Category

Informe Especial

Category

Se cumplen tres años del viaje apostólico del Papa Francisco a Perú, acontecido entre el 18 al 21 de enero de 2018. A través del siguiente video, queremos recordar las palabras, gestos y encuentros de fraternidad que mantuvo el Santo Padre con los pueblos anfitriones de Puerto Maldonado, Trujillo y Lima.

Francisco en Puerto Maldonado: «Quítate las sandalias, porque el suelo que estás pisando es una tierra santa».

Uno de los acontecimientos centrales de la visita del Santo Padre tuvo lugar en el Encuentro con los pueblos de la Amazonia, en el Coliseo Regional Madre de Dios en Puerto Maldonado.

Consciente de los numerosos problemas y desafíos a los que se enfrentan cada día estos pueblos en su lucha por la supervivencia, el Pontífice señaló en su discurso que la defensa de la tierra «no tiene otra finalidad que no sea la defensa de la vida».

Quienes no habitamos estas tierras necesitamos de vuestra sabiduría y conocimiento para poder adentrarnos, sin destruir, el tesoro que encierra esta región, y se hacen eco las palabras del Señor a Moisés: «Quítate las sandalias, porque el suelo que estás pisando es una tierra santa» (Ex 3,5). Permítanme una vez más decir: ¡Alabado seas Señor por esta obra maravillosa de tus pueblos amazónicos y por toda la biodiversidad que estas tierras envuelven!

Igualmente, en este encuentro el Papa pidió que los pueblos originarios sean reconocidos: «Urge asumir el aporte esencial que le brindan a la sociedad toda»-dijo- ya que «nunca pueden ser considerados una minoría, sino auténticos interlocutores».

Unas palabras contudendentes -las del Pontífice- que con el tiempo culminarían dando auténticos frutos en la celebración del Sínodo para la Amazonia, llevado a cabo en Roma del 6 al 27 de octubre de 2019 para escuchar la voz de los pueblos de la Amazonia: su sabiduría, su cultura y cosmovisión que nos recuerdan que «no somos los poseedores absolutos de la creación».

Francisco en Trujillo: «No se dejen robar la esperanza».

Otro de los momentos especiales del Obispo de Roma en Perú fue su encuentro con los religiosos, sacerdotes, consagradas, consagrados y seminaristas en el Colegio Seminario San Carlos y San Marcelo (Trujillo).

«Jesús en la cruz quiere estar cerca de cada situación dolorosa para darnos su mano y ayudar a levantarnos. Porque Él entró en nuestra historia, quiso compartir nuestro camino y tocar nuestras heridas. No tenemos un Dios ajeno a lo que sentimos y sufrimos, al contrario, en medio del dolor nos entrega su mano», expresó el Santo Padre.

¡Los peruanos, en este momento de su historia, no tienen derecho a dejarse robar la esperanza! (…) Con Jesús, el alma de este pueblo de Trujillo podrá seguir llamándose «la ciudad de la eterna primavera», porque con Él todo es una oportunidad para la esperanza.

Francisco en Lima: «No tengan miedo a ser los santos del siglo XXI».

Y finalmente, en una multitudinaria misa en la Base Aérea de Las Palmas, el Papa Francisco llamó a todos a no tener miedo de ser los santos del siglo XXI.

Hermanos peruanos, tienen tantos motivos para esperar, lo vi, lo “toqué” en estos días. Por favor, cuiden la esperanza, que no se la roben. No hay mejor manera de cuidar la esperanza que permanecer unidos, para que todos estos motivos que la sostienen, crezcan cada día más. La esperanza no defrauda (cf. Rm 5,5).

En otro momento, dirigiéndose a los jóvenes, Francisco agregó: «ellos son el presente más vital que posee esta sociedad; con su dinamismo y entusiasmo prometen e invitan a soñar un futuro esperanzador que nace del encuentro entre la cumbre de la sabiduría ancestral y los ojos nuevos que brinda la juventud».

Central telefónica
(511)2037700