Actividades

Parroquia ‘El Espíritu Santo’: ollas comunes y comedores parroquiales en Manchay

La Oficina de Prensa del Arzobispado de Lima conversó con el Padre César Valdivia Romero, Párroco de ‘El Espíritu Santo’, en Manchay, quien viene organizándose con sus vicarios, los jóvenes voluntarios de la Parroquia, Cáritas Lima, y algunos dirigentes del barrio, para la entrega de bolsas de víveres que ya han beneficiado a más de 30 mil familias.

El espíritu solidario de los vecinos, y la capacidad organizativa de las autoridades de Manchay, han hecho posible que la Parroquia El Espíritu Santo, pueda distribuir la ayuda humanitaria que ha llegado de todas partes: “la llegada de los víveres ha sido providencia de Dios, expresa el Padre César Valdivia, hemos recibido el apoyo de muchas personas que se han pasado la voz por las redes sociales, además de la importante ayuda de las Parroquias de nuestro decanato. A la fecha, hemos atendido a más de 30 mil familias, y ahora, estamos orientándonos a la labor de las ‘ollas comunes’, con la organización de los propios vecinos”.

Para la entrega solidaria se ha contado con el apoyo de los vicarios, jóvenes voluntarios y dirigentes de los barrios: “algunos regidores del municipio nos han prestado sus vehículos y camionetas para repartir víveres, otros voluntarios también prestaban sus propios autos para llegar a todos los lugares posibles”, añadió el Padre César.

Cuando llegamos a un hogar, hemos agradecido a Dios por la familia que nos está dando, y hemos recordado que Dios no nos abandona, que estamos en sus manos, y nosotros queremos acompañarlos, para compartir con ellos un mensaje de esperanza y consuelo, en medio de la adversidad.

‘Ollas comunes’ y comedores Parroquiales en Manchay.

César Valdivia nos comenta que se han preparado 35 ‘ollas comunes’, y como Parroquia, ya se abrieron 3 comedores parroquiales y 4 vasos de leche: “la próxima semana abriremos el cuarto comedor”, precisa.

La presencia de los comedores parroquiales se ha convertido en una luz de esperanza para todas las familias que acuden a las cunas parroquiales ‘La Inmaculada’ y la ‘Estrella de la Evangelización’. Uno de los comedores se ubica en el asilo parroquial ‘Asilo de Ancianos’.

La comida es como el signo, pero lo que está detrás, es el cuidado que uno trata de transmitir de parte de Dios hacia ellos, que no están solos ni abandonados.

El Padre César señala que ha encomendado el servicio de las ‘ollas comunes’ a San Juan Macías: “él hizo el milagro de multiplicar el arroz en una olla común, el milagro fue en España pero en el mismo contexto de pobreza”.