Tag

arquiactividades

Browsing

La Iglesia de Lima recuerda al Cardenal Juan Landázuri Ricketts, 30° Arzobispo de Lima y Primado del Perú, que un día como hoy falleció a los 83 años. El próximo viernes 24 de enero se llevará a cabo la Inauguración de un monumento en la Alameda de los Bobos (Alt. de la Alameda de los Descalzos), en el Rímac.

“Mi Señor Dios Padre amoroso, al despedirme de mi querida Arquidiócesis de Lima, que por 38 años me encargaste servir como su Arzobispo, sucesor de Santo Toribio; siento el grato deber de agradecerles al Santo Padre, a los Obispos del Perú, a mis Obispos Auxiliares, Sacerdotes, Religiosos y Religiosas, Agentes Pastorales y Fieles, por quienes pido tu Bendición Divina, en el mismo espíritu amoroso con el que bendijiste mi labor Episcopal. Señor me despido y Bendigo especialmente a todas las personas que viven en esta querida Ciudad de los Reyes, quienes nunca dejarán de Amarte y a quienes siempre acompañaré”, fueron las palabras del Cardenal Landázuri Ricketts como Arzobispo Emérito de Lima.

Este viernes 24 de enero, desde las 11:00 am, la Iglesia de Lima se reunirá en la Alameda de los Bobos (Alt. de la Alameda de los Descalzos), en el Rímac, para rendir tributo al Cardenal Landázuri con la inauguración de una escultura. El evento contará con la presencia del Arzobispo de Lima, Mons. Carlos Castillo; Mons. Luis Bambarén Gastelumendi, Obispo emérito de Chimbote, y distintas autoridades eclesiales y de la Municipalidad del Rímac.

Primeros años

Nacido en la ciudad de Arequipa, en una familia católica, hijo de Gustavo Landázuri Villagra y de doña María Ricketts Murga, su nombre al nacer fue Guillermo Eduardo. Después de hacer sus estudios secundarios ingresó a la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa para estudiar Derecho, cursando el primer año de letras. Mas abandonó sus estudios para seguir su vocación religiosa, ingresando en 1932 en la Orden de los Frailes Menores, en la provincia Misionera de San Francisco Solano.

Sacerdocio

Estudió en el Convento Franciscano de Ocopa (Región Junín), donde el 16 de mayo de 1939 fue ordenado sacerdote. Viajó a Roma doctorándose en Derecho Canónico en el Pontificio Ateneo Antoniano, con la mención summa cum Laude. No es hasta 1951. que fue provincial de su orden en el Perú, y luego Definidor General para América Latina, en la Curia generalicia de la Orden en Roma. En 1952 fue preconizado Arzobispo Titular de Roina, y coadjutor Sedi datus del entonces Cardenal Juan Gualberto Guevara. El 24 de agosto del mismo año, fue consagrado en la Catedral de Lima.

Episcopado

En junio de 1954 fue nombrado Vicario Capitular de la Arquidiócesis de Lima y en diciembre del año 1954, ante el fallecimiento del Arzobispo de Lima y Primado del Perú el Cardenal Monseñor Juan Gualberto Guevara, fue nombrado Arzobispo de Lima y Primado del Perú. En 1956 creó la Misión de Lima, para el auxilio de las barriadas marginales, así como la Oficina Nacional de Educación Católica; posteriormente cedió la organización a Cáritas del Perú y de Lima. En 1959, convocó y presidió el XVII Sínodo Arquidiocesano de Lima, que contiene una valiosa documentación histórica. El 19 de marzo de 1962 fue creado Cardenal, con el título presbiteral de Santa María de Aracoeli, desde entonces formó parte del Colegio Cardenalicio participando del Concilio Vaticano II al lado del Papa Juan XXIII. Fue Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y también Vicepresidente de la II Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Medellín – Colombia. En los últimos años de labores ha fundado más de cincuenta parroquias.

Modelo de buen pastor

El domingo 26 de enero de 1990, Monseñor Augusto Vargas Alzamora, asume el cargo de Arzobispo de Lima y Primado del Perú reemplazando de esta manera en el cargo al Cardenal Landázuri. Fue también asesor y consejero espiritual de Monseñor Augusto, siempre dispuesto a colaborar y apoyar en las diversas misiones, muy a pesar de su avanzada edad y de su desgastada salud. Ha sido condecorado con la Gran Cruz de la Orden del Sol del Perú, también con la Gran Cruz de San Raymundo de Peñafort de España, al igual la Medalla de Oro de Arequipa, entre otras tantas distinciones. El Cardenal Juan Landázuri Ricketts, quien fuera Arzobispo Emérito de Lima y Presidente Honorario Vitalicio de la Conferencia Episcopal Peruana, falleció víctima del cáncer el jueves 16 de enero del año 1997. Sus restos descansan, tal como fue su deseo, en la Catedral de Lima.

Trabajo episcopal

Durante su gobierno episcopal se concluyó la edificación, construcción del Seminario Conciliar de Santo Toribio de Mogrovejo ubicado en la Avenida Sucre 1200 en el Distrito de Pueblo Libre. Proyectó la formación de Decanatos, como un programa de coordinación con un Vicario Pastoral. Se erigieron más de cincuenta parroquias, contando con el apoyo y el asesoramiento de congregaciones religiosas y de sacerdotes extranjeros venidos al Perú. Bendijo el edificio «El Nazareno», sede institucional de la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas. Asimsimo en 1981 apadrino y bendijo el Edificio de la Sede Institucional de la Hermandad del Señor del Santuario de Santa Catalina «El Cristo del Papa». Fue así mismo quien corona en Año de 1988 a la Imagen de la Santísima Virgen del Carmen de Lima, y eleva la Iglesia del Carmen al Rango de Santuario Mariano y Arquidioscesano, primero en hacerlo en la Ciudad de Lima. Cabe destacar que es la Primera Imagen carmelita en ser coronada por el más alto rango que da la Iglesia católica

Recibió las dos visitas apostólicas de Su Santidad Juan Pablo II al Perú, la primera del 1 al 5 de febrero de 1985 y la segunda del 14 al 16 de mayo de 1988.

La Iglesia de Lima recordó con gran alegría los 50 años de ordenación sacerdotal del padre José Antonio Ubillús Lamadrid, CM, vicario de la Comisión de Fe y Cultura. La Celebración Eucarística en la Parroquia Medalla Milagrosa fue presidida por el Arzobispo de Lima, Mons, Carlos Castillo. También estuvieron presentes el Nuncio Apostólico en el Perú, Mons. Nicola Girasoli; el Obispo Emérito de Juli, Mons. Raimundo Revoredo Ruiz, y el Arzobispo de Ayacucho, Mons. Salvador Piñeiro.

1969: Ordenación Sacerdotal del Padre Ubillús hace 50 años en Chiclayo

«José Antonio ha vivido la experiencia del Señor y la ha vivido con nosotros – comentó el Arzobispo de Lima – él nos comunica la vida del Señor siempre porque da prioridad, da importancia y valor a la experiencia. Durante su testimonio de vida ha primado la relación con las personas y la fe como una relación».

«Creer es establecer un lazo de relación profunda con Dios y con los hermanos, como diría el Papa Benedicto XVI – prosiguió – y la prioridad de la experiencia sobre las opciones, las ideas, los ordenamientos, es vital porque de lo contrario no existe una vida cristiana».

Agradecemos la experiencia que tenemos con el padre José Antonio, de ver en él una imagen del Señor que pasa por nuestras vidas a partir de una relación profunda de amistad y de vida cristiana

Monseñor Castillo también destacó la «gran capacidad de aconsejar» del padre Ubillús y su enorme pasión por la espiritualidad: «Ã©sa espiritualidad que nos ha comunicado muchas cosas que están en su vida» – resaltó.

Los pobres han sido una de las principales preocupaciones en el camino pastoral del padre José Antonio: escucharlos, atender sus necesidades y comprender que su condición nos interpela y nos enseña a mirar con sus ojos: «por eso debemos escuchar a los pobres como quien nos expresa la voluntad de Dios» – acotó el Primado del Perú.

José Antonio ha sabido valorar durante esos 50 años las distintas culturas de los pobres de nuestro país, las distintas sangres que tenemos y, sobre todo, la espiritualidad de la diversidad cultural

Ensanchar el corazón es ensanchar la visión

En otro momento, Mons. Castillo rescató todo el aprendizaje que compartió junto al padre Ubillús: «aprendimos que todo lo que hacemos en la Iglesia debemos pensarlo juntos a través del diálogo y la conversación, preguntándole a la gente sencilla cómo quiere su Iglesia».

«Si queremos que nuestra democracia sea fuerte, la Iglesia puede aportar enseñándonos a ser verdaderamente democráticos dialogando las cosas y entendiéndonos» – agregó el Arzobispo de Lima.

Este amor a la Iglesia tan grande que tiene el padre Ubillús nos ayuda a comprender cómo nuestra visión de la Iglesia tiene que ser universal, no solamente particular. Tenemos que ensanchar el corazón, ensanchar la visión, no encerrarnos en nosotros mismos, porque todos estamos unidos para solucionar el problema de la falta de fe que hay en el mundo.

«Hermano José Antonio: así como tu decías: “Ubi Petrum Ibi Ecclesia” (donde está Pedro está la Iglesia), hoy nosotros te decimos “Ubi ius ibi José Antonio” (dónde está la justicia, está José Antonio)”, concluyó.

La espiritualidad del descenso: descender para servir siempre

Evidentemente emocionado y ante toda la comunidad vicentina, el padre José Antonio Ubillús explicó que la «lógica del Evangelio» consiste en descender para servir: «mientras más alto sea tu cargo, más tienes que descender para servir, ésa es la espiritualidad que yo trato de cultivar» – dijo.

«La experiencia es la verdad cristiana, que según el padre Gustavo Gutiérrez esta sostenida por un trípode: Cristo, la evangelización y los pobres – continuó Ubillús – pero naturalmente el más importante en ese trípode es Cristo nuestro Señor, que bien lo sintetiza San Vicente de Paúl al decir que “la regla de la compañía es la misión”, y no se equivocaba, él como buen diocesano no se perdió en tantas cosas, ni se quedó en la doctrina, sino que llegó a Jesucristo evangelizador».

«Yo espero que me sigan llenando con sus oraciones. Esta misa es para dar gracias al Señor, pedirle perdón porque me he equivocado, y pedirle que me siga acompañando con su Espíritu para continuar esta ruta, este camino y esta aventura», finalizó en medio de aplausos.

Evento contó con la participación del Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Mons. Carlos Castillo; el Alcalde Metropolitano de Lima, Jorge Muñoz; la viceministra de Interculturalidad, Angela Acevedo; y la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, María Elena Córdova.

Lima se vistió de color, música y gala con el show “Navidad en la Plaza Mayor de Lima”, un concierto que logró reunir a más de siete mil personas en las inmediaciones del Atrio de la Catedral de Lima. El evento fue organizado por el Ministerio de Cultura a través de la Dirección de Elencos Nacionales en estrecha colaboración con la Municipalidad Metropolitana de Lima y el Arzobispado de Lima.

El espectáculo cultural dirigido al público en general, colocó en escena a más de 200 artistas, integrado por cantantes del Coro Nacional de Niños, jóvenes músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil Bicentenario, bailarines y músicos del Ballet Folclórico Nacional.

Concierto multicultural

Durante el show, los asistentes lograron realizar un recorrido visual por las diversas regiones del país, revalorando nuestra música ancestral y aquellas costumbres que se mantienen vigentes. También disfrutaron los clásicos villancicos y piezas barrocas interpretadas en famosas catedrales e iglesias del mundo.

Participaron de esta noche musical, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Monseñor Carlos Castillo, el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, la viceministra de Interculturalidad, Ángela Acevedo y la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, María Elena Córdoba, quienes disfrutaron de este hermoso show gratuito para todos los feligreses de Lima.

Cabe indicar, que esta es la primera vez que se realiza en el Atrio de la Catedral de Lima el espectáculo “Navidad en la Plaza Mayor de Lima”, el cual demandó en el montaje un gran despliegue técnico de gran envergadura.

Entre los temas que se interpretaron esta noche se encuentra: “Cholito”, “Caminito”, “Diospa Churin”, “Noche limeña”, “El ahijado”, “Señor San José, carpintero fino”, “Dormía yo”, “Navidad negra”, “Tamborilero”, “Noche de paz”, entre otros temas.

En un marco de alegría y festividad se llevó a cabo la Celebración Navideña del Docente en las instalaciones del Arzobispado de Lima. Hasta aquí llegaron más de 130 maestros de la Oficina Diocesana de Educación Católica (ODEC).

Durante el evento se hizo presente el Sr. Ever Loja, Director de ODEC, quien dirigió un mensaje a todos los docentes presentes: “Es en la dinámica de enseñar-aprender que juntos podemos comprendernos, crecer y madurar nuestra vocación, nuestra fe», comentó.

Es fundamental que nuestros párrocos, nuestros capellanes y coordinadores acompañen el crecimiento de nuestra vida espiritual, doctrinal y sacramental.

Cristo es el gran maestro de Nazareth

En otro momento, Monseñor Ricardo Rodríguez, Obispo Auxiliar de Lima, en su condición de pastor de la educación católica en el Arzobispado de Lima, envió un sentido mensaje a todos los docentes que forman parte de ODEC:

«En este tiempo de adviento y terminando este año de apostolado, quiero saludar, especialmente a los profesores de religión que brindan un gran servicio, no solamente a la Iglesia de Lima, sino, a la Iglesia Universal», dijo en su mensaje.

La Iglesia reconoce la labor del docente porque Cristo es docente, el gran maestro, el maestro de Nazaret, ése es Jesucristo

«Yo te invito a ti maestro al servicio de la Iglesia de Lima, no solamente a que revivas en ti y reavives el fuego del amor al evangelio sino que también lo transmitas a otros», precisó.

“Al terminar el año y pronta la navidad, mi deseo muy cercano de bendiciones, de cercanía con la Virgen María. Que la gran mujer de Nazaret los acompañe y los bendiga.” finalizó.

Alrededor de mil personas presenciaron el impresionante recital en la Basílica Catedral de Lima con motivo de las fiestas navideñas. El repertorio estuvo a cargo de los niños y jóvenes del Núcleo Juvenil ENEL de la agrupación Sinfonía por el Perú. «Noche de Paz»,

La Catedral de Lima fue el escenario elegido para recibir a más de 300 niños y jóvenes pertenecientes al Núcleo Juvenil ENEL de la agrupación Sinfonía por el Perú, proyecto iniciado por nuestro Tenor, Juan Diego Flórez, con la finalidad de dar un mejor futuro a través de la música a miles de niños peruanos.

Durante el evento, el grupo juvenil se lució con un repertorio diverso con piezas destacadas como la Quinta Sinfonía de Beethoven, también contó con la presencia del Señor Miguel Molinari, director ejecutivo de Sinfonía por el Perú y de José Manuel Revuelta, Country Manager de ENEL Perú.

“Quiero agradecer al Arzobispo de Lima, Mons. Carlos Castillo, que nos ha facilitado la posibilidad de estar en este recinto maravilloso, la Catedral de Lima, y poder llevar a cabo este concierto”, comentó el Señor Molinari, Director Ejecutivo de Sinfonía por el Perú.

El inmenso poder transformador de la música

El objetivo de este tipo de iniciativas es «generar desarrollo a través de la música» – explicó Molinari – «la música tiene un inmenso poder transformador que cambia la vida de niños y jóvenes de nuestro país».

“Podemos aspirar a un futuro mejor si apostamos por los niños, por los jóvenes. Ellos son los verdaderos agentes de cambio en nuestra sociedad, y si nos proyectamos hacia el futuro, apostando por ellos con la educación como el marco absoluto, podremos imaginarnos un futuro mejor para nuestro país y para el mundo”, acotó.

Por su parte, José Manuel Revuelta, Country Manager de ENEL Perú, socio importante e impulsor de la iniciativa Sinfonía por el Perú expresó su agradecimiento a los jóvenes y a sus padres así como también al Arzobispado de Lima por facilitar un espacio óptimo para que los niños puedan demostrar su genialidad.

Según cifras de Sinfonía por el Perú, el impacto del aprendizaje musical en los niños ha generado un aumento del 30% en la autoestima de los jóvenes, así como una reducción de la violencia familiar física y psicológica en un 26% y 46%, respectivamente. La reducción del trabajo infantil ha reducido en un 90%, mientras que el embarazo adolescente redujo hasta en un 75%.

En el marco del Día Internacional de los Voluntarios, recordamos las palabras de nuestro Arzobispo de Lima, Mons. Carlos Castillo sobre el servicio gratuito y desinteresado por los que más sufren: «La humanidad está a la espera del Señor preparando su venida a través de las acciones de servicio y de ayuda a diversas personas, especialmente en los sectores en los que la humanidad sufre más y tiene graves tragedias que enfrentar, graves heridas que curar»

El último domingo, 1ro de Adviento, la Basílica Catedral de Lima acogió a diferentes instituciones dedicadas al voluntariado, entre ellas, el Centro Nacional de Voluntariado (CENAVOL), el Voluntariado del Hospital Loayza, el Voluntariado del Hospital Central de la PNP, el Voluntariado del Hospital del Niño, y el Voluntariado de la Fundación Peruana de Cáncer.

Responder a los desafíos del mundo con los «ojos abiertos»

«Hoy día también la Catedral de Lima acoge a los grupos de voluntarios que no forjan espadas, sino que hacen arados, que no tienen en sus manos lanzas, sino que tienen podaderas. Tienen sus manos para curar y para cuidar, para alentar, para que no haya guerras sino paz», fueron las palabras de Mons. Castillo durante su homilía.

«Uno se hace voluntario porque ha encontrado que vale la pena dar la vida por algo interesante – dijo en otro momento – por eso, hay que estar con los ojos abiertos para ver dónde están los problemas. Esto es sumamente importante porque una moda de nuestra época moderna es considerar que la religión es algo solamente interior, en donde las personas vienen a rezar, se ponen de rodillas, oran al Señor con mucha hondura, con mucha fuerza espiritual, pero a veces con los ojos cerrados», subrayó el pastor de Lima.

Tenemos que plasmar en la vida con los «ojos abiertos» una respuesta a los desafíos que recibimos y, sobre todo, a los desafíos que vienen de los que más sufren.

«Estemos siempre alerta para ver por dónde podemos enfrentar las situaciones – reiteró el Arzobispo de Lima – eso es un problema que no solamente es individual, sino también comunitario, colectivo. Toda nuestra Iglesia y todos los cristianos de nuestra ciudad tenemos que estar bien atentos para ver cómo respondemos a situaciones muy complejas que tenemos» – acotó.

La Solemnidad de San Martín de Porres, la Confirmación Universitaria, y la III Jornada Mundial de los Pobres fueron algunas de las actividades más destacadas del Arzobispado de Lima en noviembre. Acompáñanos a ver el resumen de este mes:

Catedral de Lima

Como cada domingo, la Basílica Catedral de Lima fue el punto de encuentro de nuestra ciudad para participar de la Celebración Eucarística. Compartimos las frases más destacadas de cada domingo:

“Martín profundiza en el amor de Dios él se sabe siervo de Dios porque amó con una profunda caridad nacida de una fe inquebrantable en el corazón al hermano, especialmente al pobre. Los amaba aún más de sí mismo, pues en su humildad juzgaba a todos más justos y mejores que él” – Mons. Guillermo Elías – Misa en Honor a San Martín de Porres

“Dios es un Padre amoroso que crea las cosas y las recrea. Dios está para destinarnos a una vida nueva y para encargarse de que todos nosotros estemos atentos a regenerar la vida de la gente, a curar, a cuidar”Mons. Carlos Castillo –  Domingo XXXII Tiempo Ordinario.

“Perseveren en vuestra convicción personal y en la Palabra de Dios. Pónganse siempre en las manos de Dios porque Él está con ustedes para sostenerlos, para iluminarlos, para fortalecerlos ante las persecuciones. Manténganse firmes, no caigan negando su fe”Mons. Octavio Casaverde – Domingo XXXIII Tiempo Ordinario.

“Nosotros nos debemos a la gran mayoría del mundo que no pertenece ni a la Iglesia, ni a los movimientos, ni a las hermandades. Y si creamos las hermandades, los movimientos y la Iglesia por obra del Espíritu Santo es porque nos reunimos para servir, no para servirnos de la gente” – Mons. Carlos Castillo- Solemnidad de Cristo Rey

Arquidiócesis de Lima

100 años de los Misioneros Vicentinos en Lima

El Obispo Auxiliar de Lima, Monseñor Ricardo Rodríguez, presidió la Celebración Eucarística en acción de gracias por los 100 años de la presencia del carisma Vicentino en la parroquia la Virgen Milagrosa, en el distrito de Miraflores.

“Tenemos que vivir, tenemos que profundizar todas nuestras experiencias de fe, vivir el hoy sin olvidar el. El cristiano se caracteriza por mirar hacia adelante, lo que va a suceder, lo que viene, lo que se espera, por eso dice que tenemos esperanza, porque el cristiano se proyecta a algo diferente, no se queda en el hoy, el hoy lo vive con profundidad”, comentó el Obispo durante su homilía.

Confirmación Universitaria en la Catedral después de 22 años

Han pasado 22 años desde la última Confirmación Universitaria en la Catedral de Lima, convocada entonces por el Cardenal Augusto Vargas Alzamora. El domingo 10 de noviembre más de 200 jóvenes de las universidades públicas y privadas más representativas del país se hicieron presentes para participar del Sacramento de la Confirmación. Mons. Carlos Castillo, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, presidió la Celebración Eucarística junto a los capellanes de cada universidad – «Que al recibir el Espíritu Santo podamos seguir el camino peregrino, el camino evangelizador de vuestra comunidad de la Pastoral Universitaria de Lima», dijo en su homilía.

III Jornada Mundial de los Pobres en Lima

Cerca de tres mil personas acudieron a la Plaza Italia para ser parte de la III Jornada Mundial de los Pobres, celebrada en el corazón de la capital limeña. Monseñor Carlos Castillo, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, presidió la Celebración Eucarística y participó del almuerzo masivo.

“Francisco ha querido reunirnos porque quiere que alcemos nuestra voz juntos, con delicadeza, inteligencia, sabiduría y amor pleno, pidiendo el cambio y la conversión de todos. Eso requiere constancia, paciencia, porque no vamos a proceder con violencia, pero sí vamos a proceder con firmeza”, afirmó el Arzobispo.

XX Encuentro Latinoamericano de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil

La Basílica Catedral de Lima acogió a los jóvenes del XX Encuentro Latinoamericano de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil (ELARNPJ) que se viene realizando por primera vez en nuestro país.

Hasta aquí llegaron las delegaciones de jóvenes, obispos, sacerdotes y religiosos de 22 países de América Latina que participaron de la Celebración Eucarística presidida por Mons. Carlos Castillo, Arzobispo de Lima y Primado del Perú – «Ustedes están llamados a la misión de anunciar el Evangelio en el corazón de la vida de los jóvenes, con los últimos, los pequeños. Ustedes son el medio para que el Señor realice su voluntad en la historia» â€“ comentó durante su homilía.

Archiveros y bibliotecarios de las distintas dependencias de la arquidiócesis de Lima se dieron cita en el Auditorio del Palacio Arzobispal, en el Centro de Lima, para llevar a cabo el “Primer encuentro de archivo y bibliotecas eclesiásticas, conventuales y parroquiales de la Arquidiócesis de Lima”, organizado por la Comisión de Fe y Cultura.

El evento contó con la presencia del Padre José Antonio Ubillús, Presidente de la Comisión Arquidiocesana de Fe y Cultura; Monseñor Guillermo Elías, Obispo Auxiliar de Lima; Fernando López Sánchez, Director del Museo Arzobispal; el historiador y especialista en conservación David Fernández Villanova; el historiador José Luis González, responsable de la organización del repositorio bibliográfico de la Comunidad Jesuita de San Pedro; y la historiadora Kelly Montoya, Secretaria Ejecutiva de la Comisión.

La realización del Encuentro tuvo como objetivos dialogar sobre los siguientes temas:

  • Mejorar el sistema de archivos y bibliotecas eclesiásticos.
  • Formar la primera red de archivos y bibliotecas eclesiásticas de la Arquidiócesis de Lima.
  • Concientizar sobre el valor patrimonial de los fondos documentales y bibliográficos que resguardan.
  • Buscar la permanente capacitación del personal de los archivos y bibliotecas eclesiásticos.
  • Formar equipos de investigación coordinados para explorar de manera sistemática y paralela los archivos

El paso de Dios por nuestra historia

Monseñor Elías se mostró contento con este primer encuentro que “marca un nuevo tiempo para la arquidiócesis” e hizo un llamado para continuar trabajando en este tipo de iniciativas: «Hay que difundir esto en muchísimas parroquias porque acá lo que se juega es la propia historia, la propia evangelización, el propio paso de Dios en medio nuestro».

Por su parte, el Padre Ubillús expresó su agradecimiento a los expositores por compartir sus conocimientos y seguir cultivando el amor por los archivos, los libros y las bibliotecas:

“Quiero agradecer su presencia y participación en este primer encuentro de archiveros. Agradezco de una manera especial a los expositores, creo que nos han enriquecido muchísimo y sobretodo han fortalecido nuestro amor por los archivos, por los libros, las bibliotecas, porque son fuente principal de nuestra historia en todos los niveles”, expresó.

Mons. Guillermo Elías, Obispo Auxiliar de Lima, encabezó el lanzamiento de la Campaña Navideña: «Dona un juguete», una iniciativa de Vicaría de la Pastoral Social y de la Dignidad Humana – Cáritas-Lima, Ciudad Saludable y Tiendas Paris para donar tus juguetes usados y compartirlo con otros niños que le darán una nueva vida. ¡Tienes hasta el 15 de diciembre!

En medio de gran expectativa se llevó a cabo el lanzamiento de la Campaña Navideña: «Dona un juguete» en las instalaciones del centro comercial Jockey Plaza. El objetivo de esta iniciativa es llevar una sonrisa a la mayor cantidad de niños de bajos recursos y situación de abandono en nuestra ciudad.

“Quedan pocos días para la navidad y supongo que todos han pensado ya en algunos detalles como la comida, los regalos, el arbolito, entre otras cosas. La navidad no es otra cosa más que el cumpleaños de Jesús, y a veces nos regalamos entre nosotros y no pensamos en el dueño del cumpleaños, que es Jesús – reflexionó Mons. Elías durante el evento – ¿Dónde está Jesús? Está en ti, está en todos los niños y personas que tenemos alrededor”.

Y dirigiéndose a los principales auspiciadores de esta campaña navideña, agregó: “Gracias por lo que están haciendo. Quiero proponerles que todos llenemos nuestro corazón y que no quedemos vacíos al terminar la navidad. Gracias de verdad porque sé que detrás de estos juguetes habrá vida, habrá solidaridad y habrá un mundo mejor para todos”, resaltó.

Que realmente al terminar la navidad digamos: «hemos hecho de este mundo un lugar mejor, alguien se alegró por lo poco o mucho que hicimos».

¿Cómo donar tu juguete?

«Dona un juguete» es una iniciativa del INABIF, la Comunidad de Sant’Egidio, Vicaría de la Pastoral Social y de la Dignidad Humana – Cáritas Perú y las parroquias de nuestra arquidiócesis. Juntos recepcionaremos todos los juguetes usados para compartir con más niños y regalar sonrisas.

¿Cómo puedo participar? Â¡Es muy fácil! Sólo tienes que acercarte a cualquiera de las sedes de tiendas Paris para donar tu juguete. También puedes acercarte directamente hasta Cáritas Lima para hacer tu donación (Jirón Chancay 282 -Cercado de Lima).

¿Hasta cuándo puedo donar mi juguete? La campaña se llevará a cabo en Lima, Arequipa, Cajamarca, Ica y Trujillo Â¡Tienes hasta el 15 de diciembre!

¿Y qué pasará con los juguetes que no se puedan reparar? Serán reciclados gracias al apoyo de Ciudad Saludable para cuidar el medioambiente.

Se celebra este 25 de noviembre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer instituida por la ONU en 1993 con una resolución que incluye la emblemática “Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer”, sentando las bases para un futuro libre de violencia de género.

“En todo el mundo, una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por parte de un compañero sentimental. Casi 750 millones de mujeres y niñas que viven hoy en día se casaron antes de cumplir 18 años, mientras que al menos 200 millones de ellas se han visto sometidas a la mutilación genital femenina. Una de cada 2 de mujeres asesinadas en 2017 fue asesinada por su compañero sentimental o un miembro de su familia. El 71% de las víctimas de la trata en todo el mundo son mujeres y niñas, y 3 de cada 4 de ellas son utilizadas para la explotación sexual”, son algunos datos alarmantes de las Naciones Unidas (ONU), que nos hacen comprender que la violencia contra las mujeres es todavía un fenómeno bastante difundido.

No podemos naturalizar la violencia. No se naturaliza la violencia hacia las mujeres sosteniendo una cultura machista que no asume el rol protagónico de la mujer dentro de nuestras comunidades. No nos es lícito mirar para otro lado, hermanos, y dejar que tanta mujeres, especialmente adolescentes, sean pisoteadas en su dignidad

Papa Francisco en Puerto Maldonado (Enero 2018)

Eliminar la violencia contra la mujer

Según la ONU, la violencia contra mujeres y niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo actual sobre las que apenas se informa debido a la impunidad de la cual disfrutan los perpetradores, y el silencio, la estigmatización y la vergüenza que sufren las víctimas. Para mayor clarificación, la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer emitida por la Asamblea General de la ONU en 1993, define la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.