Tag

arquiactividades

Browsing

Este fin de semana se llevó a cabo el encuentro para matrimonios y parejas «Enciende el Amor 2019», que contó con la participación de Mons. Guillermo Elías, obispo auxiliar de Lima; y Mons. Nicola Girasoli, Nuncio Apostólico del Perú.

La Explanada de la Concha Acústica del Campo de Marte fue el punto de encuentro de cientos de parejas y matrimonios que se congregaron para participar de una intensa jornada de integración, capacitación y reflexión organizada por la Red de Comunidades Matrimoniales del Peru.

Nuestro obispo auxiliar de Lima, Mons, Guillermo Elías realizó una ponencia titulada: «Parejas ¡Atrévanse a encender su amor con las tres dimensiones de la unidad».

Empatía, autonomía y reciprocidad

«Es común escuchar frases como “el matrimonio es la tumba del amor”. Pero, al preguntarnos qué es lo que va acabando con el amor, casi todas las respuestas apuntan a la convivencia», comentó Mons. Guillermo al inicio de su ponencia.

«La empatía, la autonomía y la reciprocidad» son las tres dimensiones de la unidad que las parejas deben trabajar según el obispo auxiliar de Lima:

«La empatía nos permite acoger y conocer a nuestro cónyuge o pareja. La autonomía es el don de ti mismo que aportas a la convivencia. La reciprocidad es la relación que surge de una síntesis creativa entre empatía y autonomía. Cuando una pareja desarrolla, integra y vive estas tres dimensiones, su matrimonio o relación se convierte en una experiencia profunda, gozosa unidad en la diversidad», expresó.

En otro momento, Mons. Elías explicó que Jesús transforma nuestras relaciones porque «Ã‰l nos enseña a amar a su manera: tomando la iniciativa en el amor a los demás, amando a todos –incluyendo a quienes no nos aman-, amando de modo concreto y visible y amando hasta el final».

Comunicar, compartir y escuchar

¿Cómo pueden los cónyuges y las parejas llegar a ser uno si no comparten su vida y su alma con el otro? – preguntó – El matrimonio y la relación de parejas se fortalece con la comunicación. Comunicar incluye compartir, escuchar y responder. Provoca la comprensión y aprecio mutuo. Comunicarte con tu pareja es gratificante.

En ese sentido, la comunicación debe «ser constante y no solo cuando se tenga que resolver un problema». Y dirigiéndose a las parejas presentes, Mons, Guillermo señaló que es necesario «reservar tiempo cada día para comunicarnos; es decir, compartir nuestras vidas».

El encuentro concluyó con una misa presidida por Mons. Guillermo Elías y concelebrada por el padre Luis César Sarmiento, vicario de la Comisión Familia y Vida. Por último se anunció oficialmente el lanzamiento de la edición 2020 del próximo encuentro «Enciende el amor».

«Ustedes son el milagro más grande que hoy la venerable Madre Teresa de la Cruz, vuestra fundadora, mira desde el cielo. Por eso nosotros las recibimos con entusiasmo y alegría, y las miramos con este gran milagro de amor en nuestra Iglesia», comentó Mons. Nicola Girasoli, Nuncio Apostólico en el Perú, durante la misa de acción de gracias por el centenario de la Congregación de Canonesas de la Cruz.

La celebración eucarística contó con la presencia del Cardenal Pedro Barreto, Arzobispo de Huancayo; y Mons. Aldo Giordani, Nuncio Apostólico en Venezuela. También asistió el Alcalde Metropolitano de Lima, Jorge Muñoz.

Acompañaron como concelebrantes Mons. Guillermo Vera Soto, Obispo de Iquique; Mons. Salvador Piñeiro, Arzobispo de Ayacucho; Mons. Richard Daniel Alarcón , Arzobispo de Cusco; Mons. Juan Carlos Vera, Obispo Castrense del Perú, Mons. Isidro Barrio, Obispo de Huancavelica; Mons. José Eduardo Velázquez, Obispo de Huaraz; y Mons. Héctor Vera, Obispo de Ica.

Mons. Girasoli reconoció el esfuerzo, servicio y amor a la Iglesia de las hermanas canonesas desde su fundación: «Han sido 100 años de haber formado muchas generaciones de jóvenes, 100 años de contribución al crecimiento de la Iglesia con su apostolado de evangelización».

«En cualquier lugar donde están las canonesas con su trabajo y su servicio hacen brillar el rostro misericordioso de la Iglesia. Gracias por su total entrega al pueblo de Dios, gracias por estar con los pobres, los jóvenes, los más necesitados, gracias por estar siempre donde el Señor las necesita».

Jubileo con un corazón memorioso

Y recordando la visita del Papa Francisco al Perú en enero de 2018, el Nuncio Apostólico en el Perú indicó que cuando se celebra un jubileo el corazón debe hacerse «memorioso»:

«Miramos a estos 100 años con un corazón memorioso y agradecido. Recordamos hoy a todas las hermanas que ya están en el cielo y que hoy con la Madre Teresa de la Cruz están felices de verlas a ustedes en esta Catedral, como la continuación entusiasta del viaje que empezó con la madre fundadora y las primeras hermanas», indicó.

La celebración de un jubileo, con un corazón memorioso, nos anima también a vivir con mayor entusiasmo y mayor ardor apostólico en el presente

«En este viaje jubilar, el pasado agradecido y memorioso, y el presente lleno de amor y de entusiasmo a Cristo crucificado, nos hace mirar hacia el futuro con confianza y esperanza. La esperanza de la que hablamos no se basa en números ni obras, se basa en el Cristo crucificado, en aquel en quien han puesto su confianza».

El verdadero amor tiene forma de cruz

«Necesitamos mirar a la cruz – prosiguió – la cruz nos enseña a retomar el camino». Y si muchas personas representan el amor en la forma de un corazón es porque todavía no han «conocido la cruz», porque el verdadero amor «tiene forma de cruz».

«Es en la cruz que se vive el verdadero amor, mirando la cruz el amor se dilata y une el cielo con la tierra, por eso la venerable Teresa de la Cruz ha puesto en la cruz y en el Cristo crucificado el ideal del carisma fundacional de vuestra congregación», expresó.

«Todas ustedes hermanas canonesas forman el mosaico de amor para Dios, cada una de ustedes es una pieza irremplazable de este mosaico. Sean siempre orgullosas y felices de vuestro carisma y de vuestra congregación», concluyó.

Recomenzar con nuevas fuerzas

Por último, la Madre Sara Merino, Superiora General de las Canonesas de la Cruz recordó las palabras de la fundadora Teresa de la Cruz: ‘Vuestro título de nobleza es la cruz, eso lo habéis de realizar todas en conjunto como ideal de vuestra comunidad’ –«Son palabras significativas que vienen a dar sentido a todo este tiempo de actividades – explicó.

«No solo es la celebración de una institución – insistió – es una vocación, un llamado de Dios que hace más de 100 años Teresa sintió y hoy vemos que sus frutos no están ni en la cantidad, ni en las obras, sino en el estilo de vida que el crucificado imprime en nuestros corazones».

«Â¿Y ahora qué? ¿Ahora acaba todo? – preguntó la Madre Sara Merino – Nos toca recomenzar con las fuerzas de nuestro título de nobleza: el crucificado; que nos da un estilo que es el del sacrificio, la inmolación, la humillación, el desamparo».

«Que este camino rumbo a nuestro siguiente centenario sea siempre bajo la sombra de la cruz, amando y sirviendo a Dios con esa sencillez que es elocuente», finalizó.

“Aceptar la cruz es aceptar las consecuencias de la opción por el camino de Jesús, y desprenderme de mi soberbia, de mi arrogancia, de la corrupción, del maltrato, de las discriminaciones”, fueron las palabras del Padre Eduardo Arens, sacerdote miembro de la Sociedad de María y párroco de la Parroquia Santa María Reina en el distrito de San Isidro, durante su participación en el programa Diálogo de fe.

Una Iglesia abierta al diálogo y la inclusión

La entrevista inició con el comentario de la visita apostólica del Papa Francisco a Mozambique, y su encuentro con los pacientes de un hospital especializado en la lucha contra el sida. Para el padre Arens, el Sumo Pontífice nos está pidiendo través de este tipo de gestos “una invocación constante para que bajemos esas tendencias clericales, jerárquicas para estar mucho más cercano con la gente, pide cercanía, apertura, dialogo, inclusión, buscando mecanismos que permitan aunarnos».

«El Papa está enfatizando en poner en primer plano a las personas y el bienestar de la persona, por lo tanto, hay que levantar la voz a todo lo que impida hacer posible ese derecho de ser respetado y tomado en serio como persona», resaltó.

El padre Arens recuerda que el objetivo de la Iglesia son las personas, y por eso, debemos tener la capacidad de «dejar de lado lo que nos distancia, o peor aún, lo que nos puede enfrentar, incluido las discrepancias o diferencias de religiones». En ese sentido, Francisco «no se ahorra palabras para decir lo que es importante».

El sentido de ser cristiano

Al reflexionar sobre el evangelio de Lc. 14, 25-33, el sacerdote marianista expresó que este pasaje bíblico es muy importante porque describe el verdadero sentido de “ser cristiano” en tres expresiones.

Antes de ello, el padre Arens explicó que «entender la mentalidad antigua» es uno de los problemas más comunes «cuando tratamos los textos bíblicos», especialmente si lo interpretamos en su sentido literario: «tratamos con textos de hace 1900 años, otra cultura, otra mentalidad, otro manejo del lenguaje, y como no los sabemos los tomamos literalmente y cometemos unos errores garrafales».

Si alguno viene a mí y no me ama más que a su padre

En esta primera condición Jesús nos está pidiendo priorizar: «Para ser discípulo suyo hay que anteponer a Jesús, eso tiene como trasfondo los conflictos de la época en los matrimonios mixtos o en la familia donde uno de los miembros se hacía cristiano y el otro no aceptaba ser cristiano, eso crea conflicto, tensión».

Si no renuncia a todos los bienes no puede ser discípulo mío

“Obviamente no quiere decir: “Renuncio a todo y ahora me voy a poner en plan de mendigo – indicó el padre Arens – es una manera de decir: “si no hay desprendimiento no puede ser discípulo mío” o sea, tengo que anteponer”. Es por eso que ser discípulo de Jesús «es caminar tras sus huellas».

Quien no carga su cruz no puede ser discípulo mío

El Señor nos explica que llevar la cruz “quiere decir aceptar las consecuencias de la opción por el camino de Jesús. Aceptar la cruz es aceptar las consecuencias y desprenderme de mi soberbia, de mi arrogancia, de la corrupción, del maltrato, de las discriminaciones”

El Padre Alberto Valentín Avalos, Vicario de la Comisión de Pastoral Social y Dignidad Humana (antes conocida como Vicaría de la Caridad), compartió los principales proyectos que se vienen desarrollando para promover la solidaridad y cooperación en la arquidiócesis de Lima.

“El trabajo principal de la Vicaría de la Pastoral Social y la Dignidad Humana es articular los trabajos en el aspecto social, ya no solo en la asistencia al necesitado, sino en la generación de programas vinculados a reducir brechas sociales en beneficio de la población vulnerable y desplazada”, comentó.

Para ello es necesario una organización eficiente y solidaria que preste servicios adecuados y oportunos a los más necesitados, con la participación activa de nuestras parroquias de la arquidiócesis. Por eso, el padre Avalos destacó que se busca “generar proyectos a largo plazo” que le permitan a las personas valerse por sí mismo sin depender de la ayuda social de la vicaría.

Caritas Parroquial: descentralizar la ayuda

Una de las líneas más importantes que intenta implementar la Vicaría de Pastoral Social y Dignidad Humana, es la descentralización de la ayuda:

“Vamos a lanzar el proyecto de caritas parroquial, es decir, lo que tenemos aquí replicarlo en cada parroquia, para que de esa forma descentralicemos un poquito la ayuda ytratar que las diferentes ayudas en cosas o proyectos las podamos dar a los lugares que necesiten”.

La idea es «brindar los lineamientos para el desarrollo de la pastoral social y su implementación en cada una de las parroquias, a través de su unidad ejecutora». La importancia de este proyecto radica en la generación vínculos más directos con cada parroquia, “monitoreando y fiscalizando lo que se está haciendo para que la ayuda se haga efectiva”.

El vicario manifestó que en Lima vienen trabajando con dos realidades, “las de clase social baja, donde están incluidas las poblaciones de la periferia; y la situación urbana” – continuó – “por eso nos dirigimos también a los sitios en la ciudad donde empieza a haber tugurización de la vivienda”.

Combatir la anemia: una prioridad

Uno de los proyectos previstos para este año se viene desarrollando en el distrito de El Agustino y tiene que ver con la lucha contra la anemia. El padre Avalos asegura que aquí se ha reducido «el 90% de anemia de la población de las dos cunas en las que se ha trabajado”.

“Tenemos un convenio con un laboratorio de Santo Domingo que nos da un kit de purificación de agua. El proyecto consiste en entregar los materiales, enseñar a usarlos y el compromiso de la familia es, al ya no tener que gastar mucho en medicinas por las enfermedades frecuentes, que ese dinero lo utilice para mejorar la vivienda”.

Este plan va de la mano con la meta propuesta en nuestro país de reducir la anemia infantil de un 43% en promedio a sólo un 19% para el año 2021.

Campañas de vacunación en parroquias

Otra de las actividades que se vienen realizando con gran éxito es la Campaña de Vacunación contra la Influenza y Neumonía, una iniciativa que es posible gracias a la alianza estratégica con el Ministerio de Salud y Voces Ciudadanas.

La campaña ha beneficiado hasta la fecha a más de tres mil personas de la arquidiócesis de Lima, quienes acudieron masivamente a parroquias de distritos como Surco, Rímac, Chorrillos, Cercado de Lima, Pueblo Libre, La Molina, Magdalena, entre otros.

Talleres de capacitación contra la violencia infantil

La alianza estratégica con la organización cristiana World Vision también viene dando sus frutos. A la fecha se ha inaugurado un ciclo de talleres de capacitación contra la violencia infantil titulado: «Todo empieza con ternura».

En su primera convocatoria participaron docentes y directores de colegios de la Asociación de Instituciones Educativas Católicas – AIEC, promotores de cunas infantiles, y responsables de la Pastoral Social de nuestras parroquias.

Este tipo de capacitaciones tienen como objetivo formar a facilitadores para propiciar la crianza con amor, ternura y cero violencia. Con ello se busca aportar al desarrollo integral de los niños y niñas.

Cada segundo domingo de septiembre se celebra en nuestro país el Día de la Familia Peruana. Desde Roma, recibimos el saludo y la bendición de Mons. Guillermo Elías, Obispo Auxiliar de Lima.

«Es en la familia donde la persona humana aprende a ser esposo, esposa, papá, mamá, hijo, hermano. Todo el desarrollo de nuestro ser persona lo aprendemos en la familia», comenta Mons. Elías.

A continuación compartimos el mensaje de nuestro pastor con motivo del Día de la Familia Peruana:

Mensaje a las familias

Queridas familias, como bien saben este domingo celebramos el día de la familia peruana que gustosamente festejamos con nuestros seres queridos.

Familias del Perú, les invito a ir más allá de esta fecha significativa y muy linda para todos. Les invito a celebrar cada día con y en familia porque es un regalo inmenso de Dios que hoy los tenga, no desaprovechemos cada momento que tenemos para compartir esos acontecimientos desde los más pequeños hasta los más grandes.

Entiendo y animo a aquellas familias que han tenido que despedir a un miembro de su familia porque ha trascendido. No dejen de rezar por su alma para que descanse en paz, vivan las enseñanzas que les dejó ese ser querido. Así es la mejor manera de recordar y tenerlo presente.

Un abrazo a quienes tienen a sus familiares en otras partes del país u otro país, sigan rezando por su familia y usen la tecnología para comunicarse. Dios mediante en algún momento puedan volver a juntarse físicamente y sea de mucha alegría.

Familias, recuerden que en ustedes habita y quiere habitar Jesús, ustedes son su hogar y Jesús es el hogar de ustedes. Pidan para que Él se quede en su familia y verán el obrar de Dios. Por último, familia que reza unida permanece unida, que este domingo sea un momento de incentivar la oración en, por y con la familia.

Me despido y los encomiendo en mis oraciones a todas las familias del Perú. ¡Familias de Lima, camino con ustedes! Que la Sagrada Familia de Nazareth los bendiga y acompañe en su caminar familiar.

Monseñor Guillermo Elías Millares

Obispo Auxiliar de Lima

«Mi familia y yo serviremos al Señor»

Lima se hizo presente en el Retiro de Sacerdotes de Renovación Carismática Católica Latinoamericana a través de la participación de nuestro Obispo Auxiliar Monseñor Guillermo Elías. El encuentro reunió a cientos de sacerdotes extranjeros que se congregaron en el Santuario de Nuestra Señora de Aparecida (Sao Paulo-Brasil) entre los días 19 al 22 de agosto.

El Retiro de Sacerdotes de Renovación Carismática Católica Latinoamericana es una oportunidad para compartir momentos de gracia, formación, renovación del compromiso y espiritualidad por medio del Espíritu Santo.

Convivencia fraterna

En esta ocasión, Monseñor Guillermo Elías participó de varios días de convivencia fraterna, momentos intensos de oración y conversatorios. El retiro fue patrocinado por el Consejo Católico Carismático Latinoamericano (CONCCLAT) y RCCBRASIL.

“Este retiro latinoamericano de sacerdotes es una gran oportunidad para ofrecer al clero, cuya vocación proviene del derramamiento del Bautismo en el Espíritu Santo, la profundización de su identidad para una poderosa evangelización», comentó Katia Roldi Zavaris, Presidente del Consejo Nacional de Renovación Carismática de Brasil.

Como se sabe, Brasil es uno de los países con la mayor representación de carismáticos en el mundo: más de 12 mil grupos de oración, comunidades, acciones, proyectos e institutos vinculados a la Renovación Carismática Católica que comparten la misma espiritualidad y características.

En total fueron más de 100 sacerdotes latinoamericanos reunidos en aparecida (SP), más de 200 sacerdotes brasileños, y distintos representantes eclesiales de los Estados Unidos.

A través de la Vicaría de Pastoral Social y Dignidad Humana – Cáritas Lima y la organización cristiana World Vision, se viene desarrollando el taller de capacitación contra la violencia infantil: «Todo empieza con ternura».

En su primera convocatoria participaron docentes y directores de colegios de la Asociación de Instituciones Educativas Católicas – AIEC, promotores de cunas infantiles, y responsables de la Pastoral Social de nuestras parroquias.

La capacitación tiene como objetivo formar a facilitadores para propiciar la crianza con amor, ternura y cero violencia. Con ello se busca aportar al desarrollo integral de los niños y niñas. Las sesiones se enfocan desde los principios católicos tomando como referente pasajes bíblicos.

Cáritas Lima informó que próximamente este taller estará disponible también para el Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar – INABIF.

Con gran éxito se desarrolló la cuarta campaña de vacunación contra la Influenza y el Neumococo en seis parroquias de la diócesis de Lima. Este esfuerzo de Cáritas Lima es gracias a la alianza con el Ministerio de Salud y Voces Ciudadanas.

Las parroquias beneficiadas fueron:

  • 150 personas en la P. Nuestra Sra. de la Reconciliación  (La Molina).
  • 169 personas en la P. Nstra. Sra. De Los Desamparados y San José (Breña).
  • 269 personas en la P. San Miguel Arcángel (San Miguel).
  • 112 personas en la P. Jesús Obrero (Surquillo).
  • 221 personas en la P. San Juan el Apóstol (Pueblo Libre).
  • 84 personas en la Capilla Santa María de Guadalupe (San Miguel).

Agradecemos a todos los que hicieron posible esta labor. ¡Atentos a las próximas campañas!

El Arzobispado de Lima invita a toda la comunidad a participar de la celebración eucarística que dará inicio al Tiempo de la Creación para proteger Casa Común. Se realizará el domingo 1 de septiembre desde las 11:00 horas en la Basílica Catedral de Lima.

Será presidido por el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Mons. Carlos Castillo, y contará con la asistencia de comunidades de las parroquias de Lima, las Congregaciones religiosas, representantes de pueblos indigenas, el Movimiento Católico por el Cima, el movimiento Frente al Cambio Climático, la Iniciativa interreligiosa para los Bosques Tropicales, el Consejo interreligioso, y publico en general.

Esta iniciativa retoma las palabras del Papa Francisco en la Laudato Si, donde muestra la consideración de que el ser humano es parte de la naturaleza: ‘Esto nos impide entender la naturaleza como algo separado de nosotros o como un mero marco de nuestra vida. Estamos incluidos en ella, somos parte de ella y estamos interpenetrados.’ (LS 139).

🌎 El mundo unido para proteger la creación

La celebración del Tiempo de la Creación está enmarcada entre el 1 de septiembre hasta el 4 de octubre. Este es un tiempo en que los cristianos de todo el mundo oran por la Casa Común, se desarrollan proyectos y otros se movilizan para proteger la creación.

Durante el mes del Tiempo de la Creación, cristianos de los seis continentes trabajan para poner en práctica la Laudato Si’. Participan en eventos comunitarios para profundizar su amor por el Creador, la creación y por los demás. Los eventos varían de acuerdo a cada comunidad, desde servicios de adoración y oración, hasta recoger basura o acciones pidiendo cambios en las políticas para limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados.

La Vicaría de Pastoral Social y Dignidad Humana – Cáritas Lima, hizo entrega de cuadernos donados por la Universidad Ricardo Palma, a las siguientes obras sociales de nuestra arquidiócesis:

  • Congregación de la Inmaculada Concepción.
  • Colegio parroquial San Pablo y Nuestra señora del Carmen.
  • San Juan Bautista del Rímac.
  • Hogar Ermelinda Carrera.
  • Instituto Parroquial Nuestra Señora de Montserrat y San Sebastián de Huachipa.

Agradecemos a todas las instituciones que vienen colaborando con este brazo social del Arzobispado de Lima, asimismo les recordamos a todos aquellos que deseen colaborar con donaciones, que pueden acercarse al Jr. Chancay 282 – Cercado de Lima.