Actividades

Una Iglesia que responda a la diversidad de situaciones

“Las orientaciones propuestas en la Carta Pastoral del Arzobispo de Lima buscan fortalecer el vínculo familiar tanto de pareja, fortalecer las familias en su conjunto, en la diversidad que tiene la arquidiócesis, porque tenemos una enorme diversidad de situaciones que requieren una respuesta de la Iglesia”, expresó Monseñor Guillermo Elías, Obispo Auxiliar de Lima, en la reciente edición del programa Diálogo de Fe.

No hay Iglesia sin la mujer

Refiriéndose al rol de la mujer en la vida de la Iglesia, Monseñor Elías resaltó que debemos agradecer a Dios por el don de la mujer en la humanidad: “la mujer le aporta a la humanidad algo que es propio de ella, que está inscrito en la estructura de ella, como Dios la hizo, y como Dios la quiere, como nosotros los varones tenemos que acogerla y complementarnos, porque en realidad no estamos para competir sino para ayudarnos mutuamente, varones y mujeres” – destacó.

Yo vengo de una mujer, yo fui educado, acompañado, por miles de mujeres que me edificaron, actualmente trabajo con muchas mujeres también en las diferentes pastorales y tengo que reconocer que la mujer me ha hecho bien como ser humano, e incluso, como sacerdote me ha llevado a la plenitud.

Al ser consultado sobre los reiterados casos de feminicidios en nuestro país, el Obispo Auxiliar de Lima resaltó que “el problema es bastante complejo y tiene muchas aristas”, por lo que deberían contemplarse todos los factores que generan este tipo de violencia en nuestra sociedad: “no sólo a nivel de política de estado, sino también a nivel de educación en los hogares, fundamentalmente en los hogares, porque es allí donde se gesta la persona y es allí donde nace y se forma un hombre que luego no es capaz de amar, respetar y cuidar a la mujer” – precisó.

Pastoral de la mujer y Pastoral de madres solteras

Precisamente, con el objetivo de incorporar a la mujer en la acción evangelizadora de la Iglesia, el Arzobispo de Lima ha propuesto en su Carta Pastoral, la construcción de dos pastorales dirigidas a la mujer y a las madres solteras.

En ese sentido, Monseñor Elías explicó que la Iglesia necesita asumir realmente cambios y formas concretas de trabajar que respondan a la diversidad de problemas que vivimos como sociedad: “a partir de la Asamblea Sinodal Arquidiocesana tuvimos la posibilidad de empezar con un diagnóstico situacional para percibir las necesidades de nuestra ciudad”, comentó.

“Entre las líneas de acción planteadas por Monseñor Castillo destaca la Pastoral de madres solteras, que vamos a empezar a organizar para acompañar ese proceso de esas madres en todas las condiciones – acotó Monseñor Guillermo – queremos fortalecer el vínculo familiar tanto de pareja, fortalecer las familias en su conjunto, en la diversidad que tiene la arquidiócesis, porque tenemos una enorme diversidad de situaciones, tanto sectores marginales limitados, sectores ricos y medios”.

“A partir de la Carta Pastoral vamos a ir elaborando el plan estratégico para los próximos cinco años, y allí ejecutaremos las líneas de acción y las cosas concretas que debemos hacer” – reiteró.