinnúmero de festivales nacionales e internacionales, además de organizar dos conciertos anuales por el aniversario patrio y las fiestas navideñas.

A la fecha vienen realizando dos producciones musicales: «Navidad con los niños» (2009) y «Festejando navidad» (2011). Para más información sobre próximas presentaciones y requisitos para formar parte del coro puedes visitar sus redes sociales desde aquí.

El Padre Jesús Mendoza, Vicario Episcopal de la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Lima, y el Padre César Oré, asesor diocesano de la Pastoral Juvenil de Lima, participaron en la reciente edición del programa Diálogo de Fe para abordar el tema de la presencia de los jóvenes en la Iglesia.

Dios se acerca a la realidad para mostrarnos su amor

“Cristo  ha venido con un propósito, a salvar a sus hermanos, y para eso tendrá que pasar la cruz, morir y resucitar – comentó Jesús Mendoza – esa es la fuerza del espíritu de Cristo que hace patente el amor misericordioso del Padre de los cielos a nosotros sus hijos, que pasaremos siempre un momento de cruz, nuestra muerte, pero lo grato es que cuando resucitemos estemos con él, frente a él y con él”

Por su parte, el Padre César Oré explicó que la mejor manera de comprender el amor de Dios es “cuando uno lo experimenta, porque Dios en sí es amor, y cuando nosotros nos encontramos con el Señor vamos comprendiendo cómo es ese amor que envuelve a la persona humana, que transforma. Dios se acerca a cada realidad en la cual nosotros estamos para mostrar su cercanía”.

Dios nos levanta y nos da esperanza

Jesús nos entrega de manera generosa “el amor de Dios para darlo también a la otra persona, entonces ahí se hace misericordia con el otro, cuando uno no anda por la vida buscando juzgar a los demás, sino cuando se descubre que Dios viene a levantarte y te abre una esperanza, mira más allá, ve hacia adelante.”

“Siempre hay algo que tenemos nosotros, que es el Espíritu de Dios que nos anima, que es la fe, la fuerza de la fe y la fuerza del amor en las cosas que tenemos que hacer porque nuestra última meta realmente es la patria celestial”.

La fe católica implica una dimensión personal y comunitaria

“El cristiano en este mundo tiene una razón para existir, ayudar al hermano en la caridad y al servicio y en la entrega, si es hasta dar la propia vida para que este viva, hay que hacerlo, y el cristiano tiene que curar las heridas de sus hermanos como también aprender a curarse las suyas, darse al otro porque se ha quedado sin fuerzas”, comentó el Vicario de la pastoral juvenil.

Seamos cada día protagonistas de Dios, ayudando al caído, levantándolo y caminando y acompañándolo, es parte de nuestra vida cristiana.

P. Jesús Mendoza

En esa misma línea, el padre Oré añadió que “la fe católica implica una dimensión personal pero también comunitaria, el hacerse con los demás hermanos, sentirse hermano de los demás, mirar hacia los otros, porque el amor es amar al otro como Cristo nos ha amado, un amor sin medida.”

La presencia de jóvenes en el mundo

Para el Padre Jesús “el joven el día de hoy tiene que ser constructor de su destino, pero tiene que hacerlo con el espíritu de fe, de amor que lo llama. Habrá muchas tentaciones, muchas pruebas en este mundo, pero el joven y cada uno de nosotros tenemos que siempre tomarnos de la fe. A pesar del dolor, de la persecución, del martirio y de las pruebas, de la presión del mundo, es posible levantarnos y caminar hacia el Padre”.

«En los jóvenes siempre hay un despertar de alegría que no se debe quedar solo en entusiasmo sino que va ayudando en esa profundidad de entendimiento de la realidad de otros que también van acercándose a Jesús y que ayudan a transformar a la sociedad, porque una presencia de jóvenes en el mundo nos ayuda a todos a tratar siempre de renovarnos», expresó César Oré.

«Se trata de un camino Sinodal – agregó – caminamos juntos hacia el Señor, vamos discerniendo, y vamos nosotros dentro de la vida juvenil, creativamente, dando expresiones de ese encuentro con el Señor en cada realidad, el deporte es una de ellas, la cultura, la danza, diferentes expresiones pero en la que los jóvenes son protagonistas».

Encuentro Latinoamericano de Pastoral Juvenil en Lima

En otro momento, los representantes de la Vicaría de la Pastoral Juvenil se refirieron a la próxima asamblea juvenil que se celebrará en nuestro país en el mes de noviembre y reunirá a obispos, asesores y jóvenes de las comisiones nacionales de Pastoral Juvenil de toda América Latina y el Caribe:

«Vienen alrededor de 200 jóvenes que pertenecen a las pastorales juveniles de sus diócesis, vienen asesores de pastoral juvenil para ayudarnos a descubrir cómo el joven tiene que ser protagonista dentro de la Iglesia», comentó César Oré.

El Padre Juan José Salaverry, OP, habló sobre el trabajo que viene realizando en la Vicaría Episcopal para la Vida Consagrada de la Arquidiócesis de Lima, los proyectos que vendrán a futuro y las expectativas en torno al próximo Sínodo Amazónico.

«Nuestro objetivo es promover, animar, cuidar, apoyar y atender a los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica presentes en la Arquidiócesis, según el carisma propio, como parte una de las fortalezas de la Iglesia de Lima», comentó.

“El Arzobispo de Lima nos indicó a los vicarios episcopales, y a todo el clero de Lima, sus líneas pastorales o criterios de conversión pastoral que orientarán su servicio a la Iglesia – prosiguió – estos lineamientos también deben ser aplicados en la pastoral de los consagrados que vivimos en la Arquidiócesis, desde nuestra opción de vida, con nuestros propios carismas, cuidando la justa autonomía religiosa, pero siempre al servicio de la Iglesia» acotó.

«La vida religiosa nace en la Iglesia, al servicio de la Iglesia y crece y se desarrolla en la Iglesia, la vida consagrada no es un aparte, no es una Iglesia paralela, sino que se entiende desde la misma Iglesia particular y desde la Iglesia universal. Por eso apostamos en el mismo proyecto de la vivencia y del conocimiento del evangelio, estamos al servicio del evangelio», resaltó.

Primer encuentro de la Vida Consagrada

P. Fr. Juan José Salaverry durante el I Encuentro de la Vida Consagrada

Una de las actividades más destacadas del año fue el encuentro que reunió a más de 700 religiosos y religiosas de los institutos de vida consagrada y sociedades de vida apostólica, celebrado en el Auditorio del Instituto Superior de Estudios Teológicos Juan XXIII, y que llevó como título “Caminando juntos y construyendo Iglesia”.

Al respecto, Salaverry señaló que «necesitamos unir a la Iglesia y a la vida religiosa porque seguimos un mismo evangelio. Para ello, junto con la Comisión Episcopal de Vida Consagrada y la Conferencia de Religiosos del Perú (CONFER) nos hemos puesto de acuerdo para mantener una comunicación constante y para informarnos mutuamente de las actividades que se están realizando, animándonos y ayudándonos mutuamente en el servicio apostólico”.

Sínodo Panamazónico: presencia misionera

El Sínodo Panamazónico es un “evento muy importante para la vida religiosa en el Perú porque la Amazonía Peruana ha sido confiada, en gran medida, a la labor misionera de religiosos. A inicios del siglo XX, la selva peruana fue dividida en tres bloques: el norte se confió al cuidado pastoral de los frailes agustinos, la zona centro de la selva al cuidado de los franciscanos que desde el gran Convento de Santa Rosa de Ocopa desplegaron una labor misionera ejemplar, y la selva  sur, fue constituida en la Prefectura Apostólica de Santo Domingo”, recordó.

“Hoy son muchos los Vicariatos Apostólicos  en la selva y la gran mayoría están a cargo de religiosos y cuentan con abnegadas hermanas que misionan con generosidad en la Amazonía. El clero nativo ha crecido, pero la misión evangelizadora ha contado y cuenta con el trabajo misionero de  consagrados y consagradas. Este sínodo va a ser muy importante para dar un respaldo teológico y eclesiológico a la labor que se está realizando en estos ámbitos del Perú, como parte del pueblo de Dios».

Próximas actividades del año

Fr. Juan José indicó que durante este año se centrarán en tres tipos de actividades para la vida consagrada: “una actividad espiritual y religiosa que es la misa por el día de la vida consagrada; unas charlas doctrinales sobre el área de formación permanente; y la expo vocacional que se va a titular “Valientes” a realizarse en el mes de octubre.

En el marco de la solemnidad de San Ignacio de Loyola, el Cardenal Pedro Ricardo Barreto presidió la Santa Eucaristía celebrada en la parroquia Nuestra Señora de Fátima en el distrito de Miraflores. La celebración contó con la presencia de los obispos auxiliares de la Arquidiócesis de Lima: Monseñor Ricardo Rodríguez y Monseñor Guillermo Elías.

“Estamos celebrando esta fiesta de San Ignacio de Loyola, dándole gracias a Dios por todo lo que significa la compañía de Jesús para la Iglesia desde el momento de su fundación”, indicó el purpurado.

“Nos hemos reunido esta noche para agradecer una vez más por la herencia espiritual de San Ignacio de Loyola, fundador de la compañía de Jesús. Agradecer por sus enseñanzas espirituales que tanto bien han hecho en la Iglesia y en la vida de las personas, agradecer el peregrinar de Ignacio por habernos ayudado a buscar y encontrar a Dios, que nos ama infinitamente, que nos envía a testimoniar su amor a todos nuestros hermanos”

Llegar a Dios a través del prójimo

“Lo primero que el evangelio nos muestra es que el camino hacia Dios pasa necesariamente por el encuentro con el hermano en forma creacional. Si queremos mostrar el camino hacia Dios debemos volver a mostrar el camino hacia los hermanos, en su propios desafíos, anhelos, luchas y logros”, comentó durante la homilía el padre Juan Carlos Morante (Provincial de la compañía de Jesús en el Perú).

“Juan Pablo II en su primera encíclica, que para la Iglesia, el ser humano es el camino para encontrar a Dios. Por eso volver al camino hacia Dios implica necesariamente lo que encontramos en el Concilio Vaticano II, hacer nuestros los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobretodo de los pobres y de cuanto sufren».

Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía de Jesús

En otro momento, el padre Juan Carlos Morante compartió con la comunidad parroquial los nuevos lineamientos de la Compañía de Jesús difundidos a inicios de este año:

“Las Preferencias Apostólicas Universales son el fruto de una elección. Se ha escogido entre varias posibilidades, todas ellas buenas; se ha querido encontrar la mejor manera de colaborar en la misión del Señor, la que más conviene al servicio de la Iglesia en este momento, la que mejor podemos realizar con lo que somos y tenemos, buscando hacer aquello que sea de mayor servicio divino y bien universal”, señala.

«(1) Mostrar el camino hacia Dios mediante los Ejercicios Espirituales y el discernimiento; (2) caminar junto a los pobres, los descartados del mundo, los vulnerados en su dignidad en una misión de reconciliación y justicia; (3) acompañar a los jóvenes en la creación de un futuro esperanzador;  (4) colaborar en el cuidado de la Casa Común» son las cuatro preferencias apostólicas que han sido, a su vez, confirmadas por el Papa Francisco.

El Santo Padre insiste en que “la primera preferencia es capital porque supone como condición de base el trato del jesuita con el Señor, la vida personal y comunitaria de oración y discernimiento”. Morante añadió que “sin esta actitud orante lo otro no funciona”.

Ignacio de Loyola: un estudioso al servicio del Señor

San Ignacio de Loyola nació en España en el año 1941 y fue el Fundador de la Compañía de Jesús. Su primera dedicación fueron las armas, siguiendo la tradición familiar. Sin embargo, tras resultar gravemente herido en la defensa de Pamplona contra los franceses (1521), cambió por completo de orientación hacia la lectura de libros durante su convalecencia.

“San Ignacio de Loyola, que hoy recordamos, cuando era un joven soldado pensaba en su propia gloria; pero luego fue atraído por la gloria de Dios, que dio sentido a su vida”, comentó el Papa Francisco a través de su cuenta de Twitter.

Formuló sus Ejercicios espirituales durante su retiro en Manresa, y utilizó como modelo Ejercicios para la vida espiritual (1500), del abad español García de Cisneros. Los Ejercicios espirituales constituyen el modelo para la mayoría de las misiones y retiros católicos.

El Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Mons. Carlos Castillo participó en el programa ‘Diálogo Abierto’ conducido por Salvador Herencia para abordar el tema ‘La Iglesia, la infancia y los niños: Una prioridad entre la opción por los pobres’. También participaron en el debate el padre Gastón Garatea, y la Dra. Gloria Helfner, miembros del Grupo Directivo de Inversión en la Infancia.

Cada niño nace con una vocación que debemos cultivar

«El tema del niño siempre está presente en la tradición de la fe porque Dios, cuando quiere cambiar la historia, hace nacer un niño. Moisés, David, Daniel, todos son niños que luego se hacen grandes y dependerán mucho de cómo son acogidos, como el propio Jesús que es acogido en forma precaria, pero no aparecen como niños abandonados como dice Nietzsche y Heidegger», comentó el Arzobispo de Lima.

Cada niño nace con una vocación, con un llamado especial y tiene una tarea, una misión para todos, pero hay que cultivarla acogiéndolo y aceptándolo como es.

«No somos arrojados a la existencia, somos acogidos a la existencia, no somos seres anónimos, y la biblia quiere recordar que inclusive el niño más menesteroso, más pobre, siempre ha de ser acogido y acompañado para que crezca y pueda también ser un aporte», añadió.

Vocaciones que se frustran por la desnutrición

Con la desnutrición actual que vemos en todo el país «hay posibilidad que una vocación se frustre porque le falta algo elemental como el hierro, por ejemplo». Este es un problema serio porque estamos «cometiendo una falta de acogida, actuando con indiferencia ante el nacimiento de un niño en medio de una sociedad violenta que lo maltrata o usa para fines propios que van a impedir hacer su misión en este mundo».

La Iglesia necesariamente tiene que tomar cartas en el asunto porque es «el sector más lindo para recibir a los niños en sus espacios amplios para que jueguen, participen en la misa y aprendan a cantar, pero también encontramos una proporción de niños que son retraídos o que tienen debilidad, y es muy difícil poder hacer una pastoral que incluya a quienes tienen deficiencias».

«Ciertamente los esfuerzos que se han hecho por la alimentación han existido y existen, pero hay que reforzarlos mucho porque el crecimiento de la población es tan grande que corremos el riesgo de excluirlos como sucede con otros sectores de población como las zonas amazónicas o las zonas más altas de los andes».

Pastoral juvenil de barrios

En ese sentido, la Iglesia debe comenzar a «abrirse a nuevos sectores y mirar para fuera», que salga a compartir la vida para «crear nuevas formas de parroquia donde se encuentra la gente en la calle». Y recordando la exhortación apostólica ‘Christus Vivit’ del Papa Francisco, Monseñor Castillo comentó sobre la propuesta del Sumo Pontífice de una «pastoral juvenil barrial sin muchas exigencias, en donde los agentes pastorales se van a mezclar con la gente en el barrio para hacer grupos de distintos tipos».

Pastoral de la infancia que considere al niño como sujeto

«En el caso de los niños hay que compartir con ellos y empezar dentro de cada barrio a reunirlos para ver en qué condiciones están, y luego hablar con las mamás, reunirse con ellas para ver si están nutridos o no».

«A mí lo que me interesa de la pastoral de la infancia – añadió Monseñor Castillo – es que considera al niño como sujeto, no lo considera como un objeto de trato sino como alguien que es todo una potencialidad de vida para todos, y que además él mismo es una fuente inagotable de reconocimiento de que Dios está con nosotros y nos acompaña».

En la niñez se genera la esperanza de la humanidad

A Jesús desde chiquito se le llama el Emmanuel porque Dios nos acompaña, «quiere que siempre se genere desde la niñez la esperanza de la humanidad; y entonces al considerarlos sujetos, no son simple objeto de nosotros sino que siempre nos están preguntando, demandando y amando, y nosotros estamos respondiendo sus necesidades y estamos en diálogo con ellos».

Podríamos crear un sistema educativo de la infancia que a todos nos pusiera en sintonía sobre cómo vamos a tratar los niños y por qué el niño tiene que ser tratado como sujeto y no como un objeto.

«La alimentación tiene que ir variando según se avanza en la vida, no puede ser la misma, toda la vida es harinas y entonces eso disminuye las capacidades. Luego está la presencia del alcohol en la vida de las personas que destruye ciertamente las células cerebrales, y que entonces se transmite eso de generaciones a otras, inclusive, cada uno de nosotros podría medir si ciertas enfermedades que tiene no derivan de cosas que en el pasado nuestros familiares comieron o tomaron».

Una cadena ininterrumpida de maltrato infantil

El tema de la violencia en nuestro país se ha hecho más evidente en el último tiempo al ubicarnos en el tercer o cuarto lugar en el mundo de maltrato de la mujer. «Esto es expresión de vidas donde la niñez ha sido tratada como cosa, es una cadena ininterrumpida, histórica, en donde no podemos decir que todo tiempo pasado fue mejor, porque realmente el pasado fue muy duro por la rigidez con que se pretende muchas veces adaptar al niño a las formas de los adultos».

«Todos hemos recibido una educación un poco dura, quizás en eso hemos mejorado pero no lo suficiente, porque aún están los rezagos de una educación violenta, ‘que la letra con sangre entra’, o la amenaza permanente de decir: ‘si no haces esto, Dios te condena’, ‘si no te confiesas, Dios te condena, tienes que temer al Señor'».

«Toda esa manera de pensar del Siglo XVII se ha mantenido en la historia hasta ahora» porque no se dialoga con la persona sobre sus sentimientos, sus búsquedas, al contrario, «se pretende imponer a la persona y fabricarla en vez de suscitarla y resucitarla, que es lo que hace Jesús».

Una fe cristiana basada en el amor gratuito puede desviolentar nuestra sociedad

En ese sentido, Jesús pone en el medio a los niños y nos dice que si no son como niños, no entrarán al reino, «y lo dice porque el niño absorbe, en el sentido de que acoge lo que se le dice y cree, pero claro si eso es dañino también se lo cree».

«Nosotros hemos sido educados en una tradición violenta que en cierto modo ha anunciado el rigor y la amenaza permanente a la persona, y entonces nos hemos olvidado de los más central de la fe, que es el amor, el amor gratuito de Dios que está mostrado en Jesús».

«Yo creo que una fe cristiana, basada en amor gratuito que es la que predica el Papa Francisco con toda claridad y que es la de Jesús original, puede desviolentar nuestra sociedad si es que nos quitamos el temor, y si expulsa al temor, expulsa a la violencia también».

Construir un país es una gran experiencia de amor

«Julio Cotler antes de morir dio una entrevista a Santiago Pedraglio donde dice que el Perú es uno de los países en América Latina en que existen menos experiencias compartidas, y en donde menos hablamos y creamos espacios para poder entendernos». Estos espacios ayudarían «a que pudiéramos por lo menos botar esas represiones, esos maltratos que hemos recibido antes para consolarnos mutuamente».

«Mi papá me enseñó, un poquito de viejito, que hacer un país es una gran experiencia de amor, construir una nación es una gran experiencia de amor, de encuentro los unos con los otros, de conocer nuestras historias. Como sacerdote he confesado en mis distintas parroquias a familias en que no se conoce el uno con el otro, no conoce la historia anterior, y entonces eso ahora se está haciendo un poquito más, pero se necesita propiciarlo.»

Un pueblo herido necesita hablar y ser escuchado

«Ayer le decía en mi parroquia San Juan Apóstol: “todos somos arzobispos y arzobispas”, porque a mí me han nombrado como parte de una experiencia concreta que es parte de todos ustedes, es una parroquia linda, pero la idea es que esa parroquia la asumamos todos para que difundamos esta alegría en las formas eclesiales».

«La Iglesia podemos abrirla para que su aporte sea dar, ser un medio, un ambiente, un espacio para que todos podamos compartir y entendernos, porque si nos entendemos, si nos comprendemos, si nos apreciamos podemos ver lo interesante que tenemos a pesar de todas nuestras dificultades y heridas. Un pueblo muy herido necesita hablar mucho y ser escuchado también».

Juan Diego Flórez llevó cultura musical con ‘Serenata al Perú’. En el marco de las celebraciones por Fiestas Patrias y la creación de un nuevo proyecto educativo musical, el tenor peruano se presentó la noche del domingo en la Plaza de Armas en un concierto gratuito que convocó a multitudes.

El concierto contó con la participación de la Orquesta Sinfónica y Coro Juvenil de Sinfonía por el Perú, organización creada por el reconocido tenor peruano con el objetivo de brindar a niños y jóvenes a formarse musicalmente.

Minutos antes de iniciar el recital, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Mons. Carlos Castillo, expresó que la Iglesia está para abrir las puertas a los grandes proyectos sociales:

«La Iglesia debe estar ahí, acompañando a nuestros jóvenes y promoviendo sus talentos. Cuando hacemos las cosas con generosidad, gratuitas, con alegría, entusiasmo y amor, nuestro país mejora y estamos contentos. Quería decirles que la Iglesia va a apoyar la obra de Juan Diego, por ahí me dicen que no tienen terreno, y en el Arzobispado de Lima estamos dispuestos a apoyar y a encontrar ese terreno para que pueda entregarse en cesión en uso», comentó.

Por su parte, el tenor peruano anunció la próxima creación del Centro Internacional de Excelencia Musical Sinfonía por el Perú, una escuela superior de música para jóvenes en edad universitaria que contará con el apoyo del Arzobispado de Lima:

“Queremos ser un centro de la excelencia musical, un centro que contará con los mejores profesores, la mejor infraestructura y tecnología al servicio de los niños y jóvenes que menos tienen. No solo quería contarles este maravilloso sueño, sino también que estamos haciendo realidad este sueño del Centro Internacional de Excelencia Musical con voluntad, con ahínco y perseverancia por los niños”, expresó.

Serenata al Perú

El concierto inició con la presentación de la Orquesta Sinfónica y Coro Juvenil de Sinfonía por el Perú bajo la dirección de Hugo Carrio. Tras la obertura de «El Murciélago» de Strauss, Juan Diego Flórez apareció en escena y entonó «Nessun dorma». Luego de su magnífica interpretación de la ópera de Giacomo Puccini, Flórez continuó con el clásico «La donna é mobile», y «Granada» de Agustín Lara.

El tenor peruano saludó al presidente de la República, Martín Vizcarra; al alcalde de Lima, Jorge Muñoz; a la primera dama, Maribel Díaz Cabello, a la vice presidente, Mercedes Aráoz; y a Monseñor Nicola Girasoli, Nuncio apostólico en el Perú.

Después de un breve descanso, Flórez interpretó un popurrí criollo: «Cuando llora mi guitarra», «Odiame» y «José Antonio», seguidos por las marineras «La Veguera» y «Zaña». El coro y orquesta juvenil, vestidos todos de elegante tono negro, tocaron «Amanecer Andino» de Daniel Alomía Robles y entonaron en idioma quechua «Hanaq Pachap», un himno a la virgen María creado en 1621, según anotó Flórez.

La «Serenata al Perú» no podía estar completa sin incluir los famosos huaynos del Cusco, «Ojos Azules» y «Valicha», así como el «Cóndor Pasa», los «Mambos» y finalmente «El Alcatraz» de la música afroperuana.

Central telefónica
(511)2037700