Tag

arquiactividades

Browsing

La Arquidiócesis de Lima hace un llamado a la solidaridad y fraternidad a través de la campaña «Dona Un Aliento de Vida». Aquí te contamos cómo puedes unirte a esta noble causa.

La Arquidiócesis de Lima viene trabajando en favor de los más vulnerables de nuestra ciudad, teniendo como objetivo implementar dos plantas de oxigeno medicinal, realidad que sólo será posible con la colaboración de todos.

Miles de personas aún nos necesitan ¡Demostremos que no están solos en esta batalla!. Es por eso que con tu ayuda la Vicaría de la Pastoral Social y de la Dignidad Humana, Cáritas Lima, implementaran dos plantas de oxígeno para el Hospital Dos de Mayo y el Hospital de la Solidaridad.

Es por eso que necesitamos de la solidaridad de todos. Tu aporte, por más pequeño que sea, permitirá que muchas vidas puedan salvarse. A continuación compartimos las principales cuentas bancarias para realizar tu donación:

Todos los jueves un nuevo episodio de “Avisos Parroquiales”.

“Avisos Parroquiales” es un microprograma de la Oficina de Prensa del Arzobispado de Lima. Cada jueves se estrenará un nuevo episodio, a través de nuestro canal de Youtube y página de Facebook.

Si deseas contarnos las acciones de solidaridad de tu Parroquia, puedes escribirnos vía email a: prensa@arzobispadodelima.org

¡Nos vemos hasta la próxima semana!

Con la esperanza en la resurrección de nuestros muertos, con la esperanza en la resurrección de nuestro país, este es el sentido tributo de nuestra Iglesia de Lima a todos nuestros difuntos por el Covid-19.

Fototeca compuesta con las 10 mil fotografías de nuestros difuntos por Covid-19 enviadas a la Oficina de Prensa del Arzobispado de Lima. A través de este gesto sencillo pero significativo, queremos rememorar todas las vidas que han partido y recordar la huella que dejaron en nosotros:

Histórica Misa en la Plaza Mayor de Lima.

Como se recuerda, la noche del domingo 1 de noviembre se celebró una Misa en memoria de todos nuestros difuntos por la Pandemia. Al promediar las 19:00 horas, la Plaza Mayor de Lima se mostró sin fieles y revestida de velas, al mismo tiempo que las campanas de la Catedral de Lima resonaban para dar inicio a la Celebración Eucarística, con la participación de los obispos titulares y auxiliares de las diócesis de Callao, Chosica, Lurín, Carabayllo y Lima.

Y con el sonido de los pututos (instrumento de viento andino), se fueron proyectando, una a una, las fotografías de más de 10 mil compatriotas que perdieron la batalla contra el coronavirus. Pero esta vez no estaban solos, “una muchedumbre inmensa” (Apocalipsis 7:9) de familias peruanas se unieron espiritualmente desde sus hogares para darles una despedida digna.

En este marco de reflexión y solemnidad se llevó a cabo la histórica Misa en memoria de todos los fallecidos por Covid-19, con la participación de la comunidad quechuahablante y shipiba, quienes cantaron el Salmo 23 y leyeron la Primera Carta del Apóstol San Juan en sus idiomas nativos, respectivamente.

«La Iglesia está constituida, básicamente, por aquellos que están para servir y no para ser servidos. Por eso, nos unimos a todos los que son servidores, a los que se unen al gran sufrimiento de la gente para consolarla, alentarla y decirle que nuestro Dios se propuso cambiar el rostro egoísta de la humanidad por el rostro amoroso de una humanidad hermana», expresó Monseñor Carlos Castillo durante su homilía.

Antes de culminar la Celebración Eucarística, todos los obispos presentes bendijeron con agua bendita e incienso las 10 mil fotografías que se proyectaron en la fachada de la Catedral de Lima.

Desde mediados de septiembre, el Arzobispado de Lima inició un largo proceso de planificación, preparación y capacitación para la apertura gradual de los templos de nuestra ciudad, prevista hacia la segunda semana de noviembre. Para ello se ha establecido una comisión especial de acompañamiento y asesoría compuesta por miembros del área directiva, área legal y área operativa del Arzobispado.

En ese sentido, en las últimas semanas se viene brindando todo el soporte logístico y legal para que los párrocos de nuestra Arquidiócesis puedan iniciar la apertura de los templos de manera progresiva, según la necesidad y demanda de cada Parroquia.

Equipos de Seguridad Parroquial.

Una de las primeras medidas a implementarse fue la constitución de los Equipos de Seguridad Parroquial, conformados por un grupo de voluntarios. Sus principales funciones serán:

✅ Verificar que los ambientes parroquiales cuenten con lo necesario para la higiene de las manos y desinfección del calzado, de manera permanente.
✅ Verificar la implementación de la señalética necesaria con indicaciones claras en los ambientes parroquiales (aforo, indicaciones, etc.).
✅ Reportar al párroco cualquier incidencia o necesidad que considere conveniente.
✅ Coordinar el ingreso y salida de las personas en los templos cuidando que se mantenga el distanciamiento social obligatorio (1 metro entre persona y persona).
✅ Verificar el funcionamiento adecuado de las puertas y ventanas que permitan la ventilación necesaria.
✅ Verificar que las personas realicen la desinfección del calzado en los dispositivos ubicados en las puertas de ingreso y que lleven mascarilla y escudo facial en todo momento.
✅ Controlar la temperatura de quienes ingresen al templo verificando que tenga menos de 37.5°.
✅ Es responsable de la limpieza y desinfección de los ambientes parroquiales después de cada celebración (coordinará con el personal de limpieza o encargados).

Capacitaciones virtuales sobre protocolos de bioseguridad.

Por otro lado, en estas semanas se han programado una serie de capacitaciones virtuales a sacerdotes y equipos voluntarios de los 12 decanatos de nuestra Arquidiócesis para conocer todos los protocolos de bioseguridad, actividades de limpieza y desinfección, que se desarrollarán en las instalaciones de nuestras Parroquias.

Luis Rodríguez, Coordinador General de la Comisión para la Apertura de los Templos, explicó que estos protocolos fueron diseñados en el estricto cumplimiento de las medidas sanitarias dispuestas por el Ministerio de Salud:

“Este protocolo planificado y ajustado a la normatividad del Estado, fue expuesto a inicios de octubre a los vicarios episcopales y decanos, párrocos de la Arquidiócesis y decanatos. Finalmente, producto de estas reuniones, gracias a sus inquietudes y aportes, se mejoró y enriqueció este documento trabajado en conjunto para beneficio de todas nuestras Parroquias”, comentó.

En esa misma línea, Rodríguez agregó que, junto a las capacitaciones, también se está brindando acompañamiento legal con un abogado por cada decanato, a fin de asistir a los párrocos en la presentación de sus planes de bioseguridad al Ministerio de Salud.

Cada párroco es el principal responsable de la implementación y comunicación de las medidas de bioseguridad a sus comunidades, además de establecer los horarios de ingreso de lunes a viernes.

Evaluaciones y próximas capacitaciones.

Además de las capacitaciones virtuales, todos los miembros del Equipo de Seguridad Parroquial deben realizar una evaluación para corroborar lo aprendido durante las capacitaciones. El resultado de estas evaluaciones es enviado a cada párroco.

Luis Rodríguez señaló que, debido al gran interés que tuvieron las primeras fechas, se han previsto nuevos días de capacitación a sacerdotes y equipos de voluntarios de la Arquidiócesis.

Para las siguientes fechas se tienen registradas alrededor de 500 laicos y sacerdotes. Las capacitaciones vienen siendo impartidas por Yesenia Huamani, ingeniera especialista en seguridad y salud en el trabajo. Los temas que se exponen corresponden con información clave acerca del virus Covid-19, las medidas a tomar para la implementación y desinfección diaria de los templos, así como el protocolo de acceso a desarrollar para el ingreso de los fieles.

Cómo participar en las capacitaciones virtuales de bioseguridad.

Si formas parte del Equipo de Seguridad Parroquial de tu Parroquia, puedes inscribirte o inscribir a los miembros del comité desde el siguiente enlace: https://bit.ly/3piMDMd .

Es fundamental recordar a nuestra gran comunidad de la Arquidiócesis de Lima que la apertura de los templos se realizará gradualmente con un aforo de un tercio de su capacidad. Se dará prioridad a las celebraciones de los sacramentos del bautismo, matrimonio y confesión, de lunes a viernes. Se recomienda no ingresar a las personas mayores de edad o que formen parte de la población de riesgo.

En definitiva, este es un paso importante en nuestra Iglesia de Lima que requiere la adecuada organización, comprensión y paciencia de todos. Con la fe y la esperanza en Jesús Resucitado, preparémonos para cumplir con respeto todos los protocolos de seguridad.

La Comisión para la Apertura de los Templos, conformada por miembros del área directiva, área legal y área operativa del Arzobispado, pone a disposición de todos los párrocos de nuestra Arquidiócesis de Lima, una relación con los principales protocolos de seguridad para la celebración de Sacramentos.

El cumplimiento de estos protocolos es tarea primordial de los Equipos de Seguridad Parroquial que se vienen constituyendo en cada Parroquia de la Arquidiócesis. Es importante recordar que todos los voluntarios deben pasar por un proceso de capacitación y evaluación para garantizar una ejecución adecuada de las medidas sanitarias que exige el Ministerio de Salud.

Cómo participar en las capacitaciones virtuales de bioseguridad.

Si formas parte del Equipo de Seguridad Parroquial de tu Parroquia, puedes inscribirte o inscribir a los miembros del comité desde el siguiente enlace: https://bit.ly/3piMDMd .

A continuación compartimos los principales protocolos a cumplirse durante la celebración de Sacramentos en los templos de nuestra Arquidiócesis:

Para la celebración del Bautismo:

✅ El uso de mascarillas por parte del celebrante, los padres y padrinos, es obligatorio.
✅ Se debe usar el rito breve evitando en lo posible el contacto personal cercano con el bautizando, padres y padrinos.
✅ Solo asistirán los padres y padrinos de quien será bautizado.
✅ Para la unción con el óleo y el crisma se debe usar algodón o bastoncillo (hisopo), el cual se incinerará inmediatamente terminada la celebración.
✅ Recomendaremos a la familia no realizar ningún tipo de reunión familiar posterior a la celebración que ponga en riesgo la salud de los mismos

Para el Sacramento de la Penitencia:

✅ Es obligatorio el uso de la mascarilla y de barreras físicas, de tipo mica, entre el sacerdote y el penitente.
✅ Mantener siempre el distanciamiento social obligatorio.
✅ Acondicionar un ambiente amplio y ventilado, asegurando la confidencialidad.
✅ Cuando el Sacramento se administre en un hospital, y si hubiera que atender a muchos enfermos graves de Covid-19, reunidos en un mismo ambiente y se cuenta con poco tiempo, considerar la posibilidad de una absolución general (cf. Nota de la Penitenciaría Apostólica sobre el Sacramento de la Penitencia en la actual situación de pandemia, 20.03.2020).

Para la Confirmación:

✅ Las celebraciones de Confirmación se deberán realizar en espacios abiertos y ventilados.
✅ El uso de las mascarillas y el distanciamiento social obligatorio de un (01) metro como mínimo.
✅ Evítese la celebración masiva que vaya en contra de las medidas sugeridas para la celebración de la Misa.
✅ Solo asistirán los padres y padrinos de quien será confirmado.
✅ En el momento de la crismación se puede utilizar un algodón o bastoncillo, como se ha indicado en el caso del Bautismo.
✅ Obsérvese la higiene de manos entre cada contacto, cuando haya varios confirmandos.

Para el Matrimonio:

✅ Los anillos, arras, etc., deberán ser manipulados exclusivamente por los contrayentes.
✅ El uso de las mascarillas y el distanciamiento de un (01) metro como mínimo es obligatorio.
✅ Manténganse la debida prudencia al momento de la firma de los contrayentes y de los testigos, así como en la entrega de la documentación correspondiente.
✅ La asistencia a la ceremonia será limitada a máximo un tercio del aforo.

Para la Unción de los enfermos:

✅ Se debe usar el rito breve y se usará algodón o bastoncillo (hisopo), el cual se incinerará inmediatamente terminada la celebración.
✅ Los sacerdotes que estén dentro del grupo de riesgo, no deben administrar este Sacramento.
✅ Para el caso de pacientes con Covid-19, las indicaciones de protección indicadas por las autoridades sanitarias son de cumplimiento obligatorio.

La Vicaría de la Pastoral Social y de la Dignidad Humana, Cáritas Lima, anunció todas las actividades que se realizarán durante la IV Jornada Mundial de los Pobres, que se llevará a cabo del 16 al 21 de noviembre.

Bajo el lema “Tiende tu mano al pobre”, Cáritas Lima invitó a participar de estos días con acciones de servicio y cuidado mutuo. En ese sentido, la jornada buscará propiciar el servicio solidario a favor de población vulnerable y en situación de pobreza, donde, reconociendo su dignidad, puedan atenderse algunas de sus necesidades motivando la fraternidad e inclusión de todos y todas.

Durante la semana se realizarán dos conversatorios; el primero, acerca de la importancia de la organización comunitaria en el contexto de la Pandemia y; el segundo, en relación a las experiencias solidarias desplegadas por las hermanas religiosas a lo largo de estos meses.

También, se ha previsto la entrega de donaciones a ollas comunes, a través de las parroquias, y el desarrollo de campañas de donación de sangre a favor del Instituto Nacional de Salud del Niño y el Hospital Nacional Dos de mayo. Finalizando la semana, será transmitido por el Facebook de Cáritas Lima, la celebración de la Misa donde se presentarán las intenciones de la población en situación de vulnerabilidad y que más expuestos se encuentran dada la coyuntura actual del país.

La Cámara de Comercio de Lima (CCL) realizó la entrega de 125 mil mascarillas a Cáritas Lima, las cuales serán distribuidas a población vulnerable de la jurisdicción de la Diócesis de Lima, a través de sus parroquias y congregaciones. Esta valiosa entrega, que tiene como fin la prevención de la propagación del Covid-19, llega a nuestro país gracias a Rosa Golpke, compatriota peruana que reside en Singapur.
Esta acción forma parte de la campaña “El Perú nos necesita unidos”, que la CCL lanzó el pasado agosto, de la cual también Cáritas Lima ha sido beneficiaria.

«La Vicaría de la Pastoral Social y de la Dignidad Humana recibirá y asegurará que la distribución llega a familias en situación de pobreza y pobreza extrema de los veinte distritos de la capital a los cuales brinda ayuda humanitaria», indica la nota de prensa compartida en el portal de noticias de Cáritas Lima.

Peter Anders, Presidente de la Cámara de Comercio de Lima, señaló: “Estas mascarillas donadas son básicas para afrontar la pandemia. Es parte de una alianza que se concreta con Cáritas Lima, institución a la que nos sumamos y, así ser parte de su gran esfuerzo humanitario. Seguiremos contribuyendo con su importante trabajo con los más necesitados”.

Cinthya Tello, Directora General de Cáritas Lima, añadió: “La alianza que realizamos con la Cámara de Comercio de Lima demuestra que solo unidos y, a través de diálogo, se encontrarán soluciones y, así, superar los problemas y brechas que aquejan a nuestro del país”.

La articulación entre organizaciones de diferente índole son una muestra de que unidos es posible afrontar momentos difíciles como el que vivimos actualmente, principalmente, dando la mano a quienes más nos necesitan.

La Iglesia de Lima recuerda al Cardenal Augusto Vargas Alzamora, que nació un día como hoy hace 98 años. Monseñor Alazamora fue un gran defensor de los derechos humanos y de las libertades cívicas, alzó siempre su voz en contra de la violencia terrorista de la época y abogó por la reconciliación de la familia cristiana.

Vargas Alzamora fue 31° Arzobispo de Lima y Primado del Perú. Nació en Lima el 9 de noviembre de 1922. Realizó sus estudios primarios y secundarios en el Colegio de la Inmaculada de la Compañía de Jesús en Lima, ingresando en 1939 con el premio de Excelencia de Honor, galardón máximo del plantel. El 9 de marzo de 1940 ingresó al noviciado San Estanislao de Kostka de la Compañía de Jesús, en Miraflores, haciendo sus primeros votos en 1942.

Para completar su formación humanística, viajó a Argentina y España. Comenzó sus estudios filosóficos (1946-1949), primero en la facultad de San Miguel, en Buenos Aires, y luego en la facultad de Filosofía y Teología de Chamartín de la Rosa en la ciudad de Madrid (1947). De vuelta a Lima, optó grado en educación, en la Universidad de San Marcos. Se trasladó a la ciudad de Arequipa, donde realizó su etapa de magisterio en el antiguo colegio de San José, entre los años 1949 y 1951.

En 1952, nuevamente viajó a España para realizar estudios teológicos en la Facultad de Teología de Granada. Recibió la ordenación sacerdotal en Madrid, el 15 de julio de 1955. Al regresar a su patria fue nombrado director espiritual y luego Rector del Colegio de la Inmaculada, el mismo donde estudiara en su infancia (1970-1975). En 1975 fue nombrado Delegado Provincial para las obras de educación de la Compañía de Jesús en Perú y fue también consejero provincial y maestro de novicios. Además, fue el primer director en el Perú de la obra «Fe y Alegría».

El Papa Pablo VI lo nombró Obispo Titular de Cissi y Vicario Apostólico de Jaén u Obispo del Vicariato Apostólico «San Francisco Javier» en Jaén, Perú, el 8 de junio de 1978; recibió la consagración episcopal por Carlo Furno, Arzobispo Titular de Abari, el 15 de agosto del mismo año.

En 1982 fue nombrado Secretario General del Episcopado Peruano. Juan Pablo II aceptó su renuncia al gobierno pastoral del Vicariato Apostólico de Jaén el 23 de agosto de 1985. El mismo Papa lo nombró Arzobispo Metropolitano de Lima y Primado del Perú el 30 de diciembre de 1989; tomó posesión de la sede el 26 de enero de 1990, reemplazando en el cargo al Cardenal Juan Landázuri Ricketts.

Entre sus logros podemos mencionar su participación en la VIII Asamblea Ordinaria del Sínodo Mundial de Obispos, que se llevó a cabo en la Ciudad del Vaticano del 28 al 30 de septiembre de 1990 y en la IV Asamblea General del Episcopado Latinoamericano en Santo Domingo, República Dominicana, del 12 al 28 de octubre de 1992. En febrero de 1993, fue nombrado Presidente «Ad Interim» de la Conferencia Episcopal Peruana para sustituir por un año a Mons. José Antonio Dammert Bellido, Obispo Emérito de Cajamarca y, del 2 al 29 de octubre de 1994 participó en la IX Asamblea Mundial del Sínodo de Obispos en la Ciudad del Vaticano.

En 1992 colocó una réplica de la Cruz del Baratillo en la Plaza del Baratillo en el Rímac (Jr.Paita) en homenaje a la predica que hacía todos los domingos a las 4 p.m en Venerable Francisco del Castillo.

Los restos del Cardenal Augusto Vargas Alzamora reposan en la cripta de los arzobispos de la Basílica Catedral de Lima.

Fue nombrado Cardenal de la Iglesia Católica por Juan Pablo II en el Consistorio del 26 de noviembre de 1994, con la sede titular de San Roberto Belarmino. Fue sucedido en esa Cátedra Cardenalicia por Jorge Mario Bergoglio, quien desde marzo de 2013 pasaría a ser Sumo Pontífice bajo el nombre de Francisco.

Asistió a la Asamblea Especial para América del Sínodo Mundial de Obispos que se realizó en la Ciudad del Vaticano, el 16 de diciembre de 1997.

Monseñor Vargas Alzamora murió la madrugada del 4 de septiembre del año 2000 a la edad de 77 años. Sus restos reposan en la cripta de los arzobispos de la Basílica Catedral de Lima.

«Les pido a todos su colaboración, aunque sea poquito, para que podamos juntarnos todos como hermanos, como ciudadanos, como creyentes y no creyentes, con la fuerza común que hace posible la vida», con estas palabras Monseñor Carlos Castillo, Arzobispo de Lima, nos convoca a unirnos como Iglesia para solidarizarnos con nuestros hermanos que más sufren a causa de la Pandemia.

Monseñor Castillo también resaltó las alianzas que se han establecido con entidades públicas como la Municipalidad de Lima y el Ministerio de Salud. El propósito de esta noble causa es implementar dos plantas de oxígeno medicinal, una para el Hospital Dos de Mayo y otra para el Hospital de la Solidaridad.

Hago un llamado a la fuerza común para que podamos apoyar esta campaña con toda nobleza y toda generosidad. La Iglesia tiene que ser signo de esperanza, y para eso se necesita convocar a todas las fuerzas que existen en la sociedad, suscitando con el espíritu que tenemos en la Iglesia, una conexión con todas las instituciones civiles, con todas las iniciativas de personas, inclusive no creyentes o de otras confesiones religiosas, para que la sociedad se dinamice en forma solidaria.

Para ser parte de la campaña «Dona un Aliento de Vida», puedes enviar tus donaciones a cualquiera de las siguientes cuentas bancarias:

BBVA CONTINENTAL SOLES
Cuenta Corriente: 0011-0661-0100078524-64
CCI: 011-661-000100078524-64

BAN BIF SOLES
Cuenta Corriente: 00-700-0670-428
CCI: 038-100-107000670428-44

SCOTIABANK DÓLARES
Cuenta Corriente: 000-2472478
CCI: 009-010-000002472478-03

BCP SOLES
Cuenta Corriente: 191-8750411-0-88
CCI: 002-191-008750411088-50

BCP DÓLARES
Cuenta Corriente: 191-8747980-1-42
CCI: 002-191-008747980142-52

YAPE
932411126

TUNKY
932411126

La noche del domingo 1 de noviembre quedará grabada en el corazón y la memoria de todos los peruanos, creyentes y no creyentes, que se unieron a través de la Misa Televisada por el Día de Todos los Santos para honrar a nuestros muertos por el Covid-19. Estos son los avisos parroquiales de la semana:

Al promediar las 7 de la noche, la Plaza Mayor de Lima se mostró sin fieles y revestida de velas, al mismo tiempo que las campanas de la Catedral de Lima resonaban para dar inicio a la histórica Misa, con la participación de Monseñor Norberto Strotmann; Monseñor Robert Prevost, el Padre Amadeo Raymi (en representación de Monseñor Carlos García); Monseñor Lino Panizza; y los Obispos Auxiliares, Monseñor Arturo Colgan, Monseñor Ricardo Rodríguez y Monseñor Guillermo Elías.

Durante la Celebración Eucarística, La Plaza Mayor de Lima se mostró sin fieles, revestida de velas, mientras se proyectaban miles de fotografías de nuestros compatriotas que perdieron la batalla contra el coronavirus.

“Hemos pasado meses en que hemos llorado, en que hemos sufrido, pero el Señor nos vuelve a decir que hay razones para sentirnos consolados, hay motivos para que, en medio del hambre y la sed de justicia que tenemos, quedemos saciados”, reflexionó Monseñor Carlos Castillo.

Asimismo, el Arzobispo de Lima señaló que en la Fiesta de Todos los Santos hemos querido celebrar a nuestros difuntos, especialmente a aquellos “que nos ha dolido no poder enterrar, los difuntos que han sufrido la Pandemia y por quienes todos sufrimos”. Pero también están aquellos que han acompañado a nuestros enfermos, a curar sus heridas y enjugar sus lágrimas: “a ellos también queremos celebrar”, añadió.

Monseñor Carlos Castillo indicó que nuestro país requiere de dos experiencias fundamentales: solidarizarnos con el sufrimiento y saber vivir el sufrimiento con esperanza.

En otro momento, Monseñor Castillo elevó una oración por todos los peruanos que han muerto a causa del Covid-19 y pidió un minuto de silencio: “Padre Bueno, te encomendamos toda nuestra sociedad y nuestros difuntos. Te damos gracias porque la fuerza de tu amor nos inunda y empezamos a ser un pueblo bajo un solo pastor, Jesucristo nuestro Señor”, expresó.

Antes de culminar la Celebración Eucarística, todos los obispos presentes bendijeron con agua bendita e incienso las más de 10 mil fotografías que se proyectaron en la fachada de la Catedral de Lima.

En este marco de reflexión y solemnidad se llevó a cabo la histórica Misa en memoria de todos los fallecidos por Covid- 19, con la participación de la comunidad quechuahablante y shipiba, quienes cantaron y leyeron en sus idiomas nativos.

Todos los jueves un nuevo episodio de “Avisos Parroquiales”.

“Avisos Parroquiales” es un microprograma de la Oficina de Prensa del Arzobispado de Lima. Cada jueves se estrenará un nuevo episodio, a través de nuestro canal de Youtube y página de Facebook.

Si deseas contarnos las acciones de solidaridad de tu Parroquia, puedes escribirnos vía email a: prensa@arzobispadodelima.org

¡Nos vemos hasta la próxima semana!

La Vicaría de la Pastoral Social y de la Dignidad Humana, Cáritas Lima, compartió el lanzamiento de la canción «Â¡Lo vamos a lograr!», tema oficial de la campaña ‘Dona un Aliento de Vida’, iniciativa que tiene como principal objetivo implementar dos plantas de oxígeno medicinal para el Hospital Dos de Mayo y el Hospital de la Solidaridad.

‘Dona un Aliento de Vida’ se realiza en el marco de ‘Respira Perú, ahora’, como una acción solidaria de la Arquidiócesis de Lima para trabajar en favor de los más vulnerables de nuestra ciudad. En este contexto, nuestro primer objetivo es prevenir el desabastecimiento de oxígeno en la ciudad, realidad que sólo será posible con la colaboración de todos.

Es por eso que el tema «Â¡Lo vamos a lograr!» que interpreta el joven cantante de rap, Diego Verano (más conocido como Diego MC), es un llamado a todos los jóvenes de nuestra Arquidiócesis a vivir en solidaridad y hermandad.

«A mí me parece muy importante apoyar a los demás de alguna manera, yo lo hago a través de mi arte. Invito a que más jóvenes, como yo, nos unamos en solidaridad porque hay miles que nos necesitan», declaró Diego Verano para el portal de noticias de Cáritas Lima.

¡Lo vamos a lograr! (Letra)

Una pandemia mundial nos acaba de atacar,
y eso creo que es fatal,
porque hasta ahora creo que hay gente llorando por un familiar.
Y bueno, hay gente que no tuvo motivo ni opción,
que necesita de nuestra ayuda, de oxígeno, de un balón.
Es en ese momento cuando nos unimos como una nación,
más de 30 millones de peruanos latiendo bajo un mismo corazón.
¡Lo vamo a lograr! ¡Lo vamos a lograr!
Tres millones vamos a recaudar,
y así muchas vidas vamos a salvar.

La realización del videoclip fue posible gracias a Rodrigo Lizarzaburu, productor musical; la compañía Akashic Perú; y Canal HN, responsable de la edición.

Cómo donar a la campaña «Dona un Aliento de Vida»

A continuación compartimos las principales cuentas bancarias para depositar tus donaciones a la campaña «Dona un Aliento de Vida»:

Sobre Diego Verano.

Diego Verano, conocido en el mundo del free style como Diego Mc, es el creador e intérprete del tema «Â¡Lo vamos a lograr!». Diego es un joven luchador de ‘El Porvenir’ (La Victoria), estudiante universitario y tiene una importante carrera. Él ha sido sub campeón de la Batalla de Rap del “Pura Calle, 2020” (auspiciado por Red Bull).

Central telefónica
(511)2037700