Tag

arquiactividades

Browsing

Desde el 22 de abril se viene desarrollando la «Semana de la Cultura por la vida» en todos los decanatos y parroquias de la Arquidiócesis de Lima. Se trata de una serie de encuentros formativos para reflexionar sobre el don de la vida desde la fe católica. Esta es una iniciativa de la Comisión de Familia y Vida.

El pasado domingo 20 de abril, representantes de la Comisión de Familia y Vida, asistieron a Catedral de Lima para participar de la Eucaristía presidida por Monseñor Carlos Castillo, con motivo de la «Semana de la Cultura por la vida».

Durante la homilía, el Primado del Perú recordó que la defensa de la vida no puede reducirse únicamente a la defensa del niño no nacido, sino que «debemos unirnos para defender la vida en todas sus formas, la vida de la sociedad, la defensa de una vida justa y la defensa de nuestra ecología».

Como se recuerda, en las diferentes parroquias y decanatos de nuestra Arquidiócesis se han programado jornadas de reflexión en torno al compromiso que tenemos como Iglesia con la dignidad de toda vida humana.

Según se indica en la página web de la Comisión de Familia y Vida, se han propuesto tres formas de jornadas de reflexión comunitaria para poner en práctica en cada comunidad parroquial. (leer aquí cronograma). Mediante la modalidad híbrida, se plantea una pregunta fundamental desde la dimensión pastoral, estructural y ecológica: ¿Qué es la cultura por la vida?

De igual modo, la Comisión de Familia y Vida ha compartido un tríptico informativo sobre la Semana de la Cultura por la vida (descargar aquí). Para mayor información, te invitamos a visitar la página de Facebook de la comisión.

Las conclusiones de lo reflexionado y compartido en cada decanato y comunidad parroquial, se enviará al correo electrónico de la Comisión de Familia y Vida: familiayvida@arzobispadodelima.org

En este V domingo de Pascua, Monseñor Carlos Castillo recordó que, permaneciendo en fidelidad al Señor y acogiéndonos a su Palabra, es posible generar juntos una Iglesia fecunda.

Acompañado de un grupo de representantes de las comunidades campesinas de Catacaos (Piura), el Primado del Perú pidió por todas las víctimas que sufren la injusticia y el maltrato: «En unidad con el Santo Padre, oramos por nuestros hermanos campesinos para que en sus luchas y esfuerzos, se pueda llegar a la justicia de su causa», sostuvo. También rezó por los heridos y fallecidos, así como las personas de buena voluntad y periodistas que acompañaron este proceso.

Leer transcripción de homilía

Comentando el Evangelio de Juan (15, 1-8), que narra la Parábola sobre la vid y los sarmientos, el arzobispo de Lima explicó que, a través de esta imagen campesina, el Señor quiere que repensemos nuestras vidas desde la Palabra y encontremos nuevos caminos de respuesta a los problemas que tenemos.

El Señor nos pide: “Permanezcan unidos a la vid”. Él es esa vid verdadera que nos renueva con su Palabra, su Padre es el viñador y «todos estamos entroncados con Él, de tal manera que hemos de dar fruto». Por eso, la cuestión central que nos plantea Jesús es «si somos fecundos en la fe o no».

El Señor también nos dice: “Ustedes están limpios por la palabra que les he manifestado”. Aquí no está hablando de una limpieza superficial – explicó el Prelado – se trata de una limpieza en nuestra manera de actuar. El proceso de limpieza al que se refiere Jesús no es para mantener las apariencias y actuar como «muchas religiones tipo ‘ñapancha’ (detergente)», que están todo el día «lava que lava» para parecer ‘puros’. Este es un llamado profundo «a ser generadores de vida y entrar al camino de la fecundidad».

La esterilidad es la consecuencia de un cristianismo de costumbres que no se entronca con Jesús como las ramas a la vid.

El Primado del Perú reiteró que todos estamos llamados a dejarnos «limpiar por la Palabra», sobre todo, cuando tenemos alguna responsabilidad en la dirigencia del país y en la Iglesia. «La vida cristiana no es un culto aparte de la vida histórica, la vida cristiana vivifica la historia y la acompaña. Tengamos la misma dinámica del Espíritu de Jesús que nos llena de vida y nos hace crear y hacer cosas adecuadas y justas», acotó.

Generar fecundamente una respuesta a las necesidades de todos hace posible que, inspirándonos en Jesús, siempre tengamos imaginación y “una santidad inteligente”, como diría el Papa.

El arzobispo de Lima precisó que ser cristiano no significa que uno puede hacer lo que quiere. «Eso es una equivocación que necesitamos corregir», aseveró.

Defender la vida en todas sus formas

En otro momento, dirigiéndose a los representantes de la Comisión de Vida y Familia que esta semana vivieron la «Semana de la Cultura por la vida», Monseñor Carlos aseguró que la defensa de la vida no puede reducirse únicamente a la defensa del niño no nacido, sino que «debemos unirnos para defender la vida en todas sus formas, la vida de la sociedad, la defensa de una vida justa y la defensa de nuestra ecología».

«La lucha por la vida tiene tres dimensiones: personal, social y ecológica. Y esto es muy importante porque soñamos con tener una marcha por la vida en nuestra Iglesia, pero será siempre por todas las vidas: por las vidas de las mujeres que se asesinan tan fuertemente en la historia de nuestro país, por la vida de los campesinos, por la vida de las personas que sufren, por la vida de los enfermos», reflexionó.

La Eucaristía de este domingo V de Pascua fue concelebrada por el obispo auxiliar emérito de Valencia, Monseñor Javier Salinas.

En la Solemnidad de Santo Toribio de Mogrovejo, Monseñor Carlos Castillo afirmó que, inspirados en el testimonio de nuestro santo Patrón, encaminemos nuestra vocación y misión hacia una Iglesia sinodal en un mundo sinodal: «No se trata de imponer órdenes, sino de anunciar el Evangelio y traducirlo según las circunstancias», manifestó en su homilía.

La Eucaristía celebrada en el Seminario Santo Toribio, contó con la presencia del sr. Nuncio Apostólico en el Perú, Monseñor Paolo Rocco; los obispos auxiliares de Lima, nuestro clero arquidiocesano; el rector del Seminario, Padre Guillermo De Jesús Acero; y el obispo auxiliar emérito de Valencia, Monseñor Javier Salinas.

Leer transcripción de homilía del arzobispo de Lima

La Solemnidad de Santo Toribio es una ocasión especial para reflexionar nuestra vocación. Con estas palabras, Monseñor Castillo ha recordado que, como Iglesia de Lima, tenemos que desarrollar nuestra dimensión misionera para acercarnos a las situaciones del mundo con la misma sensibilidad que tuvo Toribio.

El arzobispo de Lima ha recordado las actitudes de humildad y sencillez de Santo Toribio desde el momento de su nombramiento, sintiéndose indigno y hasta inepto para ocupar el cargo que el rey Felipe II le había conferido. Por eso, cuando asumió el obispado de Lima, no lo hizo por interés o ambición, sino para pastorear a sus ovejas. «En Toribio no hay una humildad de apariencia, lo que hay es el reconocimiento que sólo a través del sacrificio y la entrega generosa, vale la pena asumir la realidad», expresó el Prelado.

Este criterio de dejarse interpelar por la realidad es el mismo modo de actuar de Dios, que envío a su Hijo para que la humanidad comprendiera que nos acompaña en nuestros avatares y nunca nos abandona:

«Dios no crea el mundo fuera de sí y lo arroja a su suerte (deísmo), como diría César Vallejo en los “Dados eternos” (“en el pozo de inmensa sepultura”). Tampoco es el Dios que se anonada y luego desaparece (panteísmo). La Iglesia siempre afirmó el pan-en-teísmo. Es la creación acompañada por un Dios que nos rodea por todas partes y dentro del cual estamos. Y sólo nacemos al Reino de Dios, no salimos del útero materno de Dios, crecemos en Él», explicó.

Una Iglesia sinodal para un mundo sinodal

Dirigiéndose al clero de Lima, Monseñor Castillo sostuvo que estamos llamados a renovar nuestra vocación desde un sentido de conversión y de encuentro, acercándonos a la gente, respondiendo a las situaciones con creatividad: «Todos debemos desarrollar ampliamente nuestra vocación. La vocación la da Dios, no el obispo. Nadie le debe nada al obispo, la deuda es con el Señor y la Iglesia», precisó.

El Dios sinodal creó una Iglesia sinodal para un mundo sinodal de hermanos que se sepan tratar. Nuestra tarea es saber disponernos a ese misterio, respetarlo y saberlo vivir.

Al término de la Eucaristía, el clero de Lima, los obispos y seminaristas, acompañaron en procesión y llevaron entre hombros las reliquias de Santo Toribio.

Con 32 años de sacerdocio, el rector del Seminario Santo Toribio de Mogrovejo, Guillermo De Jesús Acero, nos invita a reflexionar sobre los retos de la sinodalidad en América Latina, el legado pastoral de Toribio en nuestra Arquidiócesis, y la importancia de promover una visión integral en la formación vocacional.

Compartimos la entrevista concedida a nuestra Oficina de Prensa:

Toribio de Mogrovejo: defensor de las causas de los indios

A vísperas de celebrar la Fiesta de Santo Toribio de Mogrovejo, el Padre Guillermo De Jesús, de la congregación de Jesús y María (Padres Eudistas), destacó el rol laical de Toribio y su cercanía a las dificultades sociales de su época: «Siendo arzobispo, pensaba y vivía con la sensibilidad de un laico frente a la realidad que vivía en su entorno, defendiendo la dignidad de los indios y sintiéndose tan arzobispo en esas causas como también viviendo los sacramentos».

Este tipo de sensibilidad no es común de la época – explicó – porque representaba un «espíritu de renovación de la Iglesia» para «responder a retos muy concretos en la identidad católica». Toribio siempre estuvo interpelado por la realidad, aprendió quechua por voluntad propia y sintió un llamado especial para comunicarse.

El gran aporte de Santo Toribio fue mostrarnos la figura de un Pastor completo con una visión integral de lo que significa ser cristiano y servir a los más pobres desde la Palabra de Dios.

Cuidado de la vida espiritual, intelectual, comunitaria y apostólica

Para el rector del Seminario Santo Toribio, la formación del ser humano debe abarcar todos los aspectos y dimensiones de la vida, equilibradas y armonizadas. Esta visión de un ser integral implica el cuidado de la vida espiritual, intelectual, la vida comunitaria y la actividad apostólica.

«No eres solo sacerdote o ministro de la Iglesia cuando estás dentro del espacio sagrado o dentro del rito. Lo eres integralmente en todos tus aspectos, en tu afectividad, en tus relaciones con los demás, en tu papel, en tu rol como un ciudadano que vive lo que los otros viven en la sociedad civil», ha recordado el Padre Acero.

Sinodalidad: no es una estrategia de populismo, es un verdadero camino de Evangelio

A pocos meses de la Segunda Sesión de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, el rector del Seminario Santo Toribio considera que la Iglesia en América Latina tiene el gran desafío de responder, desde una visión más en diálogo, a las necesidades y realidades que nos interpelan.

«Tenemos que entendernos en la dinámica de caminar juntos, empezando por los de casa, pero, también, con otros que no son necesariamente de casa y tienen la expresión de mil problemáticas. Esto supone, en el modelo de camino sinodal, que hay que escuchar y escuchar hasta el infinito lo que vamos percibiendo y va ocurriendo en el mundo, porque no siempre se responden con las formas o fórmulas habituales», reflexionó.

La Iglesia está llamada a escuchar y tiene que ser humilde para escuchar. No es simplemente una estrategia de populismo, sino que es un verdadero camino de Evangelio. Es el camino de Emaús de Jesús que escucha la discusión de los discípulos y es capaz de entrar en diálogo con ellos para construir, desde ellos, esta nueva realidad pascual.

Llamados por el Señor en las circunstancias de la vida

A pocos días de haber celebrado la 61 Jornada Mundial de las Vocaciones, Guillermo De Jesús recuerda que todos somos llamados por el Señor. Y, por tanto, debemos estar preparados para responder a ese llamado en cualquier circunstancia de la vida.

La preocupación por el desarrollo de las vocaciones – afirma el rector- es un tema de cultura vocacional, es decir, «convertir la vocación en un tema ordinario» en donde todos nos preguntemos a qué me está llamando el Señor a servir: «No es solo un hobby o un gusto, no es solo hacer un trabajo, también es un ministerio», acotó.

«El cristiano no se entiende solamente como alguien que “recibe” de los jerarcas o de los ministros, la gracia y el conocimiento, sino que también se siente partícipe de ese mismo conocimiento; se siente también ministerial toda la Iglesia, se siente discípula, se siente misionera», puntualizó.

Iglesia de Lima: su ADN es la misión y la evangelización

Para el Padre Acero, la Iglesia de Lima tiene «un ADN único que se convierte en toda una convicción desde sus orígenes», por lo que su acento está en la misión y evangelización, en ese caminar y crecer juntos que hemos aprendido con Toribio de Mogrovejo.

Y dirigiéndose a nuestra Iglesia de Lima, agregó:

El Señor me trajo aquí también para aprender de esta Iglesia limeña y caminar con ella.

«El mensaje que puedo tener para todos los que se están esforzando por construir esta Iglesia, por afianzarla y por proyectarla en un futuro de esperanza, es justamente eso: Primero, estoy a su servicio. Segundo, hay que seguir y no desanimarse. Tercero, hay que seguir reforzando todos esos mecanismos de comunión, de participación y de misión, como la última asamblea arquidiocesana que tuvimos para enviar nuestro aporte al Sínodo».

En alianza con la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), Cáritas Lima anuncia la incorporación de consultorios jurídicos gratuitos en las siguientes parroquias del Rímac: San Francisco Solano, San Lázaro y Natividad de María. Conoce aquí las fechas y horarios.

Entre sus principales líneas estratégicas, Cáritas Lima ha puesto especial énfasis en la prevención del maltrato contra la mujer y las familias. En este marco es que se han venido promoviendo diferentes iniciativas para generar espacios de entorno seguro y erradicar la violencia en todas sus formas.

Gracias a la alianza estratégica con la PUCP, por ejemplo, se han implementado acciones de prevención en nuestros colegios parroquiales para identificar factores de riesgo relacionados a temas de bullying, violencia psicológica docente-estudiante y violencia psicológica en parejas.

En esta oportunidad, Cáritas Lima anunció la apertura de un programa para la consulta gratuita de temas jurídicos. Este servicio es ofrecido por voluntarios de la Clínica Jurídica de la PUCP, y permitirá que personas de bajos recursos económicos reciban una orientación en temas sobre derecho de familia, alimentos, sucesiones, aspectos laborales, inmobiliario, entre otros.

El evento inaugural de los «Consultorios Jurídicos Gratuitos» tuvo lugar en la Parroquia San Francisco Solano, el pasado 22 de abril. Hay una segunda fecha de atención programada para este viernes 25 de abril de 4:30 pm. a 6:30pm.

A continuación compartimos el itinerario de los consultorios jurídicos gratuitos en las parroquias del Rímac:

Cáritas Lima también adelantó que para la segunda semana de mayo (lunes 6 y viernes 10), el consultorio jurídico se trasladará a Yerbateros, en la Parroquia Nuestra Señora del Camino, en el distrito de El Agustino.

En el Seminario Santo Toribio se llevó a cabo un encuentro con representantes de congregaciones, miembros de institutos de vida consagrada, sociedades de vida apostólica y movimientos, para compartir criterios de unidad sobre aspectos canónicos, pastorales y jurídicos en la administración parroquial.

Con el propósito de establecer un trabajo unificado en la administración parroquial y en el marco de las actividades del Plan Pastoral 2024, la Vicaría de la Vida Consagrada ha convocado a un encuentro religioso para abordar temas de legislación, administración económica, convenios, administración de bienes, entre otras normas arquidiocesanas.

Monseñor Juan José Salaverry, obispo auxiliar de Lima, recordó que la administración de una parroquia es un compromiso que supone un equilibrio de responsabilidades y cumplimientos encomendados para el cuidado de nuestras instituciones diocesanas. «Hemos querido tener este encuentro para visualizar bien nuestra tarea, y para ver algunos elementos que pueden fortalecer nuestra misión desde una plataforma diocesana que es la parroquia, pero siguiendo el carisma de nuestros fundadores», expresó.

Luego de la intervención de Monseñor Salaverry, se dio inicio a una primera ponencia sobre fundamentación teológica, pastoral y canónica, a cargo del Padre José Taminez Torres, OFM.

Posteriormente, se desarrolló una segunda ponencia orientada a la administración de los informes económicos de los responsables de parroquias, el cumplimiento de las normas arquidiocesanas, trámites en SUNAT, entre otros.

«Todas nuestras normas administrativas tienen una orientación pastoral. Este es un proceso de acompañamiento institucional en el que nuestro objetivo es poder estar más cerca de las parroquias que están gestionadas y administradas por los institutos de vida consagrada y los de vida apostólica», expresó Juan Narváez, ecónomo del Arzobispado de Lima.

La Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima anuncia el Diplomado Internacional sobre «Cultura de la prevención y cuidado en la Iglesia», dirigido a párrocos, sacerdotes, diáconos, agentes pastorales y laicos interesados. La modalidad es híbrida y las clases inician este lunes 29 de abril.

Con el objetivo de promover una cultura del cuidado y buen trato, así como prevenir, identificar y abordar posibles situaciones de abuso en el ámbito eclesial, la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima abrió las inscripciones para un diplomado internacional de posgrado que iniciará este 29 de abril y se extenderá hasta diciembre de 2024.

Estos son los módulos que se desarrollarán durante el diplomado:

Módulo 1: La Prevención en la Iglesia
Se aborda la temática de la prevención en el contexto eclesial, cuestiones estructurales, aspectos teológicos, promoviendo una cultura preventiva desde un enfoque sistémico.

Módulo 2: Las Víctimas
Se explorará cómo abordar situaciones de vulnerabilidad y detectar tipos de abusos. También se reflexionará sobre el acompañamiento a las víctimas primarias y secundarias. Se propondrá caminos de reparación y justicia, promoviendo una relación de confianza clara y transparente.

Módulo 3: Los Agresores
Se analizará el perfil del agresor, los ambientes y dinámicas abusivas. Además del acompañamiento a los agresores y las responsabilidades institucionales.

Módulo 4: La Intervención Institucional
Se enfoca en la promoción de la cultura del buen trato y ambientes eclesiales saludables, una propuesta de respuesta estructural ante los abusos. También incluirá la implementación de políticas de prevención, protocolos de intervención, así como la formación de equipos de prevención y planes formativos.

Al finalizar el diplomado se entregará una doble certificación a nombre de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima y el Centro de Investigación y Formación Interdisciplinar para la Protección del Menor (CEPROME – Latinoamérica).

Para mayores detalles sobre los requisitos y modalidad de enseñanza, te invitamos a visitar la página informativa del Diplomado Internacional «Cultura de la prevención y cuidado en la Iglesia». También puedes contactar directamente al correo electrónico: info.posgrado@ftpd.edu.pe o vía Whatsapp al 956350455

Este sábado 20 de abril, nuestras comunidades parroquiales, obispos, representantes de EPAP Y CPP, comisiones y agentes pastorales, se congregaron en la Basílica Catedral de Lima para participar de una nueva asamblea sinodal arquidiocesana. El objetivo: preparar el aporte de la Iglesia de Lima para el Sínodo de la Sinodalidad. Este documento se sumará al aporte de las diócesis hermanas de nuestro país.

Monseñor Carlos Castillo, arzobispo de Lima, ha convocado a los principales representantes de la Iglesia de Lima (comisiones, vicarías, laicos, clero y obispos), a participar en una asamblea extraordinaria con la finalidad de recoger los aportes de nuestra Arquidiócesis para la Segunda Sesión de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, prevista a realizarse en octubre de 2024.

El propósito de este encuentro ha sido reflexionar comunitariamente una pregunta formulada por el Papa Francisco: ¿Cómo ser una Iglesia sinodal en misión en nuestra Arquidiócesis?, enviado a través de la Secretaría General del Sínodo a todas las diócesis del mundo.

El desarrollo de esta pregunta, ha explicado Monseñor Castillo, es también una oportunidad para «hacer una revisión de nuestro camino y de mejor diseño del futuro sinodal y misionero de la Iglesia de Lima».

En su intervención, el arzobispo de Lima reiteró el llamado que tiene la Iglesia de «escuchar el sentir del pueblo» y acompañar al mundo para resolver, «desde nuestro aporte propio como Iglesia, la profunda crisis humana que existe», sin tomar posiciones partidarias.

Necesitamos vivir la Iglesia en una forma tal que no dejemos de acompañar al mundo en sus avatares y dificultades.

Dirigiéndose a los más de 100 representantes laicales, sacerdotes y religiosas, el Primado del Perú sostuvo que las experiencias de la primera asamblea arquidiocesana sinodal de Lima, vivida en enero de 2020, nos recuerda que la Iglesia tiene que abrirse a las situaciones que nos interpelan y dejarse transformar para hacer su misión.

Posterior a las palabras introductorias de Monseñor Castillo, se explicó la metodología de trabajo y se conformaron 12 grupos para la reflexión comunitaria. Se organizaron tres rondas de conversación e intercambio de ideas. Finalmente, se elaboró una síntesis y se expusieron las conclusiones de cada grupo.

Al término del plenario, el arzobispo de Lima anunció que se elaborará un documento que recoja todos los aportes compartidos. Esta síntesis se enviará a la Conferencia Episcopal Peruana para unirlo a los esfuerzos de las demás diócesis hermanas.

Este 27 de abril el Archivo Arzobispal de Lima cumple 57 años de creación, por lo que se han anunciado algunas actividades de interés público para conocer una parte del patrimonio documental de nuestra Arquidiócesis. Conoce aquí los horarios y fechas:

La primera actividad programada es un conversatorio sobre la preservación del Patrimonio documental del Archivo Arzobispal y la digitalización de documentos de los libros parroquiales. El evento tendrá lugar este jueves 25 de abril a las 4:15pm. y se transmitirá a través de la página de Facebook del Archivo Arzobispal.

Por otro lado, también se ha organizado dos días de «Jornada de Puertas Abiertas», con visitas guiada en grupos para conocer las instalaciones del Archivo Arzobispal de Lima y el trabajo que se realiza. En estas visitas se ha previsto la exposición de documentos históricos. El ingreso es libre y no es necesario inscripciones previas. Cada recorrido durará aproximadamente media hora y estará disponible al público en los siguientes horarios:

Viernes 26 de abril
Horarios: De 10:00 am a 1:00 pm. / De 3:00 pm a 5:30pm

Sábado 27 de abril
Horarios: De 10:00 am a 1:00 pm.

Cómo llegar al Archivo Arzobispal de Lima

El Archivo Arzobispal se encuentra ubicado en Calle Luis Espejo 1064 – Urbanización Santa Catalina, La Victoria (referencia: altura de la cuadra 10 de la avenida Canadá).

Si deseas participar de una de las visitas guiadas, recuerda acudir en los horarios programados durante el 26 y 27 de abril. Para mayor información, te invitamos a visitar la página de Facebook del Archivo Arzobispal.

Del lunes 22 al viernes 26 de abril se viene desarrollando, en todos los decanatos y parroquias de la Arquidiócesis de Lima, un taller simultáneo sobre el don de la vida desde la perspectiva de nuestra fe católica. Esta es una invitación convocada por la Comisión de Familia y Vida dirigida a las familias, parroquias, movimientos, agentes pastorales y docentes de ODEC y AIEC.

Según se indica en la página web de la Comisión de Familia y Vida, se han propuesto tres formas de jornadas de reflexión comunitaria para poner en práctica en cada comunidad parroquial. (leer aquí cronograma). Mediante la modalidad híbrida, se plantea una pregunta fundamental desde la dimensión pastoral, estructural y ecológica: ¿Qué es la cultura por la vida?

«Esta acción significativa es una oportunidad invaluable para profundizar en nuestra fe y compromiso con la dignidad de toda vida humana, desde su concepción hasta su fin natural», se indica en la convocatoria.

De igual modo, la Comisión de Familia y Vida ha compartido un tríptico informativo sobre la Semana de la Cultura por la vida (descargar aquí). Para mayor información, te invitamos a visitar la página de Facebook de la comisión.

Las conclusiones de lo reflexionado y compartido en cada decanato y comunidad parroquial, se enviará al correo electrónico de la Comisión de Familia y Vida: familiayvida@arzobispadodelima.org

Central telefónica
(511)2037700