Category

Informe Especial

Category

El Día Internacional del Migrante es una oportunidad para reflexionar acerca de la movilidad humana y las razones que lleva a millones de personas a retirarse de su país en favor de un futuro mejor. El Santo Padre nos ha recordado en innumerables ocasiones la importancia de acoger, acompañar y promover a nuestros hermanos migrantes.

En ese mismo espíritu, nuestra Iglesia de Lima reconoce el esfuerzo de congregaciones, comunidades y parroquias de la Arquidiócesis para asistir a las familias migrantes que necesitan de nuestra solidaridad. A continuación compartimos el testimonio de servicio de dos casas de acogida:

Casa de Acogida Beato Juan Bautista Scalabrini

El Padre Luiz Carlos Do Arte es director de la Casa de Acogida Beato Juan Bautista Scalabrini, instituida hace más de 20 años para dar hospedaje a nuestros hermanos migrantes: “Nosotros, como scalabrinianos, tenemos por carisma acompañar a los migrantes y a los refugiados. En el Perú, estamos desde el año 2000 respondiendo a esta realidad a través de las casas de acogida que tenemos en Lima y Tacna”.

De esta manera, los misioneros scalabrinianos vienen realizando una cruzada solidaria en favor de los migrantes que ingresan a nuestro país. Por ello, el Padre Do Arte señaló se emociona al recordar que han pasado más de 800 familias en la casa de acogida ubicada en el distrito de San Miguel:

“Nuestro trabajo es de atención directa a los migrantes y a los refugiados. En nuestra casa de acogida brindamos un espacio para descansar, para que nuestros hermanos puedan restablecer sus fuerzas. Y, junto a ello, trabajamos también el sostenimiento en la parte emocional y social para que puedan identificarse y adaptarse a esta nueva vida lejos de su país”, explicó.

Las familias de migrantes llegan a la casa de acogida a partir de las designaciones que realizan organizaciones como ACNUR, OIM, entre otras. El sacerdote destacó la importancia de que la Iglesia asuma un rol activo para anunciar el Evangelio a través de nuestro testimonio de servicio y dedicación.

Casa de Acogida Lazos Fraternos

Por otro lado, en el barrio de Rescate, en el Cercado de Lima, se encuentra la Casa de Acogida Lazos Fraternos, a cargo de la Asociación Familia Trinitaria Perú, quienes se organizaron para brindar soporte y acompañamiento a decenas de familias migrantes.

Gladys Orejuela, directora ejecutiva de la asociación, nos comentó que esta iniciativa nació en 2018 cuando inició la migración de hermanos venezolanos a Perú: «Nos llegó el caso de una familia muy joven con una pequeña de un año. En ese momento, la esposa se encontraba bastante delicada de salud, vivían en un espacio bastante modesto, no tenían cama y estaban durmiendo en el piso. Entonces, los acogimos y en el caminar fueron llegando más hermanos con la necesidad de tener un lugar donde dormir. Fue así que vimos la posibilidad de ambientar esta casa con algunos camarotes e ir acogiendo a los hermanos migrantes”, indicó.

Cada año, la casa de acogida recibe a alrededor de 50 familias. Los hermanos acogidos son hospedados por un mes hasta que sea posible la inserción laboral. Orejuela informó que, a mediados de 2022, Lazos Fraternos viene ofreciendo talleres de gastronomía para que las familias migrantes puedan hacer sus propios microemprendimientos:

“Se ha constituido una escuela de gastronomía en el primer piso de la casa, donde las mamitas reciben clases de diversos temas de gastronomía, sobre todo, de dulcería. La finalidad es que las mamás puedan aprender o fortalecer sus conocimientos culinarios para crear sus propios productos y sostener a sus familias”.

En el Día Internacional del Migrante y a vísperas de la Navidad, recordemos que el Niño Jesús también fue un migrante que nació en el corazón de los más humildes. Todos estamos llamados a construir el futuro con lo mejor que tiene nuestra humanidad.

Central telefónica
(511)2037700