Arquidiócesis

Monseñor Ricardo Rodríguez Alvarez – Obispo Auxiliar de Lima

Monseñor Ricardo Rodríguez Alvarez nació en Lima el 14 de Junio de 1962. Hijo de padres tarmeños, es el noveno de una familia de doce hermanos. Fue bautizado en Ntra. Sra. del Carmen de Barrios Altos y recibió la Confirmación en Ntra. Sra. de Guadalupe, donde fue catequista y participó en la pastoral juvenil.

Realizó sus estudios secundarios en la GUE Ricardo Palma, y recibió una formación técnica en SENATI (Servicio Nacional de Adiestramiento en Trabajo Industrial). Ingresó al Seminario Conciliar Santo Toribio de Mogrovejo en Lima terminando sus estudios teológicos en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima en 1987.

Ordenado diácono el 7 de junio del mismo año, ejerció su diaconado en la Parroquia La Santísima Cruz de Barranco. Fue ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1987 en la Catedral de Lima por manos del Señor Cardenal Juan Landázuri Ricketts.

Con más de 30 años de sacerdote en la Arquidiócesis de Lima, su misión siempre estuvo vinculada a los colegios parroquiales, pastoral educativa y medios de comunicación. Ha realizado estudios de Sociología y Pastoral juvenil.

Encargos Pastorales

Como sacerdote ha realizado las siguientes tareas:

  • 1988: Vicario Parroquial de La Santísima Cruz de Barranco
  • 1989: Vicario Parroquial de Ntra. Sra. de Guadalupe en Balconcillo
  • 1990-2002: Párroco de Parroquia San Ricardo en La Victoria
  • 2002-2008: Párroco de Parroquia San Pío X en Mirones
  • 2008-2016: Párroco de Parroquia Ntra. Sra. de Los Desamparados y San José
  • 2016-2019: Párroco de Santa María de Nazareth

Monseñor Ricardo Rodríguez también ha destacado por su buen desempeño en los siguientes cargos:

  • Profesor de Colegios Parroquiales: Reyna de la Américas, San Ricardo, San Francisco Javier y del Colegio Sor Querubina de San Pedro (Hermanas Franciscanas Misioneras del Niño Jesús)
  • Director de Radio María – Perú
  • Promotor de Colegios Parroquiales: San Ricardo, San Francisco Javier y San Ignacio de Loyola
  • Vicario Pastoral de la Arquidiócesis de Lima
  • Capellán de la Universidad Católica del Perú
  • Director del CAPU (Centro de Asesoría Pastoral Universitaria) Universidad Católica del Perú
  • Conductor y colaborador de Pax televisión
  • Miembro del Consejo Nacional de Catequesis Familiar
  • El Santo padre le ha asignado la Sede Titular Episcopal de Elie.

Escudo de Monseñor Ricardo Augusto Rodriguez Alvarez

Lema episcopal: Aquí estoy, Señor

Escudo episcopal dividido en tres campos internos y la cruz del Redentor sobre el escudo que constituye el centro del ministerio sacerdotal:

Paisaje de la sierra del Perú y el picaflor

Recuerda a la ciudad de Tarma, tierra de sus padres Eusebio y Estela, quienes le enseñaron el amor a Dios y la mirada contemplativa a Cristo en la imagen del Señor de Muruhuay. Tarma: La tierra de las flores y “perla de los Andes”.

Santa María de Guadalupe

Madre del verdadero Dios, que contempla con mirada amorosa nuestra tierra. Ella ha sido la compañera de camino de Monseñor Ricardo. Agradece a María Santísima su nacimiento vocacional en la Parroquia Ntra. Sra. de Guadalupe y sus palabras que lo acompañan: “no te aflija cosa alguna….  ¿No estoy aquí yo, que soy tu Madre? ¿No estás bajo mi protección y amparo?”. Recuerda también así, a los Misioneros del Espíritu Santo, mexicanos, a cargo de su formación en el Seminario Santo Toribio de Mogrovejo. La Madre de Cristo estuvo presente en cada comunidad parroquial y en cada proyecto. Ella es la compañera y animadora de los sacerdotes. Ella como patrona del   episcopado latinoamericano será también la compañera en su camino episcopal.

Cerro San Cristóbal y la Basílica Catedral

Como sacerdote diocesano de Lima agradece a esta ciudad y a su pueblo por la generosidad con que trata siempre a sus sacerdotes. Lima ha sido la Iglesia a la que sirvió durante estos años de sacerdocio y ahora como obispo renueva su compromiso por esta Iglesia local poniéndose también al servicio de los sacerdotes, como hermano, y de los laicos, como pastor, para hacer de nuestra iglesia un espacio de fraternidad y caridad.Con el lema: Aquí estoy, Señor, Monseñor Ricardo actualiza la experiencia del profeta Isaías cuando escribe: Y oí la voz del Señor que decía: «¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?» «Aquí estoy; envíame a mí,» le respondí. (Is 6,8). Estamos llamados a una respuesta cada día más generosa en un tiempo desafiante para la fe. Ahora es el momento de salir al encuentro de Dios y responderle.