Category

Actividades

Category

Durante esta semana de noviembre compartiremos un ciclo de reflexiones sobre la muerte, a cargo de nuestro Obispo Auxiliar de Lima, Monse√Īor Guillermo El√≠as. En este primer d√≠a de meditaci√≥n, y desde la cripta de la Catedral Metropolitana de Lima, Guillermo El√≠as nos invita a reflexionar de forma especial acerca del significado de la muerte desde la visi√≥n de la Iglesia. 

La primera pregunta que nos propone realizar hoy Monse√Īor El√≠as es ¬Ņpor qu√© tenemos miedo a la muerte? El Obispo se√Īala que es normal que todos tengamos miedo a ese momento, o que surjan preguntas como: ¬ŅQu√© habr√° despu√©s de esta vida? ¬ŅHabr√° algo m√°s? ¬ŅNos volveremos a encontrar con los seres queridos?

‚ÄúNinguna persona ha regresado a contarnos qu√© pasa despu√©s. ¬ŅD√≥nde iremos? ¬ŅC√≥mo nos juzgar√°n? Sin embargo, Jes√ļs cuando vino al mundo nos dej√≥ varios mensajes y en el catecismo se nos explica muy concretamente que la muerte es el final de la vida nuestra en este mundo‚ÄĚ, explic√≥ el Obispo Auxiliar.

“La muerte no tiene la palabra final sino la vida”.

Guillermo El√≠as tambi√©n se√Īal√≥ que, si bien la muerte es la partida del alma que se separa del cuerpo, √©sta es consecuencia del pecado: “en el principio, cuando Dios cre√≥ al hombre y a la mujer, la muerte no exist√≠a, es decir, todos est√°bamos destinados a vivir eternamente en el para√≠so, sin embargo, el hombre us√≥ mal su libertad, la que Dios le hab√≠a regalado, desobedeci√≥ y al comer esa manzana del √°rbol prohibido fue cuando entr√≥ la muerte en el mundo”, agreg√≥ el Obispo.

Pero la muerte ha sido transformada totalmente por Cristo, recuerda Monse√Īor Guillermo. Dios nos ama tanto que envi√≥ a su √ļnico hijo: “Jes√ļs logr√≥ vencer a la muerte, por eso la muerte no tiene la palabra final sino la vida. Gracias a Jesucristo no moriremos eternamente, podemos vivir eternamente”, remarc√≥ en este primer d√≠a de reflexi√≥n.