Actividades

Religiosidad popular: una reflexión de Monseñor Elías (Ep.3)

En este tercer día de reflexión, Monseñor Guillermo Elías, Obispo Auxiliar de Lima, nos habla sobre las diversas expresiones de la religiosidad popular que podemos encontrar en nuestro país.

En el mensaje de hoy, Monseñor Elías destaca que en los últimos años, la religiosidad popular ha ido desplazándose de los pueblos a las grandes urbes, experimentado un auge en su importancia cuantitativa y significativa:

“La religiosidad popular tiene una enorme capacidad de convocar, de involucrar a muchas personas, el Señor de los Milagros es una de las expresiones masivas mayores del mundo, por ejemplo. Esta repercusión cuantitativa también es significativa, porque es percibida como una expresión profundamente ligada a la cultura y a la identidad en nuestro pueblo”, explicó en su mensaje. 

Por otro lado, la música o los fuegos artificiales, son elementos indispensables de nuestra fiesta que no solo sirven como expresión de júbilo y alegría, sino que tienen toda una connotación religiosa, manifiesta Monseñor Elías. “El principal destinatario de la religiosidad popular de nuestros pueblos es, sin duda, Jesucristo contemplado en los distintos misterios de su vida. Las tradiciones religiosas, por su parte, representan momentos de rica vivencia y expresión de la fe para un pueblo”, añadió.

Perú es un pueblo con un gran sentido de lo festivo. La gente vive con intensidad los tiempos de fiesta, como momentos de descanso, de convivencia, de celebración, regresan a sus pueblos, van a su fiesta patronal, se encuentran con los familiares después de un año. Celebran la vida.

Teniendo en cuenta que en nuestro país existen diversas expresiones de la religiosidad popular (navidad, pascua, semana santa, fiestas patronales), es importante que aprendamos a valorar su diversidad: “todas ellas nos muestran la diversidad de tradiciones culturales que celebramos los peruanos, a la vez que nos interpelan y nos hacen preguntarnos si estamos realmente valorándolas y transmitiéndolas a nuestros hijos y familiares”, indicó el Obispo.

 “La riqueza en la diversidad de las expresiones de la religiosidad popular son inmensas en nuestro país. Sintámonos orgullosos, seguros de que esta fe la tenemos que seguir cultivando”, reiteró.