Tag

arquiactividades

Browsing

En la Solemnidad del Señor de los Milagros, nuestra Arquidiócesis de Lima recibió la grata visita de Monseñor Miguel Cabrejos, Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Presidente del CELAM, quien presidió la Celebración Eucarística desde el Santuario Las Nazarenas: «El Señor de los Milagros está en el corazón de la Iglesia, y por eso la Iglesia es el corazón del Perú. Él se ha convertido para nosotros en el ‘faro’ que nos guía», expresó el prelado durante su homilía.

Monseñor Cabrejos envío un fraterno saludo a todos los peruanos que residen en el exterior, y que desde distintas partes del mundo, «llevan en su corazón, en su alma y en su existencia, su inquebrantable devoción al Señor de los Milagros, a Jesús de Nazaret».

El Arzobispo de Trujillo pidió que centremos nuestra mirada en la imagen del Crucificado para recordar que hemos recibido el amor gratuito y generoso de Dios, y por lo tanto, no podemos vivir apartados de ese amor que nos vuelve solidarios: «ay del hombre que vive en soledad, en el vacío y silencio de la existencia humana(…) ay de nosotros si vivimos sin Dios, sin la conexión que nos ha dado y nos da el aliento vital», agregó el representante de la Iglesia peruana.

Separémonos de aquel primer trágico árbol, del árbol del Edén, del orgullo, de la soberbia y del mal, para entrelazarnos al árbol de la salvación, porque “no tiene sentido permanecer solo”, sin Dios, en el vacío y en la nada de la existencia. Sin esta raíz divina no se tiene alimento para vivir.

En otro momento, Miguel Cabrejos explicó que el significado de la cruz, además de ser una expresión del suplicio atroz que padeció Jesús, es también un signo del amor divino, porque en ella se manifiesta «la voluntad divina de no abandonar al hombre a sí mismo, abandonado a su miseria y a su locura pecadora. El amor del Padre se manifiesta con un don, el del Hijo Jesucristo», que no ha venido para juzgar al mundo, puesto que Dios «no desea hacer estallar el juicio sobre el mal de la humanidad; no es un emperador inexorable que quiere aplicar con rigor la justicia», afirmó.

La cruz de Cristo describe la eterna enseñanza de la salvación, encarna el ingreso de Dios en la historia hasta aquella terrible frontera que es la muerte y el pecado, pero para despedazar el encanto perverso del mal y levantarnos hacia lo infinito, hacia la vida, en comunión con El, hacia la luz.

«No existe otra gloria para el cristiano, sino la cruz de Nuestro Señor Jesucristo, representada en esta sagrada imagen del Señor de los Milagros, gloria de la Iglesia, alma del pueblo peruano y por ello gloria y esperanza de la Iglesia en el Perú», reflexionó el Presidente del CELAM.

La Celebración Eucarística en la Solemnidad del Señor de los Milagros contó con la presencia del Nuncio Apostólico en el Perú, Monseñor Nicola Girasoli, así como los Obispos Auxiliares de la Arquidiócesis de Lima. Después de la bendición final, todos los celebrantes oraron ante la imagen del anda del Cristo Moreno que solía recorrer nuestras calles.

Más de 120 jóvenes del decanato 11 se volvieron a encontrar luego de más de un año en su Jornada Decanal Juvenil (JDJ). Respetando todos los protocolos de bioseguridad, el punto de encuentro fue en la parroquia Virgen de la Familia del distrito de Chorrillos.

Bajo el lema “Joven, a ti te digo: ¡levántate!”, los jóvenes reflexionaron en estos días sobre la frase que acompaña a la Pastoral Juvenil de Lima en este proceso de escucha y de apertura.

La JDJ del decanato 11 tuvo una actividad misionera con el compromiso de todos los jóvenes. Se trata de replicar las jornadas juveniles en cada una de sus parroquias, y escuchar la voz de todos los jóvenes que no pudieron asistir y profundizar en el sentido de lo que significa: ser discípulos misioneros en salida.

Conversamos con Isabel Chirinos Quispe, coordinadora del decanato 11, quien nos comentó que vivieron su encuentro de una manera muy emocionante, desde los preparativos hasta el mismo día: “Vivimos un encuentro juvenil presencial lleno de alegría, entre otros sentimientos encontrados, cantamos, alabamos, recibimos un mensaje, oramos juntos y conocimos a otros jóvenes de las otras parroquias de nuestro decanato”, señaló.

Chirinos afirmó que la mayoría de jóvenes participantes tuvo su primer evento presencial luego de la llegada del Covid-19 y el cierre de todos los templos parroquiales de la ciudad, por lo cual, la expectativa por la jornada era muy grande.

El Santo Padre recibió en audiencia a nuestro Arzobispo de Lima, Monseñor Carlos Castillo Mattasoglio. «El Papa nos envía una especial bendición a todo el país, está muy animado, muy restablecido de su operación, muy bromista, muy abierto y siempre mirando los problemas de la gente para tratar de encontrar soluciones», aseguró el Primado de la Iglesia peruana.

Con paso firme y buen humor, así fue la reciente audiencia del Arzobispo Carlos Castillo con Francisco, el pasado 23 de octubre a las 11:30 am. de Roma. «El Papa está muy empeñado en que escuchemos. También hay que educar los oídos para que nos escuchemos», ha dicho el prelado después de su encuentro.

Monseñor Carlos afirmó que este periodo de sinodalidad de dos años con miras hacia el Sínodo de los Obispos es de gran importancia para el Santo Padre, porque «hay que saber escuchar en lo profundo y desde lo profundo» y «la escucha es el sentir más hondo de la gente».

«Los peruanos tienen mucha capacidad porque tienen fe».

En entrevista para el programa Diálogo de Fe, de RPP, Monseñor Castillo reveló que el Papa Francisco expresó su interés por la situación que vive nuestro país: «Lo importante es que, por medio del diálogo, se equilibren. Los peruanos tienen mucha capacidad, porque tienen fe», señaló.

«Ã‰l siempre decía de nuestro país: ¡Aquí hay mucha esperanza! Porque veía a muchos niños y personas en cinta. Y si hay niños, hay esperanza. «Un país que aprende a escuchar y a comprenderse, ése es el camino, ésa es la ruta, hay que seguirla», dijo el Papa», declaró el prelado.

«Estoy muy agradecido con todos los peruanos. Siempre los llevo en el corazón».

En otro momento, el Arzobispo de Lima comentó que Francisco recibió emocionado el libro de Editora Perú sobre su visita a nuestro país en 2018: «Los amigos de Editora Perú y El Peruano se organizaron para hacer un libro que acaba de salir, y lo mandaron todo firmado y se lo entrego al papa. Lo ojea y me dice: ‘Me emocionó mucho, ya estoy sintiendo cómo era aquello que he vivido con ustedes'», señaló.

El representante de la Iglesia católica peruana dijo que el Santo Padre también rememoró la forma en que todos los peruanos compartieron con él su fe durante su paso por el Perú: «Estoy muy agradecido, agradécele a ellos y a todos los peruanos, porque siempre los llevo en el corazón y, sobre todo, al Señor de los Milagros», expresó Francisco.

Finalmente, Monseñor Castillo compartió la gran alegría del Papa Francisco al recibir un simbólico regalo por parte de los jóvenes seminaristas del Seminario Santo Toribio de Mogrovejo: unas pequeñas notas con dedicatorias, saludos y fotos: «Agradéceles por este detalle, y qué bueno que su formación implique saber vivir estos signos y detalles tan bellos. Les estoy muy agradecido», agregó el Papa emocionado.

Este domingo 24 de octubre, reflexionemos juntos la frase: «todos como una fuerza». Con la fuerza de nuestros enfermeros, sacerdotes y voluntarios, con la fuerza de las madres de las ollas comunes y nuestro Señor de los Milagros, dispongamonos a salir en misión y compartir con los más necesitados.

Por eso, el signo para esta semana será reunir y compartir víveres, productos sanitarios y otros recursos para apoyar a las familias más vulnerables por la Pandemia.

Desde nuestras parroquias, organicemonos para acudir a los comedores populares, orfanatos y asilos. Y recordemos que todos podemos ser un milagro para los demás. Se recomienda usar espacios ventilados, al aire libre o el atrio de nuestras iglesias para la recolección de víveres. Este mes morado, unidos al Señor de los Milagros, salgamos en misión.

En el marco del plan de revitalización de la Pastoral Juvenil de Lima, se llevará a cabo el próximo sábado 30 de octubre la I Asamblea de la Pastoral Juvenil, bajo el lema «En el Camino Sinodal» y con la participación de los coordinadores de los 12 decanatos de nuestra Arquidiócesis.

«Los jóvenes de los 12 decanatos nos unimos para hacer sentir nuestra voz y encontrarnos en un diálogo sincero. Nos unimos para levantarnos y renovar la Iglesia de Lima con nuestro espíritu, con nuestra creatividad y entusiasmo». Con estas palabras, los jóvenes de nuestra Arquidiócesis convocan a una asamblea que permitirán articular el Plan de la Pastoral Juvenil para el periodo 2021- 2023.

Este evento busca promover un encuentro entre los agentes de la Pastoral Juvenil, favoreciendo la escucha y la toma de decisiones en un camino sinodal desde las claves pastorales fruto del Sínodo de Jóvenes.

La Primera Asamblea de la Pastoral Juvenil se efectuará de manera semipresencial, de 9:00am. a 1:30 pm. en el auditorio del Colegio Salesiano de Breña. Hasta aquí acudirá un grupo representativo de coordinadores y asesores de cada decanato. En paralelo, todos los equipos parroquiales de Pastoral Juvenil sumarán su cuota de participación desde la virtualidad, a través de reuniones en salas de Zoom.

La transmisión virtual de la asamblea estará a cargo del Facebook de la Pastoral Juvenil y el Facebook del Arzobispado de Lima.

Inscripciones para la Asamblea Juvenil.

Si eres coordinador o asesor de tu decanato, ingresa al siguiente link de inscripción: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdj_ZQ7IGohl894Iiee8f-9HLFOph9lJQ1ia0Wh4a2TVtmhzQ/viewform

Si perteneces a un grupo juvenil, comunidad, movimiento o quieres inscribir a la Pastoral Juvenil de tu Parroquia, ingresa aquí: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfzMYMEQhw1QRTWq3-EzSLjt71xKghlVcns9_aSkvRmIYaFpw/viewform

La Vicaria de la Pastoral Social y de la Dignidad Humana, Cáritas Lima, dará inicio el próximo jueves 21 a una nueva edición de la feria “Standteria del emprendedor» en el centro comercial Viamix Las Malvinas, ubicado en el Cercado de Lima.

La feria se llevará a cabo del 21 de octubre hasta el 14 de noviembre, es decir, durante 4 semanas, de jueves a domingo, en el horario de 11:00 a. m. a 7:00 p. m. El evento contará con la participación de 40 emprendedores locales, pequeños productores y artesanos afectados por la crisis de la Pandemia a causa del Covid-19.

Esta acción viene desarrollándose como parte del programa Economías Solidarias que emprende Cáritas Lima para brindar espacios alternativos de comercialización y propiciar la reactivación económica. Asimismo, la feria cuenta también con la Municipalidad de Lima y Parque Arauco como aliados estratégicos.

De esta manera, encontraremos en la feria una variedad de productos tales como cerámicas, tejidos, textiles, accesorios, vestuario, alimentos, calzado, productos orgánicos, postres, prendas de vestir, juguetes para mascotas, productos de belleza, granos, menestras, harinas, entre otros.

En el año de las Jornadas Decanales Juveniles (JDJ), y bajo el lema: «Joven, a ti te digo, ¡Levántate!», nos alegra compartir los testimonios y experiencias de los jóvenes del decanato 8, quienes se organizaron para vivir días de reflexión, encuentro y diálogo.

Según cuenta Santiago Ferrando, coordinador del decanato 8, las comunidades juveniles se prepararon durante el mes de agosto para realizar una serie de actividades en las diferentes parroquias de su jurisdicción.

Fueron alrededor de 40 jóvenes quienes participaron en un encuentro de coordinadores del decanato 8, quienes compartieron sus experiencias y vivencias en este tiempo de Pandemia. Al finalizar cada jornada virtual, los jóvenes se unieron en oración para pedir por sus comunidades parroquiales y el cese de esta crisis sanitaria que ha golpeado a miles de familias.

Uno de los momentos más especiales tuvo lugar en la segunda semana de jornada, cuando los jóvenes participaron de un Rosario Juvenil y un Vía Crucis que integró a las parroquias del decanato 8.

El lado musical de la jornada tuvo lugar con el encuentro de Alabanza Virtual, evento que contó con la colaboración de los grupos corales de cada parroquia, quienes enviaron sus videos musicales.

Finalmente, la clausura de la JDJ del decanato 8 se efectuó con un encuentro presencial en el Colegio San Ricardo, ubicado en La Victoria. Aplicando todos los protocolos de bioseguridad, los jóvenes compartieron un día de reflexión, dinámicas y oración a cargo del Padre Alfonso Julián, vicario de la Parroquia San Juan Macías. Más tarde, Monseñor Guillermo Cornejo, Obispo Auxiliar de Lima, presidió la Celebración Eucarística.

«La jornada que hemos vivido ha sido un espacio de integración entre los jóvenes, quienes pudimos participar de encuentros de formación, reflexión, hora santa, y una Celebración Eucarística de acción de gracias. Por la noche, despedimos nuestra JDJ con un concierto virtual a cargo del cantante católico Daniel Avalos», indicó Santiago Ferrando.

Con la participación de más de 500 personas, finalizó con éxito la primera edición virtual de Valientes 2021: «Para una Iglesia en salida», organizada por la Vicaría para la Vida Consagrada y la Comisión de Pastoral Juvenil de nuestra Arquidiócesis de Lima y el apoyo del Instituto Superior de Estudios Teológicos Juan XXIII y la Conferencia de Religiosos del Perú.

Durante el 12 y 13 de octubre, se llevaron a cabo las jornadas formativas para más de 200 promotores vocacionales por noche, a cargo del Rvdo. Deivi Astudillo de la Cía. De Jesús, Fernando Merino, marketero de Catholiclink y el Rvdo. Jesús Paz de la Orden Carmelitas, quienes compartieron sus conocimientos con más de 200 personas de Ecuador, Bolivia, Perú, entre otros.

Por otro lado, el pasado viernes 15 de octubre, las congregaciones participaron en una vigilia de oración, para interceder, como Iglesia sinodal y samaritana en salida, por la vida de las religiosas y sacerdotes de nuestra Iglesia como también por las futuras vocaciones.

El sábado 16 de octubre se realizó la feria vocacional “Valientes” donde más de 500 jóvenes participaron virtualmente de los casi 80 stands de congregaciones, órdenes y movimientos de nuestra Arquidiócesis de Lima, compartiendo las experiencias de llamado a la vocación religiosa y el servicio que brindan.

Llegada la noche, y como parte de la clausura al evento, se llevó a cabo un concierto virtual con la participación de cantantes católicos como el Padre Diego Cabrera y las bandas musicales Tabor, Dicuore y las Hermanas Agustinas, quienes con sus cantos nos invitaron a dar gracias a Dios por todos los días vividos.

En nombre de la comisión organizadora de Valientes, el Padre Vero Urbina agradeció a todos los que participaron en la feria vocacional, por sus dones y talentos puestos al servicio de la Iglesia e invitó a que sigan acompañando y animando a los jóvenes desde sus diferentes ministerios, siendo valientes para asumir este gran proyecto.

Decidida a evitar la burocracia dentro de la Iglesia y dar pronta solución a las solicitudes que llegan a su despacho, desde hace un año María Elena Camones More viene desempeñándose como Canciller en la Arquidiócesis de Lima. Con esta importante designación de Monseñor Carlos Castillo, es la primera vez que una religiosa ostenta el cargo de Canciller en la historia de la Iglesia peruana y de América Latina.

El Papa Francisco acogió en los últimos diez años a honorables mujeres en el desempeño de cargos importantes, el caso más reciente ocurrió con el nombramiento de la religiosa francesa Nathalie Becquart, subsecretaria del Sínodo de los Obispos, convirtiéndose así en la primera mujer con derecho a voto en un sínodo de la Iglesia.

En sintonía con el camino de renovación propuesto por el Santo Padre, nuestra Arquidiócesis de Lima ha venido promoviendo el liderazgo y la capacidad de servicio de mujeres como la hermana María Elena Camones More, Canciller del Arzobispado de Lima desde 2020.

Conocida por su sencillez, disciplina y amplia experiencia, Camones More se perfila así como la primera religiosa Canciller en América Latina, reto que asumió con profunda emoción: «Para mí ha sido un regalo y también una preocupación, porque no es un rol cualquiera, es una responsabilidad muy grande de acompañar a la Iglesia y ayudar a Monseñor Carlos Castillo», aseguró.

Mujeres en la Arquidiócesis de Lima. Junto a nuestra primera Canciller se suman mujeres con liderazgo y trayectoria como Veronique Lecaros, Presidente de la Comisión de Escucha; Nora Escalante, Gerente de Operaciones del Arzobispado de Lima; Kelly Montoya, Secretaria de la Comisión de Fe y Cultura; y Magaly Tinoco, Moderadora de la Cancillería del Tribunal Eclesiástico.

«Una oportunidad para continuar el camino de servicio, escucha y acompañamiento».

Rememorando la historia de su vocación, María Elena confiesa que hasta el primer año de la carrera de Educación no había pasado por su mente albergar la idea de la vida consagrada: «Fue una aventura maravillosa porque en mi cabeza no estaba el proyecto de la vida religiosa, pero el Señor me hizo entender – por medio de un sacerdote y de escritos que encontré – que esa era mi vocación. Luego conocí a las hermanas de la Congregación Hijas de Nuestra Señora de la Piedad y me sentí como en casa, me parecía conocerlas desde siempre y me cautivó su alegría”, recuerda.

Después de 18 años de formación en Italia, Camones More retornó al Perú para participar de la Comisión para la Vida Consagrada. Posteriormente ingresó a la Oficina de Vice-Cancillería del Arzobispado de Lima: «Un día tocan la puerta de mi congregación y la Madre superiora me dice que están pidiendo una religiosa para el Arzobispado. Yo le mencioné muchas posibles candidatas que podían ocupar el rol, y luego de tres días, mi superiora me pide que yo fuera», relata emocionada.

Maria Elena Camones junto a las hermanas de la Congregación Hijas de Nuestra Señora de la Piedad.

Fue en noviembre de 2020 que Monseñor Carlos Castillo, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, designó a la hermana Maria Elena como Canciller: “Lo tomé como un reto y una manera de ser más eficaz, más rápida y dar mi ayuda a quienes me necesitan. Pero también lo tomé con preocupación, porque tenía miedo de no hacerlo correctamente, y si bien conocía el cargo, ahora me tocaba asumirlo y hacerlo del mejor modo posible”.

Evitar la burocracia dentro de la Iglesia. Hoy, ya dedicada a su cargo, la Canciller tiene dos principales consignas: evitar la burocracia y dar soluciones a la mayoría de solicitudes que llegan a su despacho: «Agradezco a Dios por permitirme, a través de esta enorme responsabilidad, continuar este camino de servicio, escucha y acompañamiento».

«Toda mujer puede ocupar un cargo de liderazgo en la Iglesia».

Al caso de la hermana Maria Elena le antecede uno muy especial, ocurrido en junio de 2018, cuando María Francisca San Martín asumió el cargo de Canciller en el Arzobispado de Santiago (Chile), siendo la primera vez en la historia de esta Iglesia local que un laico toma tal responsabilidad. Lo mismo sucedió con Silvia Rivera Casique, convertida desde enero de 2018 en Canciller de la Prelatura de Moyobamba (Perú).

Considerando estos importantes antecedentes, la Canciller del Arzobispado de Lima hace un llamado especial para que más mujeres se animen a asumir cargos de liderazgo dentro de la Iglesia: «Toda mujer – religiosa o laica – puede llegar a ocupar un cargo de liderazgo, no para sentirse más importante, sino porque Dios nos ha dado la capacidad inventiva y creativa para solucionar las cosas con la inspiración de su amor».

Foto Archivo: agosto 2019

«Imagino una Iglesia unida, sin divisiones. Una Iglesia de laicos»

Finalmente, al ser consultada sobre el futuro de la Iglesia y el camino sinodal propuesto por el Papa Francisco, María Elena Camones expresa su deseo de ver una Iglesia más unida: «Imagino una Iglesia de laicos, todos anunciadores del Reino de Dios aquí en la tierra, en nuestra vida diaria. Y a todos mis hermanos religiosos unidos, sin divisiones, en una misma dirección para salir hacia las periferias».

Aferrémonos a Cristo y a sus sacramentos para llegar verdaderamente a vivir en unión con Él. Invito a todos los jóvenes a poner su vida en las manos de Aquel que, en la Eucaristía, vive de amor por nosotros.

Continuando con las Jornadas Decanales de la Juventud (JDJ) de nuestra Arquidiócesis de Lima, hoy queremos compartir las experiencias que vivieron más de 150 jóvenes del decanato 3, quienes inspirados en la figura de San José y bajo el lema «Patris Corde» (Con corazón de Padre), participaron de tres días de integración, diálogo y reflexión.

A mediados de septiembre, se llevó a cabo la Jornada Juvenil del Decanato 3, que logró congregar virtualmente a más de 150 jóvenes de las 8 parroquias de su jurisdicción.

Los jóvenes abordaron como tema principal la figura de San José como modelo de trabajo humilde, sencillo, discreto, pero enormemente fecundo. Por ello, se organizaron distintas ponencias a cargo del Padre Ángel Zapata y el Padre Luis Gamboa.

Luis Valencia, coordinador de los jóvenes de su decanato, nos contó que hubo dos momentos especiales dentro del encuentro juvenil: «El primero fue al inicio, cuando se proyectaron fotos y videos de los jóvenes de cada una de las parroquias, resaltando la labor social que muchos de ellos han realizado en favor de los más necesitados en este tiempo de Pandemia», expresó.

El segundo momento y el más emotivo, según refiere Valencia, fue la experiencia de compartir los testimonios de cada joven que participó en la JDJ: «hablamos sobre cómo hemos vivido la fe en estos momentos de crisis sanitaria, en nuestras comunidades parroquiales, en nuestros hogares, en medio del aislamiento social y las circunstancias adversas».

Apostólica: jóvenes que llevan una luz de esperanza.

En esa misma línea de encuentro e integración, destaca la participación activa y solidaria de un grupo de jóvenes de la Parroquia Santa Beatriz de Lince. Bajo el nombre «Apostólica», esta comunidad ha venido trabajando en el apostolado desde el año 2016, sin embargo, con el surgimiento de la Pandemia, el desafío ha sido mayor.

Mirella Olano, coordinadora del grupo juvenil, explicó que su principal motivación es acompañar a las personas que necesitan de una palabra de aliento y de consuelo. Fue así que entre sus experiencias más memorables, destacan la visita al asilo Canevaro.

“En Apostólica acompañamos a las personas que más necesitan de nosotros, y no solo me refiero a las de extrema pobreza, sino también a hermanos que se encuentran solos, que tienen falta de fe o incluso falta de alegría en sus vidas. Es allí donde tratamos de llevarles esa chispa que, como jóvenes, podemos irradiar en ellos” indicó Olano.

Convencidas de que «hay mayor felicidad en dar que en recibir», Apostólica se ha organizado recientemente para recaudar víveres y juguetes, y llevar una luz de esperanza a 25 niños de las áreas de Oncología y Hematología del Hospital Almenara de La Victoria.

«Todo lo recaudado es destinado a nuestros niños que vienen recuperándose desde hace semanas e inclusive meses. Para mayor información, los invitamos a comunicarse a la página de Facebook de la Parroquia Santa Beatriz o la cuenta de Instagram de Apostólica«, añadió Mirella Olano.

Central telefónica
(511)2037700