Category

Arzobispo de Lima

Category

En la tarde del √ļltimo viernes, la Pastoral Juvenil de la Arquidi√≥cesis de Lima se uni√≥ en oraci√≥n por el alma de nuestro querido amigo Jorge ‘Koky’ Ram√≠rez, en una Eucarist√≠a presidida por Monse√Īor Carlos Castillo, concelebrada por el Padre V√≠ctor Ch√°vez y el Padre Julio Acurio. «√Čl fue el hilo conductor que hil√≥ a todas las generaciones», se√Īal√≥ el Arzobispo de Lima en su homil√≠a.

Fotos de: Anahi Salazar.

El pasado jueves 27 enero, nuestro hermano Jorge Ram√≠rez Ch√°vez, Director del Instituto para el Desarrollo de las Juventudes (IPADEJ), parti√≥ al Padre de manera repentina, dejando un profundo dolor en nuestra comunidad arquidiocesana, especialmente en los j√≥venes de Lima, con quienes trabaj√≥ codo a codo en los √ļltimos a√Īos.

En ese sentido, Monse√Īor Castillo destac√≥ el largo e incansable trabajo desarrollado por Koky, conocido por su cercan√≠a a los procesos de la Pastoral Juvenil en el Per√ļ: «Jorge fue un profeta laico que supo anunciar el Evangelio con su vida, entre la gente sencilla y siempre junto a los j√≥venes. Yo lo conoc√≠ en los a√Īos 90, cuando entr√≥ a formar parte de la organizaci√≥n de la Comisi√≥n Nacional de Juventud, en √©poca del Cardenal Vargas Alzamora», record√≥ el prelado.

El Arzobispo de Lima resalt√≥ la pedagog√≠a y el carisma de Jorge Ram√≠rez, quien en vida se caracteriz√≥ por su amplia experiencia para comunicar y organizar a los j√≥venes para ayudarlos en el camino de su encuentro con Dios: «Si hay algo que Koky ha podido centrar en su vida, ha sido la generosidad, la gratuidad con que hac√≠a las cosas. √Čl ten√≠a toda esa habilidad para poder hacer del IPADEJ un servicio h√°bil, a la altura de la experiencia de los j√≥venes. Koky ayud√≥ a generar una actitud de responsabilidad para con los j√≥venes, para que, luego ellos mismos fueran responsables entre s√≠», indic√≥.

Gracias querido Koky por la gratuidad, perseverancia y dedicaci√≥n que tuviste con los j√≥venes, haci√©ndolos crecer como sujetos, sin tratarlos como objetos, comprendiendo lo que son, acompa√Īando sus conflictos m√°s complejos y dif√≠ciles.

En otro momento, Monse√Īor Carlos hizo un llamado a imitar dos aspectos fundamentales que marcaron la vida de Jorge Ram√≠rez: El primero: ayudar a levantar pedag√≥gicamente a los j√≥venes, acompa√Ī√°ndolos, con paciencia y ternura en sus procesos. El segundo: a ser constantes en el trabajo con los j√≥venes, siendo ap√≥stoles y anunciadores del Evangelio.

Al t√©rmino de su homil√≠a, el Arzobispo Castillo agradeci√≥ a Dios por la vida y el testimonio de servicio de Koky Ram√≠rez hacia los j√≥venes: «Quisiera dar gracias a Dios por el paso de Koky en nuestras vidas. √Čl fue el hilo conductor que hil√≥ a todas las generaciones. Y como dir√≠a un gran pensador de nuestro pa√≠s, Koky ha muerto como un gaje del oficio, es decir, en su trabajo, haciendo su tarea y enferm√°ndose como parte del sufrimiento de todo nuestro pueblo», remarc√≥.

Central telefónica
(511)2037700