Actividades

Mensaje de las comunidades religiosas del Perú

Las Iglesias y comunidades religiosas del Perú ante el peligro de la ruptura de la solidaridad en el sistema privisonal

1. Las Iglesias y Comunidades Religiosas del Perú hemos venido acompañando de diferentes maneras a nuestro pueblo en la lucha contra la pandemia, compartiendo su dolor y alentando su esperanza. Nos solidarizamos con los más pobres de nuestro país y comprendemos su enorme necesidad económica, agravada aún más por la emergencia, a pesar de los esfuerzos para atenuarla.

2. La propuesta de algunos sectores políticos de disponer el retiro de los fondos depositados solidaria e intangiblemente en el sistema nacional de pensiones es un claro atentado contra el único sustento para cientos de miles de ancianos pobres, que aportaron durante muchos años de su vida. Asimismo, la iniciativa rompe la cadena de solidaridad intergeneracional sobre la cual está basado el sistema nacional de pensiones.

3. Medidas apresuradas como esta podrían lesionar gravemente las posibilidades que hoy tenemos los peruanos para construir mecanismos sociales y económicos más solidarios, y que promuevan el desarrollo humano en un sentido cada vez más pleno. Nuestro pueblo aspira a poder confiar en actores políticos que, de manera seria y honesta, propongan alternativas que solucionen verdaderamente la enorme situación de injusticia y desigualdad que vive el Perú.

4. Debemos defender y fortalecer el sistema solidario de pensiones. Además de su posible inconstitucionalidad, una medida como la propuesta corre el riesgo de no resolver los problemas de fondo sino de multiplicarlos. La devolución indiscriminada de aportes a la seguridad previsional solo generaría su debilitamiento y acentuaría una visión individualista de los fondos previsionales en el Perú. De todos modos, deben implementarse soluciones prontas pero realistas para atender las grandes necesidades que tienen las personas más desfavorecidas por la crisis.

5. Las Iglesias y Comunidades Religiosas del Perú sabemos que toda realidad que genera sufrimiento demanda reparación. Nuestra compasión ante el sufrimiento en el que viven millones de peruanos y peruanas hace cuestionar la justicia de las políticas públicas y nos obliga a demandar más medidas urgentes para responder
a la crisis. En este sentido, invocamos por igual, al Gobierno y a los partidos políticos con representación parlamentaria, a que consensuen una política pública para paliar las graves consecuencias económicas de la pandemia entre los más vulnerables, sin trastocar la solidaridad del sistema previsional.

Lima, 25 de agosto de 2020

Mons. Salvador Piñeiro, Arzobispo de Ayacucho , Co-Presidente del CIP-RP
Rabino Guillermo Bronstein, Representante Asociación Judía del Perú (AJP), Co-Presidente del CIP-RP
Rev. Pedro Merino, Co-Presidente del CIP-RP
Sr. Zuheir Mustafa, Presidente de la Asociación Islámica del Perú
Rev. Cristian Scheelje, Presidente Unión Nacional de Iglesias, Cristianas Evangélicas del Perú (UNICEP)
Hna. María Inés Menocal, csc, Secretaría General CRP
Mons. Carlos Castillo, Arzobispo de Lima