Category

homilías

Category

Con motivo de la celebración del 21° aniversario del canal JN 19, Monseñor Carlos Castillo, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, presidió la misa de acción de gracias acompañado del Padre Manuel Rodríguez, fundador y guía espiritual del canal. “Esta alegría de poder estar juntos hoy día es para que nosotros podamos escuchar juntos la palabra, poder saborear su mensaje y tratar de guiarnos por medio de ella para actuar en la vida”, comentó al inicio de su homilía.

Una Iglesia renovada que camina con la gente

El obispo de Lima recordó que el Papa Francisco nos dice que “la Iglesia es una Iglesia en camino, en salida”, especialmente en aquellas periferias lejanas que nos interpelan a pensar juntos en una Iglesia renovada:

“Está celebrándose en estos días el Sínodo de la Amazonía, para caminar juntos con todas las poblaciones de la selva amazónica, en donde nuestro país tiene participación”. También hizo a considerar en nuestro camino a todas aquellas personas y comunidades “que no tenemos en cuenta, porque nadie va allí para poder conocerlos y comprenderlos. Por eso, la Iglesia hace camino con ellos y llama a toda la Iglesia universal a participar con ellos”.

“Jesús nos enseña que hay que estar en camino siempre, que la Iglesia no es una Iglesia estancada, hecha definitivamente, que la Iglesia camina con la gente”

Mons. Carlos Castillo

Vivir con alegría el Evangelio

En otro momento, Mons. Carlos felicitó el arduo trabajo que vienen realizando los grupos carismáticos: “[ustedes] idearon una nueva forma de ser cristiano muy alegre, que justamente hoy el Papa retoma en su primera carta para la pastoral: la alegría del evangelio” – dijo en medio de aplausos.

“Es esa alegría la que permite suscitar nuevas imaginaciones, nuevas maneras de ser, sobre todo siempre libres, siempre creadores de nuevas comunidades.”

“A la vez que son muy alegres, siempre se reunen para reflexionar y estudiar bien la palabra” – prosiguió – “de ustedes también han nacido unos hijos que tienen una visión distinta de la fe, y por lo tanto, en generaciones han aprendido a vivir con alegría el evangelio”.

Ser una bendición y un milagro para el otro

Antes de concluir, el Primado del Perú recordó el lema pastoral propuesto por la Arquidiócesis de Lima en el mes del Señor de los Milagros: “Peruano, peruana, cristiano, cristiana, limeño, limeña ¡Sé tú un milagro para tu pueblo! – “ser milagro significa no solamente vivir de las gracias de Dios y recibirlas con alegría, sino también convertirse en milagro para el otro”

“Si el señor nos bendice, nuestra primera tarea es ser una bendición para los pueblos, para la gente, como ocurrió también con Abraham: Sé tú una bendición, sé tu un milagro para todos. En ese sentido, tenemos que levantarnos a ser milagro para el otro”.