Actividades

El Señor nos llama a ser constantes en la fe – Domingo XXXIII Tiempo Ordinario

“El Señor nos sostiene, nos ilumina y nos fortalece en aquellos momentos difíciles”, dijo Monseñor Octavio Casaverde, Vicario General de la Arquidiócesis de Lima, durante la Celebración de la Santa Eucaristía correspondiente al Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario.

Perseverar en la Palabra de Dios

Al reflexionar sobre el evangelio de San Lucas (Lc 21.5-19), Mons. Casaverde resaltó que el Señor nos invita a discernir ante los acontecimientos difíciles de nuestra vida: «Perseveren en vuestra convicción personal y en la Palabra de Dios. Pónganse siempre en las manos de Dios porque Él está con ustedes para sostenerlos, para iluminarlos, para fortalecerlos ante las persecuciones. Manténganse firmes, no caigan negando su fe».

“El Señor dice claramente que van a aparecer usurpando mi nombre, van aparecer falsos profetas, y por eso nos recomienda no ir tras ellos, no seguirlos ni dejarse engañar»,comentó.

El Señor también comunica en este momento fuerza, sabiduría, sobre todo mucho amor y les asegura la vida

Ante la crisis que estamos viviendo en la humanidad, Mons. Casaverde hizo un llamado a «escuchar lo que el Señor nos dice» y permanecer firmes en la luz de su Palabra que nos ayuda a discernir:

“Queridos hermanos, Él nos sostiene, Él nos ilumina, nos fortalece en aquellos momentos difíciles ¿Quién no pasa momentos difíciles en la vida? Entramos en desesperaciones, pero en todo esto el Señor garantiza su ayuda, aquí ahora, en el presente, no después de la muerte”, añadió.

Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tránsito

Conmemoración por el Día Mundial en Recuerdo a las Víctimas de Siniestros de Tránsito

Y recordando el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, Mons. Casaverde pidió por todas las personas víctimas de estos lamentables sucesos: «cuánto dolor, cuánta tristeza y desesperaciones, cuántos huérfanos generan los accidentes de tránsito».

«Hay que orar para que nuestras autoridades dicten leyes que puedan evitarse este tipo de tragedias. Ante toda esta desgracia ¿Qué hacer? ¿Qué nos dice el Señor? Mantenernos en la fe, ayudar, socorrer, corregir», subrayó.

Su alma vive, ellos nos están viendo, nos están escuchando y están sumamente agradecidos a todos nosotros que estamos aquí orando por ellos.

III Jornada Mundial de los Pobres

Y por último, también se unió en oración a la III Jornada Mundial de los Pobres convocada por el Papa Francisco: «los pobres son víctimas de esta crisis, víctimas de todas estas injusticias, de las ambiciones del egoísmo».

“Que el Señor nos acompañe y bendiga ante los problemas, ante las dificultades. Permanezcan en su fe, manténganse en el Evangelio, porque quien permanece en el Evangelio se salva aquí y también después de la muerte”, concluyó.