Actividades

Concierto navideño en la Basílica Catedral de Lima

Alrededor de mil personas presenciaron el impresionante recital en la Basílica Catedral de Lima con motivo de las fiestas navideñas. El repertorio estuvo a cargo de los niños y jóvenes del Núcleo Juvenil ENEL de la agrupación Sinfonía por el Perú. “Noche de Paz”,

La Catedral de Lima fue el escenario elegido para recibir a más de 300 niños y jóvenes pertenecientes al Núcleo Juvenil ENEL de la agrupación Sinfonía por el Perú, proyecto iniciado por nuestro Tenor, Juan Diego Flórez, con la finalidad de dar un mejor futuro a través de la música a miles de niños peruanos.

Durante el evento, el grupo juvenil se lució con un repertorio diverso con piezas destacadas como la Quinta Sinfonía de Beethoven, también contó con la presencia del Señor Miguel Molinari, director ejecutivo de Sinfonía por el Perú y de José Manuel Revuelta, Country Manager de ENEL Perú.

“Quiero agradecer al Arzobispo de Lima, Mons. Carlos Castillo, que nos ha facilitado la posibilidad de estar en este recinto maravilloso, la Catedral de Lima, y poder llevar a cabo este concierto”, comentó el Señor Molinari, Director Ejecutivo de Sinfonía por el Perú.

El inmenso poder transformador de la música

El objetivo de este tipo de iniciativas es “generar desarrollo a través de la música” – explicó Molinari – “la música tiene un inmenso poder transformador que cambia la vida de niños y jóvenes de nuestro país”.

“Podemos aspirar a un futuro mejor si apostamos por los niños, por los jóvenes. Ellos son los verdaderos agentes de cambio en nuestra sociedad, y si nos proyectamos hacia el futuro, apostando por ellos con la educación como el marco absoluto, podremos imaginarnos un futuro mejor para nuestro país y para el mundo”, acotó.

Por su parte, José Manuel Revuelta, Country Manager de ENEL Perú, socio importante e impulsor de la iniciativa Sinfonía por el Perú expresó su agradecimiento a los jóvenes y a sus padres así como también al Arzobispado de Lima por facilitar un espacio óptimo para que los niños puedan demostrar su genialidad.

Según cifras de Sinfonía por el Perú, el impacto del aprendizaje musical en los niños ha generado un aumento del 30% en la autoestima de los jóvenes, así como una reducción de la violencia familiar física y psicológica en un 26% y 46%, respectivamente. La reducción del trabajo infantil ha reducido en un 90%, mientras que el embarazo adolescente redujo hasta en un 75%.